Facebook Twitter RSS Reset

un ingles solo recuerda 90 minutos vividos en 2005

un ingles solo recuerda 90 minutos vividos en 2005

un ingles solo recuerda 90 minutos vividos en 2005GIF

un ingles solo recuerda 90 minutos vividos en 2005GIF

un ingles solo recuerda 90 minutos vividos en 2005

un ingles solo recuerda 90 minutos vividos en 2005
¿Te imaginas que la chica de tus sueños al fin te dé una cita, te despidas porque tienes que ir al dentista y la olvides por completo menos de dos horas después? Un soldado británico solo tiene en su memoria los 90 minutos previos al momento en que se sentó en el sillón de su dentista, hace 10 años.

un ingles solo recuerda 90 minutos vividos en 2005
Sobre la amnesia

un ingles solo recuerda 90 minutos vividos en 2005
El diccionario de la RAE define la amnesia como la «pérdida o debilidad notable de la memoria». La investigación científica progresivamente ha ido arrojando luces sobre los trastornos de la memoria y hoy se cuenta con todo un abanico de amnesias.

La amnesia postraumática, como su nombre lo indica, es ocasionada por un traumatismo que hace olvidar lo ocurrido antes de la lesión. Es temporal con el tratamiento apropiado. La amnesia de la niñez impide recordar los hechos de la infancia y ha sido asociada a traumas psicológicos ocurridos a corta edad, que el adulto reprime hasta el punto de no recordarlos.

En el 2000, el director inglés Christopher Nolan, hizo la película Amnesia, comercializada en algunos países con el nombre de Memento. En este thriller psicológico, que recibió dos nominaciones al Oscar, el protagonista, Leonard, encarnado por el actor australiano Guy Pearce, pierde la memoria después que su esposa es violada y asesinada.

Tras su trauma, Leonard queda incapacitado para almacenar los recuerdos, pero conserva la memoria sensorial. Así que decide hacerse una «memoria artificial» tomando fotos instantáneas a las personas y lugares que desea recordar. Pero este caso del soldado inglés es totalmente novedoso y los médicos no tienen ningún antecedente en que apoyarse.

amnesia
Entre el quirófano del cirujano y la silla del dentista

un ingles solo recuerda 90 minutos vividos en 2005
Los dentistas no son los profesionales de la salud que preferimos visitar y ellos lo comprenden, aunque cuando salimos del consultorio estamos de lo más felices por la blancura de nuestros dientes o por la desaparición de esa molestia dental que teníamos. El periodo de hora y media que recuerda el soldado inglés termina en el momento en que fue anestesiado localmente por su dentista.

El primero en utilizar un producto anestésico no fue un dentista, sino un cirujano, aunque del hecho sacaría provecho precisamente un listo dentista. A mediados del siglo XIX, el médico estadounidense Crawford Williamson Long hizo una trascendental observación por la que todos le debemos estar enormemente agradecidos.

En ese tiempo, había un tipo de diversión en el que la gente inhalaba éter y Long se dio cuenta que estas personas parecían inmunes al dolor. Se le ocurrió la brillante idea de hacerle inhalar una buena dosis de vapores de éter a un paciente que iba a operar de un tumor en el cuello. Esa fue, en 1842, la primera intervención quirúrgica de la historia anestesiando al paciente.

Enterado de las novedosas propiedades del éter, en 1846, el dentista William Thomas Morton extrajo una muela aplicando el anestésico y el hecho fue muy publicitado. Fue retado a hacer una demostración que pudiera ser observada por la prensa y operó exitosamente un tumor a un paciente anestesiado con éter, atribuyéndose de paso el descubrimiento, aunque Long había seguido utilizándolo sin dar a conocer su hallazgo. El éter fue el anestésico de uso general hasta los años 1960.

A continuación te presentamos una animación sobre la función de la anestesia.