Facebook Twitter RSS Reset

Una Verdad sobre la Eyaculación femenina

Una verdad acerca de la eyaculación femenina

Mucho se ha escuchado, hablado, leído, en algunos films nos muestran que al igual que los hombres las mujeres pueden eyacular. Pero ¿qué tan cierto es esta afirmación? Es verdad que muchas mujeres buscan con ansias llegar a ella, que otras tantas lo evitan. Produce mucha curiosidad el tema, quizás mucho morbo y por qué no mucho rechazo en algunas sociedades machistas. Algunas personas pueden creer que es solo un invento pues lo que no se ve no se siente y en realidad es un tabú el hecho de la eyaculación femenina, pero hoy en día cobra cada vez más fuerza y se hace necesario saber más del tema.

Una Verdad sobre la Eyaculación femenina
Al estimular la cara anterior a la vagina se causa una fuerte irritación a las glándulas contenidas en la esponja uretral, lo que causan una leve hinchazón que después de mucha excitación empieza la segregación de este líquido prostático a través de la uretra, la cantidad y aspecto de este líquido varía dependiendo de cada mujer, en ocasiones puede ser un líquido blanquecino, y muchas veces casi transparente, y las cantidades van desde una cucharada hasta un vaso 11 onzas; la fuerza de la expulsión dependerá del tono de la musculatura pélvica y los esfínteres uretrales.

Eyaculación no es orgasmo

El proceso de orgasmo y el de eyaculación en el hombre va casi siempre de la mano pero en la mujer es totalmente independiente.

Una Verdad sobre la Eyaculación femenina

El punto G es difícil de estimular si la mujer no está muy excitada, cuando la excitación sexual es alta se percibe una zona rugosa en la pared anterior de la vagina. Si se presiona repetidamente se irritan las glándulas de Skene y se puede expulsar el líquido eyaculatorio. La sensación de la estimulación del punto G puede ser muy agradable y conducir al orgasmo pero es independiente de la eyaculación.

Durante el orgasmo, el flujo vaginal se espesa y se hace más abundante pero no debe confundirse con la eyaculación. El liquido eyaculatorio femenino se expulsa por la uretra.

Aunque eyacular no es una sensación placentera de por sí, la eyaculación y el orgasmo si suele coincidir en el tiempo y además se facilita la expulsión del líquido por las contracciones orgásmicas.

Una Verdad sobre la Eyaculación femenina
Una explicación a la sensación de “ganas de orinar”

En algunas posturas coitales, la estimulación del punto G con el pene es muy directa.

Es muy frecuente que en estas posiciones el pene presione la esponja uretral y la mujer sienta una sensación de orina inminente. Esto es normal porque al fin y al cabo estamos estimulando una zona que solo se ve alterada cuando vamos a hacer pis.

Lo que suele ocurrir en esos casos es que la mujer se siente tan incómoda que para o cambia de postura. Si continúa es probable que eyacule, pero este fenómeno también puede ser confundido con orina con la consiguiente vergüenza y frustración.

En busca de la eyaculación femenina

Aunque el tema no está muy extensamente investigado, es conocido que no todas las mujeres eyaculan. Esto puede ser porque la cantidad de glándulas de Skene varían con cada mujer pero también es frecuente inhibir la eyaculación por ese miedo a orinarse. En esos casos se envía el líquido hacía la vejiga y más tarde se expulsa con la orina. Es decir, que esas mujeres si eyaculan pero no hacia fuera.

Otras mujeres eyaculan fácilmente y en grandes cantidades. Durante muchos años se ha confundido con incontinencia urinaria y no han sido pocas las mujeres que han pasado por quirófano por razones equivocadas. Antes de eso, y si es demasiado abundante, se puede colocar una toalla debajo o simplemente aceptar las reacciones de nuestro cuerpo y disfrutar de las relaciones sexuales.

La estimulación del punto G puede ser muy placentera y fuente de estupendos orgasmos y la sensación de eyacular también es distinta y agradable. Merece la pena conocer nuestro cuerpo y sus reacciones y aprendernos un poco más.

Una Verdad sobre la Eyaculación femenina

No comments yet.

Leave a Comment