Facebook Twitter RSS Reset

Virtudes y vicios

VICIOS Y VIRTUDES

Virtudes y vicios
Era un día normal como el resto de los días en el país de los vicios y las virtudes, aquella tarde se decidió jugar al escondite…. ¿Quién cuenta?. Y la locura haciendo buen uso de su nombre y condición se apresuro a decir: Yo, yo me la quedo, o no, mejor no, bueno sí, grgrgrgr, yo me la quedo. Así que se aposto en un árbol y empezó a contar: 1, 9, 17, 32, pi, 4…

Virtudes y vicios
Enseguida todos los vicios y virtudes comenzaron a esconderse.

La pereza, tan vaga como siempre, se tumbó a pocos metros de donde estaba el árbol en el cual la locura seguía contando, y rápidamente se quedo dormida.

Virtudes y vicios
No a mucha distancia tampoco de allí, la gula se enredaba entre las ramas de un cerezo.

Virtudes y vicios
A todo esto el amor como siempre paso corriendo de la mano de la duda, sin saber muy bien hacia donde dirigirse, finalmente la indecisión asalto a la duda que no sabía si meterse entre unas piedras o en una zanja cercana, para cuando por fin se decidió por las piedras, el amor ya se había escondido en el interior de un rosal por el que se había visto fuertemente atraído, y tras esquivar como pudo las molestas espinas encontró un bonito escondrijo rodeado de rosas rojas.

Así poco a poco todos los vicios y virtudes se fueron escondiendo como podían, hasta que no quedó ninguno por ocultar.

Virtudes y vicios
…9,b,100..Alla voy! dijo la locura….Enseguida encontró a la pereza que estaba en el suelo completamente dormida.

Psssss! Locura..La mentira esta ahí justo detrás de ti, susurro la envidia asomando la cabeza Mentira! Grito la mentira. Es totalmente cierto. dijo la sinceridad, que en ese acto de sinceridad se acababa de descubrir. Entre todo esto, la gula ya había terminado con todas las cerezas que la ocultaban en el árbol que había elegido para ello, y aquel cerezo que había parecido un buen escondite, se convertía ahora en un perfecto mostrador en el cual la locura no tardo en encontrar.

Por la gula, por la envidia, por la mentira!…Iba diciendo la locura.

Virtudes y vicios
Poco a poco todos los vicios y virtudes iban apareciendo por aquí y por allá. Menos el amor, no encontraban al amor por ninguna parte. Hasta que finalmente, la sinceridad habló : Se ha metido allí , entre aquel rosal. A ver, tu, duda, que siempre vas con el amor a todos lados.

Virtudes y vicios
¿ Está aquí en este rosal?. Pues no se la verdad, puede que si, pero no estoy seguro, creo que si, pero puede que no………

Así que la locura, que esta loca pero no es tonta, agarro un palo para no pincharse y empezó a rebuscar entre el rosal removiendo el palo hacia uno y otro lado…De repente se oyó un auuuuuuuch y de por entre las espinas de aquel rosal apareció la figura del amor con las cuencas de los ojos bañadas en sangre.

Virtudes y vicios
Maldita sea locura! ¿Has visto lo que has hecho?, me has sacado los ojos! Grito espantado el amor. Un terrible silencio invadió en aquel momento el país de los vicios y las virtudes….Bueno…..dijo el amor mas calmado no te puedo culpar por esto, todos saben que no estas bien, además sabes que quiero a todos por encima de cualquier cosa, incluso por encima de mi.. pero locura, tengo de pedirte un favor, a partir de ahora necesitare alguien que me guíe a todas partes……¿Vendrás tu conmigo? A la locura le pareció justo y acepto gustosa la propuesta.

Virtudes y vicios
Es por esto que el amor es ciego y va siempre acompañado de la locura.

No comments yet.

Leave a Comment