Facebook Twitter RSS Reset

Un fútbol argentino cada vez más agresivo: cuando todo parec

Un fútbol argentino cada vez más agresivo: cuando todo parece estar permitido para los futbolistas

La fecha quedó marcada por varias expulsiones por juego brusco, una tendencia que crece y por momentos resulta incontenible

Un fútbol argentino cada vez más agresivo: cuando todo parec

-Cómo se va a tirar así, no?- dice Carlos Tevez, tras la expulsión de Maxi Coronel, en busca de la complicidad de Pedro Troglio, entrenador de Gimnasia.

-Vos las pedís todas- responde el DT, que desliza una supuesta influencia del Apache en la decisión del árbitro Diego Ceballos.

-No, dale, no me digas eso. No me chicanees con eso- le devuelve el 10, mientras esboza una sonrisa inocente, gambeteando la acusación.

El fútbol provoca que cuando un equipo gasta 50 millones y juega contra uno que se forma de abajo, el de abajo intenta equiparar las fuerzas

El diálogo se produjo el sábado pasado en el triunfo 2-1 de Boca ante Gimnasia, en La Plata, en un partido en el que fueron expulsados tres futbolistas por juego brusco: Oliver Benítez y Coronel, por el lado de los locales, y Jonathan Calleri, por el visitante. Pero fue sólo un ejemplo en una fecha que estuvo marcada por varias acciones violentas e imprudentes entre los futbolistas, una tendencia que comenzó a verse con mayor frecuencia durante el último tiempo en el fútbol argentino. Patadas, pisotones en el suelo o codazos. Técnicas desleales que se repiten para sacar una ventajas.

Mientras salía del campo de juego, y con el fastidio de la derrota, Troglio se descargó: “Es difícil jugar contra Boca, es difícil manejar el estado de ánimo de los referís cuando juegan contra Boca, contra Tevez”. Luego, en conferencia de prensa, y con las revoluciones más bajas, aseguró que sus dirigidos estuvieron bien expulsados, aunque intentó justificar el juego fuerte: ” No sé si el juego fue violento, salvo esas dos situaciones. El fútbol provoca que cuando un equipo gasta 50 millones y juega contra uno que se forma de abajo, el de abajo intenta equiparar las fuerzas”.

Rodolfo Arruabarrena fue políticamente correcto cuando tocó al tema. “Fue un partido con roces, pero Ceballos dirigió correctamente para mí. Todos estuvieron bien expulsados. Calleri cometió un error, me dijeron que fue bien expulsado. Hay que charlarlo, le servirá de experiencia”, sostuvo. El delantero de Boca vio la roja por un codazo sobre el defensor del Lobo Osvaldo Barsottini.

El juego desleal dijo presente en otros partidos de esta fecha. Emmanuel Mas, quien anoche viajó con la selección argentina a la gira por los Estados Unidos, fue expulsado en el empate 0-0 ante Banfield por un planchazo a la altura del cuello sobre Gonzalo Bettini. En el triunfo 2-1 de Vélez, el defensor de Defensa y Justicia Marcelo Benítez le pisó la nuca a Fabricio Alvarenga. Ni siquiera fue amonestado.

Agustín Orion, quien el sábado volvió a ser titular luego de cumplir dos fechas de suspensión por una violenta infracción sobre el delantero de Unión Lucas Gamba, fue uno de los futbolistas más criticados en los últimos meses.No sólo por ese episodio, sino también por la brusca salida contra el delantero de San Martín de San Juan Carlos Bueno, quien sufrió la fractura de tibia y peroné, en el duelo por el campeonato local en marzo de este año. “Mala leche”, repetían los opinólogos, como si se tratase de un hecho aislado en nuestro fútbol. El arquero de Boca no respondió públicamente y sólo se limitó a declarar: “Cuando uno está en la cancha, no piensa en las cosas que se dicen. Todo se da muy rápido en el partido”. Sin embargo, en el Bosque, quedó expuesto en el gol de Gimnasia: no salió a cortar rápidamente, prefirió esperar y fue eludido por el delantero Mazzola. ¿Evitó salir al cruce? ¿Las acciones del pasado inmediato jugaron en su cabeza en ese instante? Tal vez.

En los últimos meses, Leonel Vangioni y Leandro Marín también estuvieron en el eje de la polémica. El lateral de River protagonizó varias acciones violentas en los últimos superclásicos, como la patada contra Juan Manuel Martínez en el partido de ida de las semifinales de la Sudamericana 2014. El de Boca, por su parte, recibió duras críticas por la descalificadora infracción sobre Ricardo Centurión, que salió lesionado, en el amistoso de verano ante Racing.

“Tevez es uno de los mejores futbolistas del mundo, pero también es importante con la boca”, fue otra de las frases de Troglio tras la derrota. Esta vez, sin dudas, la discusión es otra.

No comments yet.

Leave a Comment