Facebook Twitter RSS Reset

Un grafiti para salvar el ártico

La primavera en Barcelona suele invitar a no fiarse del parte meteorológico y la pintura no es buena amiga de las paredes mojadas.

El día es tranquilo en las calles del Poblenou, en lo que antaño fue uno de los primeros polígonos industriales del mundo. De ello, dan testimonio las antiguas chimeneas que aún permanecen diseminadas por la zona y que fueron testigo de los albores de la revolución industrial, momento en que los humanos tomamos la senda de un modelo de desarrollo basado en los combustibles fósiles. Modelo que parece estar agotando sus días debido a las consecuencias que ha generado, principalmente el cambio climático.

Y precisamente de eso hablan hoy las paredes. 900 metros de un lienzo de ladrillos donde artistas de todo el mundo han expresado en forma de grafitila problemática que sume al Ártico en una continua degradación.

Estas son las obras de los artistas que el pasado día 9 de abril se dieron cita en Barcelona con el objetivo de salvar el Ártico.

Un grafiti para salvar el ártico
La Castillo

La lectura de un electrocardiograma se acerca al presente donde un oso polar aguarda al final de la línea. Con ello la artista quiere reflejar que se les acaba el tiempo, que poco a poco se quedan sin hábitat y que nosotros los humanos no hacemos nada por remediarlo.

Un grafiti para salvar el ártico
Rubicon

“La vida es más interesante con diversidad” declara su autor y nos comenta que ha decidido pintar un inuit con una máscara para expresar su admiración por la tribu Inuit: una tribu fuerte y que merece respeto. La impresionante pieza de rubicon ha sido elaborada en su totalidad con un rodillo y una pértiga.

Un grafiti para salvar el ártico
Riaq Miuc & Hanako Mimiko

Un niño genera la sombra de la que nacen los males y penurias de la humanidad. “Nuestro trabajo habla de repercusión de la pasividad de la sociedad y las consecuencias que los actos que no vemos tienen en el mundo”.

Un grafiti para salvar el ártico
Bublegum

“El tema del Ártico me motiva mucho. Los animales no se pueden defender de nuestras acciones, por eso he dibujado un oso enfadado y a otro gritando”.

Un grafiti para salvar el ártico
Valiente Creations

El mural semi-abstracto de la artista evoca el deshielo del Ártico, que se aprecia cosido por las costuras que emanan del centro de la Tierra en un intento de reparar el daño causado por el hombre.

Un grafiti para salvar el ártico
Santa Sudaka

“Yo suelo dibujar animales, soy arquitecta y me apasiona la geometría. He dibujado una ballena azul que lleva un peso encima con el que represento el peso que la humanidad está depositando sobre la naturaleza”.

Un grafiti para salvar el ártico
Kimo Osuna

“El Ártico representa el termómetro de la estupidez humana. Hoy hablamos del Ártico, mañana seremos todos”.

Un grafiti para salvar el ártico
Yoshi Sislay

Aunque pueda parecer increíble, la pieza de Yoshi está pintada con rotuladores. “Trato de exagerar como vamos a llegar a un lugar donde no podemos sobrevivir. Existe una necesidad de cuidar el planeta. Nuestros antepasados nos legaron un planeta bonito y nosotros vamos a legar una basura a nuestros hijos. Tenemos la responsabilidad para con los animales porque somos la especie dominante. Yo respeto al planeta como el nos respeta a nosotros: es un amigo supergigante y es nuestro turno de corresponder a su amistad”.

Un grafiti para salvar el ártico
Jalón de Aquiles & Blinlucie

“Somos un par de poetas que recitamos en pared. Se trata de una composición triste y bella. La pieza refleja el sufrimiento del oso polar durante el camino de perder su hogar, que en la parte izquierda aparece ahogándose y a izquierda ya está en el cielo”.

Un grafiti para salvar el ártico
Dase. Retrato del Ártico

“El cambio climático es el suicidio de la humanidad. Cuando pensamos en el tema, lo primero que viene a nuestra mente son los animales, pero no nos damos cuenta de que somos también nosotros, los seres humanos, los que estamos en peligro actuando simultáneamente como verdugos y víctimas”.

Un grafiti para salvar el ártico
Penao. Estamos “H” articos

La pieza representa un atentado por parte de los animales contra los abusos de la humanidad. Una alianza polo Norte-Sur representada por un oso polar y un pingüino respectivamente que se ven las caras por primera vez.

Un grafiti para salvar el ártico
Akore

El formato de la pieza de Akore es, como él la describe, un mural figurativo realizado con plantillas. En ella el centro de la temática son los niños.

“Los niños sufrirán las consecuencias de lo que le estamos haciendo al planeta”.

Un grafiti para salvar el ártico
Pau Lopez

“Yo solo intento aportar un granito de arena a través del arte. Pienso que esta es una buena propuesta para difundir el arte urbano y que la causa es noble. Merece la pena”.

Un grafiti para salvar el ártico
El Rughy

La pieza es un cómic: empieza con un cubo de hielo deshaciéndose. En colores cálidos un distribuidor de gasolina antiguo y una plataforma petrolífera componen las siguientes viñetas. En las consecutivas un iceberg se derrite poco a poco hasta quedar reducido a la mínima expresión.

Según su autor “una denuncia al cambio climático impulsado por la industria del petróleo”.

Un grafiti para salvar el ártico
Once & Aramrah

Once cuenta que el grafiti clásico consiste en poner tu nombre y que por eso dibuja su pseudónimo. “He elegido colores azules para evocar el agua y el hielo valiéndome de formas geométricas y abstractas”. Aramrah acompaña la pieza con la calavera de un oso polar.

[/b]

No comments yet.

Leave a Comment