Facebook Twitter RSS Reset

Un Instrumento Para Cambiar Tu Realidad

El lóbulo frontal como instrumento de transformación consciente

¿Qué papel desempeña el lóbulo frontal?.

La neurociencia ha podido determinar que el lóbulo frontal tiene funciones ejecutivas, entendiéndose como tal, a la capacidad de llevar a cabo acciones complejas como la toma de decisiones para adaptarnos a las circunstancias externas, o acallar áreas cerebrales vinculadas con las emociones.

Un Instrumento Para Cambiar Tu Realidad

La atención y la intención son dos recursos que tiene la mente consciente para crear la realidad. Con la atención se activa la energía del lóbulo frontal y con la intención se modifica la información para la transformación. En otras palabras, la parte del cerebro que se activa cuando voluntaria y conscientemente queremos cambiar, es el lóbulo frontal.

Es el área cerebral mediante el cual podemos modificar conductas programadas hereditarias o moldeadas por las circunstancias, y mejorar nuestros pensamientos y actitudes para construir otra realidad. Todo está relacionado con la creación de nuevas conexiones neuronales para dar nacimiento a otras redes, entonces nuestro yo cambia. Al cambiar la estructura cerebral podemos transmitir una nueva información genética a nuestros descendientes.



¿Qué debemos hacer para modificar las estructuras cerebrales y fortalecerlas?.

La atención que le brindemos a una determinada cosa, el aprendizaje de nuevos conocimientos, la experiencia práctica y la repetición de lo que hemos aprendido y experimentado producen cambios estructurales en el cerebro.

Todo estímulo externo genera algún tipo de conexión neuronal pero si no le prestamos atención no se forman redes duraderas y las neuronas activadas se desconectarán.

Con el aprendizaje se crean otras conexiones, y si aprendemos cosas nuevas sobre la base de conocimientos adquiridos consolidados en conexiones antiguas se conforma una asociación de redes que le da más fuerza al aprendizaje (resulta más fácil aprender nociones de biología si antes aprendimos química por ejemplo).

Un Instrumento Para Cambiar Tu Realidad

Del mismo modo, si tenemos experiencias prácticas sobre conocimientos adquiridos anteriormente, las conexiones existentes se fortalecen y se hacen más duraderas (por ejemplo, práctica médica sobre la base de conocimientos teóricos).

Cuando adquirimos conocimientos pero no tenemos la experiencia, es algo estrictamente teórico, solo lo tenemos en la mente, por lo tanto, lograremos recordarlo solo por un tiempo (memoria de corto plazo). El conocimiento teórico alimenta redes neuronales del cerebro, en cambio cuando tenemos la experiencia práctica se genera una emoción con producción de químicos que llegan a todas la células del cuerpo, por tal motivo, podemos recordar mejor los acontecimientos. La experiencia siempre genera emociones acompañada por químicos en el cuerpo que fortalecen el recuerdo, y cuando la rememoramos nos sentimos de la misma manera porque se producen los mismos químicos.

Al repetir los mismos conocimientos con la experiencia práctica, se instalarán redes neuronales con producción de químicos que le darán más consistencia a la estructura cerebral.

¿La repetición entonces fortalece las redes neuronales?.

Las conexiones más fuertes se producen cuando el conocimiento precede a la experiencia y luego funcionan juntos. Pero si queremos consolidarlos, si queremos memorizarlos a largo plazo, tanto el conocimiento teórico como la experiencia práctica deben repetirse periódicamente. Todo conocimiento que se repite fortalece las redes neuronales y toda experiencia repetitiva produce el químico de la emoción correspondiente que la célula memoriza por mucho más tiempo.

La repetición crea firmes recuerdos, y las experiencias que causan un fuerte impacto emocional también (el nacimiento de un hijo o un accidente, por ejemplo), porque dejan una huella neurológica y química poderosa.

La repetición consolida redes neuronales, y ante estímulos conocidos o recuerdos, se activan pensamientos automáticos casi sin participación de nuestro consciente, y cuanto más repetimos los mismos pensamientos y sentimientos más se fortalecen las conexiones neuronales y más inconscientes nos volvemos.

Nuestra personalidad se forma a partir de percepciones, creencias, valores, actitudes, que nos caracteriza y nos dan identidad, y está sustentada en redes neuronales y químicos que se producen con la fuerza de pensamientos y sentimientos repetitivos.

¿Si quiero cambiar mi manera de ser tengo que aprender a activar al lóbulo frontal?.

La capacidad de evolucionar modificando nuestra personalidad reside en el hecho de incorporar nuevas conexiones neuronales en respuesta a modos distintos de interpretar los sucesos del entorno utilizando la neuroplasticidad del cerebro. Cuando el cerebro cambia nuestra mente también.

Un Instrumento Para Cambiar Tu Realidad

Pero si no cambiamos el foco de atención, si no modificamos las intenciones, pensamientos, sentimientos y actitudes, se refuerzan las redes neuronales que lo sustentan y nuestra personalidad es siempre la misma porque obedece a patrones habituales y automáticos. Estos patrones los hemos creado consciente o inconscientemente.

Ahora, así como lo hemos creado, los podemos cambiar a voluntad, entonces tenemos que empezar a pensar distinto para configurar nuevas conexiones. El rol del lóbulo frontal es clave para este cometido, nuestra personalidad depende en gran medida del lóbulo frontal, a tal punto que cuando ambos lóbulos (derecho e izquierdo) se dañan, lo que cambia es la personalidad.

Hasta la Proxima….

Mi Otros Posts….

http://www.taringa.net/posts/salud-bienestar/19478279/Mente-Estancada-o-Mente-Evolucionada.html

http://www.taringa.net/post/salud-bienestar/19477445/Por-Que-Somos-Como-Somos.html

No comments yet.

Leave a Comment