Facebook Twitter RSS Reset

Trampas argentinas que quedaron sin sanción

Del bidón a Branco al corte de Cruz: las “trampas” argentinas que quedaron sin sanción.

Trampas argentinas que quedaron sin sanción

El pasado 1 de noviembre se armó una importante polémica en el fútbol sudamericano, luego que la FIFA decidiera quitar 4 puntos a Bolivia en las Clasificatorias al Mundial de Rusia 2018, por la alineación indebida del jugador Nelson Cabrera, para entrégarselos a Chile y Perú.

Mucho reclamo llegó desde suelo altiplánico por la determinación del Comité de Disciplina del ente rector del balompié mundial. Las palabras injusticia y apelación se repitieron una y otra vez durante varios días.

Sin embargo, en Argentina fue donde las reacciones se multplicaron aún más. Y es que el temor pareció haberse apoderado de parte de la prensa trasandina, que de inmediato comenzó a cuestionar la decisión, pues la ‘Albiceleste’ bajó un lugar en la tabla de posiciones y quedó fuera de zona de clasificación a la cita planetaria.

Sin ir más lejos, hubo periodistas que cuestionaron el reclamo chileno, apelando a que “los puntos se ganan en cancha” y que era poco decoroso quedarse con una victoria “en el escritorio”. Hubo espacios televisivos que estuvieron varias horas criticando el actuar de la ANFP.

Eso sí, los citados programas de TV no se dieron el tiempo de recordar dos ‘oscuros’ hechos de la historia de la ‘Albiceleste’ que, si bien avergüenza a un pequeño sector de la prensa argentina, han sido validados y hasta celebrados por varios años: el bidón a Branco y el corte a Julio Cruz

EL AGUA ENVENENADA A BRASIL EN EL MUNDIAL DE 1990

La selección de Argentina llegó al Mundial de Italia como el campeón vigente y con el mismo cuerpo técnico, el que lideraba Carlos Bilardo, buscando repetir una soberbia actuación.

Tras una fase grupal complicada, el plantel trasandino recibió una mala noticia: debería enfrentar a Brasil, su clásico rival, en los octavos de final… y apelaría a mucho más que solo fútbol para poder ganar.

Y es que uno de los momentos más oscuros del fútbol argentino se registraría esa jornad, luego del ‘envenenamiento’ de una botella de agua para compartir al rival y afectar su rendimiento.