Facebook Twitter RSS Reset

Visitar a tu amante en sueños

¿Es posible visitar a tu amante o a la persona que gusta en sueños? La respuesta es sí. Sí es posible, solo que no es algo sencillo.



Visitar a tu amante en sueños
Pero, con un poco de práctica podrás utilizar los sueños para visitar a la persona que te guste. Esto lo hacen todas las brujas y muchos videntes. Los maestros se desdoblan y están en varios lugares al mismo tiempo.

Los sueños se dividen en sueños comunes y en sueños que son producto de nuestra salida del cuerpo. Estos sueños son los que muchas veces recordamos como especiales. Para lograr visitar a alguien que tú quieres en sueños tienes que lograr dirigir la mente para que tu cuerpo astral viaje hacia donde tú quieres.

Visitar a tu amante en sueños
Los ejercicios para lograr esto son variados, y la mayoría necesitan de la supervisión de algún maestro. Pero tal vez, si te aplicas y tienes cierta suerte, puedas visitar a tu amante en sueños haciendo la práctica que te daremos a continuación.

Este ejercicio es la mayoría de las veces inocuo. No te hará mal ni correrás ningún riesgo, pero si tienes algún sueño extraño o que te cause miedo, no prosigas con esta práctica.

Visitar a tu amante en sueños
El método es sencillo y es algo que debes hacer antes de dormirte:

En la cama te sientas con las piernas cruzadas antes de conciliar el sueño y mentalizas el lugar dónde está la persona que amas o la que te gusta, el lugar al que quieres viajar.

Tienes que tener una imagen detallada de ese sitio. Una vez que tengas esa imagen en la mente debes poner la mano derecha sobre tu frente, cerrar los ojos y sentir que estás con tu cuerpo físico en ese lugar.

Visitar a tu amante en sueños
Respira varias veces profundamente con esa imagen. Luego debes imaginar que te trasladas allí, al hacerlo verás el lugar que anteriormente veías desde afuera como si realmente estuvieras dentro de la imagen. Habitualmente cuando imaginamos algo lo imaginamos desde afuera, ese es el primer paso, el segundo paso es imaginártelo desde dentro, tienes que imaginar que estás dentro de la habitación.

Visitar a tu amante en sueños
Luego tienes que acostarte boca arriba con esa imagen poniendo la mano a la altura del ombligo. Algunos atan una faja al ombligo para que éste esté apretado y ponen la mano dentro. También otra variante es tener una fotografía del lugar al que quieres ir para hacer la primer parte del ejercicio. Estas variantes son válidas. Tienes que insistir varias noches hasta que por fin lo logres. Debes acostumbrarte a dormir boca arriba.

Visitar a tu amante en sueños
Cuando te despiertes anota la experiencia que tuviste. Esto es muy importante.

Te dejamos aquí un primer paso para que puedas visitar a tu amante en sueños. Esperamos que lo logres.

Visitar a tu amante en sueños

No comments yet.

Leave a Comment