Facebook Twitter RSS Reset

Una historia real. Poco difundida.

José Mujica Cordano, alias “Ulpiano”, “Facundo” y “Pepe”:

El 18 marzo de 1970 por la noche, el joven Policía Administrativo Cbo. José Villalba, estaba como habitual parroquiano en el Bar “La Vía” de la esquina de Av. Dr. Luis Alberto de Herrera y Monte Caseros. Él solía animar el lugar cantando, en esa oportunidad, reconoce como forasteros a un grupo de 4 individuos reunidos entre copas e identifica a uno de ellos a “Ulpiano”, como requerido por la Justicia por participante de secuestros y rapiñas.

Ante esa situación cumple con su deber ciudadano y policial de reportar a la Policía de su presencia en ese lugar, interviniendo Radio Patrulla donde los Terroristas se resisten provocando un intenso tiroteo resultando heridos un Sargento policial y el Tupamaro “Ulpiano”. Éste, con documentos falsos, es trasladado al Hospital Militar para curarle las heridas que le salvaron la vida.

Una historia real. Poco difundida.

El Terrorista “Ulpiano” era en realidad JOSÉ MUJICA, intergrante de la Dirección Subversiva responsable de numerosos delitos. Luego de recuperado, fue procesado por la JUSTICIA CIVIL como “Delincuente Común” por estos hechos.

El Cabo José Villalba de 31 años, oriundo de Mercedes, era hijo único, soltero y vivía con su madre en un apartamento de calle Echandía y Monte Caseros.

Una historia real. Poco difundida.

JOSÉ MUJICA era un terrorista Vengativo sin Códigos ni Ética. Enterado JOSÉ MUJICA de los detalles de su detención y a casi un año de ser apresado, ordena a un Comando Sedicioso EJECUTAR al Agente Villalba por haber delatado su presencia aquella noche en el Bar “La Vía”. Es así que en la noche del 10 de Enero 1971 un Grupo de Sediciosos esperan en un auto la llegada del funcionario a su domicilio para ejecutar la acción de ASESINATO ordenada por el “JEFE ULPIANO”, lo cual ocurre cuando Villalba arriba caminando a su domicilio y se disponía a ingresar al mismo, el Grupo Terrorista lo acribilla a balazos desde la oscuridad y por la espalda dejando panfletos reivindicando la acción en nombre del MLN-T y darse a la fuga.

Una historia real. Poco difundida.

Fuentes: “Agonía de una Democracia” Dr. J.M. Sanguinetti,

No comments yet.

Leave a Comment