Facebook Twitter RSS Reset

Windows 10 se comporta como un troyano

No sólo envía publicidades a los escritorios de las PC, también se instala compulsivamente, aún cuando los usuarios intentan cancelar la operación. Microsoft se vio obligado a dar marcha atrás en este comportamiento de su sistema operativo debido a las múltiples quejas de sus cada vez menos usuarios.

Windows 10 se comporta como un troyano

Las quejas de los usuarios han obligado a Microsoft a tomar la determinación de que Windows 10 no se instalará automáticamente en las computadoras sin la autorización de los usuarios. Sucede que, literalmente, Windows 10 estaba teniendo el comportamiento de un troyano, es decir, un software malicioso que se autoinstala en el sistema y envía, entre otras cosas, publicidad.

El sistema Windows 10 ha sido blanco de numerosas críticas por parte de los cada vez menos usuarios que conservan el sistema operativo de Microsoft. En este caso, la polémica empezó con la aparición en las versiones de Windows 7 y 8 de una ventana con el mensaje “Windows 10 es una actualización recomendada para este ordenador”. Lo realmente sorprendente fue que al intentar cerrar la ventana con ese anuncio, Windows 10 comenzaba a instalarse automaticamente.

Es decir, Microsoft no solo intentaba que sus usuarios (ya de por sí bastante cautivos) mantuvieran su sistema Windows en sus terminales, sino que además usaba métodos directamente truculentos para que el usuario obtuviera la actualización aún cuando no le interesaba.

Sumada esa situación a que Windows 10 incluye publicidades en algunos sectores de su pantalla, no han sido pocos los que en la red compararon al sistema de Windows con un troyano.

Frente a las masivas quejas, este miércoles la compañía de Redmond se vió obligada a dar marcha atrás con el engaño y anunció que desde ahora los usuarios tendrán “una oportunidad adicional para cancelar la actualización o reprogramarla”. “Hemos añadido otra notificación que confirma el momento de la actualización programada. Si el cliente desea continuar con su actualización a la hora designada, puede hacer clic en ‘Aceptar’. En caso contrario puede cerrar las notificaciones” añadió Microsoft. Antes de implementar esa medida, lo de Microsoft era directamente una estafa.

Y es que la actualización se activaba automáticamente debido a la configuración que permite aceptar las actualizaciones recomendadas automáticamente por motivos de seguridad.

Brad Chacos, editor de la web especializada PC World, describió esta instalación automática como un “truco sucio”.

“Usar estos trucos sucios sólo frustra a los usuarios más antiguos de Windows que tienen razones muy válidas para mantenerse con un sistema operativo que ya conocen y aman”, destacó el profesional.

Por su parte el gigante de la tecnología añadió que “con la oferta de actualización gratuita de Windows 10, que termina el 29 de julio, trataba de contribuir a que las personas actualizasen a la mejor versión” del sistema operativo, detallan desde BBC Mundo.

No comments yet.

Leave a Comment