Facebook Twitter RSS Reset

Vladimir Putin el hombre que le devolvió la dignidad a RUSIA



Vladímir Putin nació el 7 de octubre de 1952 en Leningrado, RSFSR, URSS (ahora San Petersburgo, Federación Rusa), en el seno de una familia soviética, hijo de Vladímir Spiridónovich Putin (1911-1999), un antiguo oficial de la Marina Soviética, y María Ivánovna Pútina (1911–1998), trabajadora de una fábrica.2 Sus dos hermanos mayores, nacidos en la década de los años 1930, fallecieron; el primero a los pocos meses de nacer, y el segundo de difteria durante el Asedio de Leningrado.

Estudió en la Escuela Nº 193, ubicada al frente de su residencia, en el callejón Báskov, y allí comienza a practicar judo y sambo. En 1970 ingresa en la Facultad de Derecho de la Universidad Estatal de Leningrado, de donde egresa con honores en 1975 con una tesis acerca de la política de Estados Unidos en África.

Vladimir Putin el hombre que le devolvió la dignidad a RUSIA
Vladimir Putin el hombre que le devolvió la dignidad a RUSIA
Vladimir Putin el hombre que le devolvió la dignidad a RUSIA
Vladimir Putin el hombre que le devolvió la dignidad a RUSIA

Al final de su carrera universitaria, fue reclutado por la KGB y después de graduarse, enviado a su Escuela 401, localizada en el barrio peterburgués de Ojta, donde ese mismo año de 1975 terminó unos cursos para agentes operativos y obtuvo el grado de oficial (teniente de Justicia). Trabajó en el contraespionaje en la filial leningradense del KGB y en 1979 hizo en Moscú un curso de capacitación de seis meses, tras lo cual regresó a su ciudad natal. Cinco años más tarde, ya con el grado de mayor de Justicia, retornó a la capital rusa, esta vez para estudiar durante un año —con el apellido falso de Plátov— en el Instituto Andrópov del KGB (hoy, Academia de Espionaje).

En 1985, el año en que terminó sus estudios en la Academia de Espionaje, fue enviado a República Democrática Alemana, donde sirvió en Dresde, pero tras la Caída del Muro de Berlín, y el comienzo de la Reunificación Alemana, fue llamado de regreso a la Unión Soviética y destinado a su alma máter como asesor de asuntos exteriores del rector, Stanislav Merkúriev. Fue este quien lo contactó con Sobchak, quien se convertiría en su mentor político.

Vladimir Putin el hombre que le devolvió la dignidad a RUSIA
Vladimir Putin el hombre que le devolvió la dignidad a RUSIA
Vladimir Putin el hombre que le devolvió la dignidad a RUSIA
Vladimir Putin el hombre que le devolvió la dignidad a RUSIA
Vladimir Putin el hombre que le devolvió la dignidad a RUSIA

Putin se ganó pronto la confianza de Sobchak y cuando este ganó, el 12 de junio de 1991, las elecciones a alcalde, lo nombró presidente del Comité de Relaciones Exteriores de San Petersburgo. Su papel consistía principalmente en atraer inversores y desarrollar la colaboración con los socios extranjeros.16 A partir de 1993, Sobchak comenzó a dejar a cargo de la alcaldía a Putin cuando viajaba al extranjero y en marzo de 1994 lo nombró vicealcalde primero.

Fue en el desempeño de estas tareas municipales cuando Vladímir Putin entró en contacto con Anatoli Chubáis, padre de las privatizaciones y responsable de la economía rusa. Tanto este como Sobchak fueron claves en el paso de Putin del nivel regional al nacional.

En 1995 pasó a encabezar la filial regional del hoy desaparecido partido Nuestra Casa es Rusia, que lideraba el entonces primer ministro Víktor Chernomyrdin. Dirigió la campaña para la reelección a la alcaldía de San Petersburgo de Sobchak, pero después de la derrota de este se negó a continuar con el nuevo alcalde, dimitió de sus cargos y se mudó a Moscú, a la administración presidencial.Derrotado Sobchak, Putin fue nombrado en agosto de 1996, vicedirector del departamento de Gestión de Bienes de la Administración del presidente Borís Yeltsin. Su carrera en Moscú fue meteórica: en marzo del año siguiente ya es vicejefe de la Administración-jefe del departamento de Control y, a partir de mayo de 1998, vicejefe primero de la Administración, responsable de las regiones.

En julio de 1998 es designado director del Servicio Federal de Seguridad (FSB, sucesor del KGB), puesto que a partir de marzo del año siguiente ocupa simultáneamente con el de secretario del Consejo de Seguridad Nacional.

