Facebook Twitter RSS Reset

Ugi’s, la peor pizzeria de Argentina?

Ugi’s, la peor pizzeria de Argentina?



Fundada por Hugo Solís a finales de los 80 tras pasar varias décadas trabajando en el ramo de la comida rápida en Estados Unidos, Ugi’s es una cadena de pizzerías repartida por diferentes puntos de Buenos Aires que, hasta hace poco, se podía vanagloriar de vender la pizza más barata de la ciudad.

Ugi’s, la peor pizzeria de Argentina?

La fórmula para lograrlo exigía ciertas renuncias por parte del cliente como, por ejemplo, aceptar que solo se sirva un tipo de pizza (la de muzzarela); que los únicos aderezos disponibles sean orégano y sal; que ambos productos se presenten en una botella de 50 cc de plástico con unos agujeros en el tapón; que la decoración del local sea algo más que minimalista; que no tengan delivery; que las servilletas no sean el colmo de la suavidad, que la variedad de bebidas sea muy limitada, etc.

Ugi’s, la peor pizzeria de Argentina?



A pesar de todo, y aunque muchos porteños recelan de esta opción gastronómica, comer una pizza Ugi’s es una estupenda solución cuando se está en Buenos Aires. Por poco más de 4 euros es posible disfrutar de una enorme pizza familiar y una bebida refrescante que ayude a pasarla.

Ugi’s, la peor pizzeria de Argentina?

Si el presupuesto es muy ajustado, se puede optar por las generosas porciones individuales con las que el hambre estará a raya un buen rato. En ocasiones hasta es posible saltarse la siguiente comida, sea esa la que sea, pues hay algunos Ugi’s, como el de la Avenida 9 de Julio, casi enfrente del Obelisco, que abre hasta altas horas de la madrugada.

Un local en el que se llega a juntar una clientela variopinta. Desde los más jóvenes que hacen un alto en su diversión nocturna, a los que quieren comer algo antes de retirarse a casa, sin olvidar a los que encuentran en Ugi’s un lugar donde refugiarse y alimentarse por unos pocos pesos.

Ugi’s, la peor pizzeria de Argentina?

Parte de la realidad del local de 9 de julio quedó inmortalizada en la película Pizza, birra y fasso de Adrián Caetano y Bruno Stagnaro, pues es en Ugi’s donde los protagonistas, que no tienen para otra cosa, se zampan una pizza antes de animarse a subir al Obelisco.