Facebook Twitter RSS Reset

¿Usas tu Smartphone antes de dormir? NO lo hagas

¿Usas tu Smartphone antes de dormir? NO lo hagasGIF

Distracciones para “conciliar” el suelo

¿Usas tu Smartphone antes de dormir? NO lo hagas

Normalmente atendemos mensajes de Whatsapp, correos o simplemente disfrutamos de vídeos un momento antes de irnos a dormir, en la comodidad de nuestra cama o sofá tras una intensa jornada diaria.

Lo que la gran mayoría de usuarios puede ver como un gesto inocente, se ha demostrado que, en exceso, puede ser perjudicial para la salud, incluso a largo plazo y con consecuencias realmente negativas. Recuerden, nada en exceso acaba siendo positivo.

Hasta hace unos años el televisor era la principal causa de retraso del sueño en la gran mayoría de usuarios, pero ahora, al contar con smartphones, tablets e incluso lectores electrónicos de libros, la gran cantidad de información que podemos tener al alcance de nuestras manos también influye en ese retraso.

¿Usas tu Smartphone antes de dormir? NO lo hagas

La melatonina, la gran responsable del retraso del sueño

¿Usas tu Smartphone antes de dormir? NO lo hagas

Más de un usuario habrá comprobado que, en ciertos momentos, tras usar su smartphone en la cama momentos antes de dormir, su capacidad de conciliar el sueño se ha visto muy reducida. No es un caso aislado, tiene su razón científica.

La melatonina es una hormona que se segrega en la denominada glándula pineal, dentro de nuestro cerebro. Esta hormona regula el ritmo circadiano diario. En animales diurnos (los humanos) la concentración de la melatonina aumenta en ausencia de luz, es decir, nos facilita el sueño. Durante el día pasa lo contrario, se reduce.

¿Usas tu Smartphone antes de dormir? NO lo hagas

En la retina de nuestros ojos contamos con un fotopigmento denominado melanopsina, que afecta directamente al nivel de melatonina teniendo en cuenta la luz que vemos en el exterior. El pico de sensibilidad más alto de melanopsina se produce entre los 460 y 484 nm del espectro visible, es decir entre la luz violeta y azul.

Resumiendo: si recibimos una gran cantidad de luz azul o violeta, el melanopsina indicará que el nivel de melatonina debe reducirse, provocando la pérdida de sueño. ¿Dónde está el problema con los smartphones o tablets?

Pues el problema reside, precisamente, en que la gran mayoría de las pantallas emiten luz azul, algo que nos puede provocar llegar a perder incluso horas de sueño acumuladas por culpa del uso continuo y sin medida del smartphone en la cama.

Además de este problema relacionado con la melatonina, el uso del smartphone en la cama, por los mismos motivos, retrasa la entrada en fase REM e hiperexcita el cerebro y nos hace propensos a estar pendientes de destellos, vibraciones, o sonidos que nos hagan estar pendientes del dispositivo.