Vladimir Putin el hombre que le devolvió la dignidad a RUSIA
Vladimir Putin el hombre que le devolvió la dignidad a RUSIA

En 1999 fue Secretario del Consejo de Seguridad de la Federación de Rusia (compaginó este cargo con el de director del FSB). En Agosto de 1999: Primer ministro de Rusia.

El 31 de diciembre de 1999: Presidente interino de la Federación de Rusia. En el 2000 salio Victorioso en las elecciones presidenciales en la primera vuelta con un 52,94% de los votos. En el 2004: Reelección para un segundo mandato presidencial tras ganar en la primera vuelta con el 71% de los votos.

2008: Primer ministro de Rusia.

El 8 de mayo de 2008, la Duma Estatal ratificó el nombramiento de Putin como primer ministro: 392 diputados votaron a favor y 56 lo hicieron en contra. Borís Gryzlov, presidente de la cámara baja, anunció que había sido una «votación récord» y que «nunca antes un presidente del Gobierno obtuvo tal respaldo».24 De los cuatro partidos con representación en la Duma, solo los comunistas votaron en contra.

Con Medvédev como presidente, la jefatura del Gobierno adquirió más poderes que de costumbre, y aunque formalmente era este el que ostentaba el cargo máximo de la nación, nadie dudaba que el hombre fuerte seguía siendo Putin. Esto significaba que Medvédev no podría hacer nada que no contara con la venia de Putin. Como se vería al final, Medvédev desempeñó a la perfección el papel para el que Putin él había elegido: guardarle el sillón presidencial hasta que él pudiera volver a ocuparlo. Putin, en realidad, podría haber seguido en el Kremlin, de haberlo deseado: muchos le instaban a que lo hiciera y que para ello reformara la Constitución, lo que no representaba problema alguno, ya que Rusia Unida tenía la mayoría absoluta en el Parlamento. Pero él prefirió cumplir las formalidades democráticas, no reformar la ley fundamental y poner a un hombre de su confianza que le garantizara la vuelta a la jefatura del Estado.

Comenzó así el periodo que se conoce como la bicefalia ejecutiva de Medvédev-Putin. Y el primer problema que debieron enfrentar fue la llegada a Rusia de la crisis mundial. Gracias al fondo de estabilización creado con las superganancias generadas por la venta de gas y petróleo y a la aplicación de políticas correctas, lograron evitar que la crisis golpeara fuertemente a la población y con ello evitaron el peligro de una explosión social. El Gobierno no permitió la quiebra de los bancos, y de la noche a la mañana, las entidades financieras con problemas se vieron en manos de otros bancos estatales o controlados por el Estado. También se intervino en la Bolsa, y el Gobierno compró acciones de las principales empresas en peligro, que más tarde revendió con ganancias. Con todo, la caída de la economía fue grande, pero su recuperación, mucho más rápida que en otros países.

Vladimir Putin el hombre que le devolvió la dignidad a RUSIA
Vladimir Putin el hombre que le devolvió la dignidad a RUSIA
Vladimir Putin el hombre que le devolvió la dignidad a RUSIA

En el 2012 fue Elegido para la presidencia de la Federación de Rusia hasta el año 2018 tras obtener el 63,6% de los votos.El presidente ruso considera que los intereses estratégicos esenciales del pueblo estadounidense y del pueblo ruso son muy similares, pero critica las ambiciones imperialistas de EE.UU. y las decisiones de Washington que agravan el desequilibrio de poder en el mundo, desde la expansión de la OTAN hasta la crisis en Ucrania.

Desde su famoso discurso en la conferencia de seguridad de Múnich en 2007, el mandatario sostiene que la política de Washington y sus aliados occidentales contra Rusia y otros países “socava la estabilidad internacional”.

Putin ha advertido en reiteradas ocasiones que Rusia tiene una posición propia y no va a ceder ante las amenazas occidentales. “Algunos políticos occidentales ya nos están amenazando no solo con sanciones, sino también con la perspectiva del aumento de los problemas graves en el interior. Me gustaría saber qué es lo que tienen en mente exactamente: ¿la acción de una quinta columna —diferentes tipos de ‘traidores nacionales’— o están esperando ponernos en una situación social y económica cada vez peor con el fin de provocar el descontento público? Consideramos estas declaraciones irresponsables y claramente agresivas en su tono, y les daremos una respuesta acorde”, declaró el presidente ruso durante su discurso histórico sobre Crimea.

Vladimir Putin el hombre que le devolvió la dignidad a RUSIA
Vladimir Putin el hombre que le devolvió la dignidad a RUSIA

No comments yet.

Leave a Comment