Facebook Twitter RSS Reset

video exclusivo: la conexión entre Aníbal F. y un acusado

Video exclusivo | La conexión entre Aníbal F. y un acusado del triple crimen

El expolicía José Salerno, socio de Ferrón, involucró a la secretaria del exministro K. La llamada que salpica a Randazzo.

A cinco años del triple crimen de General Rodríguez, Perfil.com publica por primera vez el video de la declaración del expolicía José Salerno, que vinculó al actual senador del FpV y exjefe de Gabinete Aníbal Fernández con el triple crimen de General Rodríguez, ocurrido el 13 agosto de 2008.

José Luis Salerno es un expolicía bonaerense y socio de una de las víctimas del caso, Damián Ferrón. El exagente está sospechado de haber integrado droguerías ligadas al negocio a la efedrina y el narcotráfico, que provocaron un escándalo en el interior del kirchnerismo, ante las sospechas de que parte del dinero generado por la venta del fármaco habría sido destinado a la campaña política de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

El juicio por el triple crimen finalizó en diciembre de 2012. En agosto de este año, Diario PERFIL reveló en forma exclusiva la declaración de Salerno.

Relato. En su declaración judicial, Salerno recordó una reunión mantenida con el supuesto autor intelectual del homicidio, Esteban Pérez Corradi, en el microcentro porteño en marzo de 2008, en el que el prófugo “sacó de un saco una pistola 9 milímetros” frente al exsocio de Ferrón.

Según la declaración inédita, el cerebro del triple asesinato le confirmó al expolicía que tenía vínculos con “la Policía Federal, Gendarmería y la exSIDE”. Salerno declaró que el prófugo “le dio a entender” que Bina, Forza y Ferrón “le estaban cagando” a Corradi el negocio de la efedrina y que “iba a hacer algo al respecto y los iba a boletear”.

“Los que manejaban esa estructura era alguien estaba más arriba que Pérez Corradi (…) Hablando jerárquicamente, yo interpreté que él tenía jefes de la Policía, Gendarmería y el Gobierno. El me dijo que participaba gente del Gobierno (…)”, señaló a los jueces Salerno sobre la conversación que tuvo con Pérez Corradi.

Al final el proceso, el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 2 de Mercedes condenó a prisión perpetua a los hermanos Víctor y Marcelo Schillaci, y a los hermanos Cristian (37) y Martín Lanatta (38) como autores materiales de la masacre.Esteban Pérez Corradi, acusado como autor ‘intelectual’, está prófugo de la Justicia.

La secretaria de Aníbal. Salerno, socio de Ferrón en la droguería Fharmaz Group y acusado de participar en el negocio de la efedrina, declaró en el juicio oral el 21 de septiembre de 2012 en los tribunales de Mercedes. El exoficial de la Bonaerense es el único del grupo que quedó con vida.

Salerno testificó que iban a matar a Forza, Ferrón y Bina porque “estaban cagando” el negocio de la efedrina. “Cuando pasa todo esto, al día siguiente me llama a la farmacia la secretaria de Aníbal Fernández. Fue un día o dos días después de que desaparecieran los chicos”, declaró Salerno ante la Justicia.

“Yo no estaba, atendieron por mí y dijeron que el señor Aníbal Fernández quería hablar conmigo, y que se iba a volver a comunicar. Supe que era cierto porque en la indagatoria que tuve en el juzgado federal de Campana me preguntaron qué había hablado yo con el teléfono privado del señor Fernández”, aclaró ante una pregunta del Tribunal.

Salerno se refería al registro de llamados que consta en la causa por la ruta de la efedrina, entonces a cargo del juez destituido Federico Faggionato Márquez.

Diario PERFIL reveló hace dos semanas que en el expediente del triple crimen también se registró en una escucha telefónica el llamado de una mujer que se presentó como empleada de Presidencia de la Nación y llamó a la droguería de Salerno, supuestamente de parte de Florencio Randazzo, el 14 de agosto. La mujer preguntó “por una doctora de nombre Carla Iori –la abogada de Ferrón– o un masculino de nombre Salerno con quien quiere contactarse de manera inmediata o de no ser posible con la abogada”.

Voceros del ministro de Interior y Transporte aseguraron a PERFIL que “nadie que trabaje o haya trabajado con Randazzo llamó a esa farmacia o a ese hombre”.

Teléfono. En la causa por el triple asesinato consta que un teléfono Nextel a nombre de Aníbal Domingo Fernández mantuvo 25 comunicaciones con el de otro quilmeño: Alejandro Giancristóforo, entonces funcionario del Renar (Registro Nacional de Armas), que dependía del ministerio del actual senador y estaba a cargo de Andrés Meiszner, uno de los principales colaboradores de Fernández.

Ese mismo teléfono de Giancristóforo mantuvo 668 comunicaciones con el teléfono de Martín Lanatta, sentenciado a prisión perpetua por los crímenes de Forza, Ferrón y Bina. Las conversaciones registradas entre Lanatta y Giancristóforo ocurrieron entre enero y junio de 2008, dos meses antes del triple crimen.

video exclusivo: la conexión entre Aníbal F. y un acusado



el video en la fuente

No comments yet.

Leave a Comment