Facebook Twitter RSS Reset

Una erección conservada en ámbar durante 99 millones de años

Un sorprendente fósil permite ver cómo era el amor en el Cretácico

Una erección conservada en ámbar durante 99 millones de años

Hay amores que duran toda la vida, pero de verdad, sin desfallecer. Hace 99 millones de años, una pareja de segadores, unos arácnidos bastante comunes, iban a entretenerse para perpetuar la especie cuando, por causas del destino, quedaron atrapados en ámbar. El fósil permite ver a estas criaturas en acción con sorprendente detalle, hasta el punto de que el macho tiene su pene totalmente extendido, en un raro ejemplo de cópula del Cretácico.

Los machos de los segadores tienen un pene retráctil que pasa la mayor parte del tiempo escondido en el interior de su cuerpo. Esto supone un problema para los científicos, ya que los órganos genitales les permiten diferenciar entre las especies. Por este motivo, el fósil es una oportunidad única para que los investigadores echen un vistazo sin censura.

El estudio, del que se hace eco la web de la revista Science, ha sido publicado por Naturwissenschaften. Sus autores describen el fósil y lo colocan en una nueva familia extinta de segadores, conclusión a la que han llegado en parte por ese pene inusual, que luce una punta en forma de espátula.

Además de un órgano destacable, el arácnido también tiene los ojos muy grandes. Casualidades de la naturaleza.

No comments yet.

Leave a Comment