Facebook Twitter RSS Reset

Un día como hoy, hace 79 años moría un grande pero…

Un pequeño homenaje…

Y un 15 de marzo como hoy a las 07:30 de la mañana, hace 79 años se llegó a la temible conclusión de que clínicamente había muerto. Pero no sabían algo… “Que no está muerto lo que yace eternamente, y con el paso de extraños eones incluso la muerte puede morir”

Un día como hoy, hace 79 años moría un grande pero...

Un día como hoy, hace 79 años moría un grande pero...

H. P. Lovecraft, fue un escritor estadounidense, autor de novelas y relatos de terror y ciencia ficción. Se le considera un gran innovador del cuento de terror, al que aportó una mitología propia (los mitos de Cthulhu), desarrollada en colaboración con otros autores y aún vigente. Su obra constituye un clásico del horror cósmico, una corriente que se aparta de la temática tradicional del terror sobrenatural (satanismo, fantasmas), incorporando elementos de ciencia ficción (razas alienígenas, viajes en el tiempo, existencia de otras dimensiones). Lovecraft cultivó asimismo la poesía, el ensayo y la literatura epistolar.

Un día como hoy, hace 79 años moría un grande pero...

erudito lovecraftiano Rafael Llopis escribió sobre el autor: «Educado en un santo temor al género humano (exceptuando de este a las “buenas familias” de origen anglosajón), creía que nadie es capaz de comprender ni de amar a nadie y se sentía un extranjero en su patria. Para él “el pensamiento humano […] es quizá el espectáculo más divertido y más desalentador del globo terráqueo”»

Un día como hoy, hace 79 años moría un grande pero...

Para su biógrafo S. T. Joshi, Lovecraft «no era un “extraño en este siglo”, como afirma de sí mismo el protagonista de su cuento “El extraño”. Si se estudian detenidamente sus historias se observará en ellas algo más que los sueños escapistas de un anticuario caduco: enseguida encontramos datos como el descubrimiento de Plutón, citado en El que susurra en la oscuridad (1930), o la entonces todavía controvertida teoría de la deriva continental, en la novela En las montañas de la locura (1931). Y ahondando más, en la ficción más tardía, nos topamos repetida y significativamente con Albert Einstein, Max Planck y Werner Heisenberg, y también las metáforas sobre el futuro desarrollo estético, político y económico de la humanidad, que se transparentan en las civilizaciones alienígenas que aparecen en El Túmulo (1929-1930; publicado en 1940 como obra de Zealia Bishop), En las montañas de la locura (1931; publicado en 1932) y En la noche de los tiempos (1935; publicado en 1936).

Un día como hoy, hace 79 años moría un grande pero...

No hay en el mundo fortuna mayor, creo, que la incapacidad de la mente humana para relacionar entre sí todo lo que hay en ella. Vivimos en una isla de plácida ignorancia, rodeados por los negros mares de lo infinito, y no es nuestro destino emprender largos viajes. Las ciencias, que siguen sus caminos propios, no han causado mucho daño hasta ahora; pero algún día la unión de esos disociados conocimientos nos abrirá a la realidad, y a la endeble posición que en ella ocupamos, perspectivas tan terribles que enloqueceremos ante la revelación, o huiremos de esa funesta luz, refugiándonos en la seguridad y la paz de una nueva edad de las tinieblas.
H. P. Lovecraft, La llamada de Cthulhu (1928)

Un día como hoy, hace 79 años moría un grande pero...

Un cortometraje sobre shub-Niggurath “La negra cabra demoníaca de los 10.000 bastardos”