Facebook Twitter RSS Reset

Trabajo Practico ‘Tratas de Personas’

DEFINICIÓN:

¿Qué es la trata blanca?

Es el comercio ilegal de personas con propósitos de esclavitud reproductiva, explotación sexual, trabajos forzados, extracción de órganos, o cualquier forma moderna de esclavitud.

Es un delito internacional de lesa humanidad y viola los derechos humanos, también se lo denomina la esclavitud del siglo XXI. Es una violación a los derechos humanos que atenta contra la libertad y la dignidad de las víctimas consagrados en la carta magna . Esto envuelve la capitulación y el transporte ilegal de humanos.

La “trata de blancas” es el tráfico de personas y sobre todo de mujeres que se atraen en los centros de prostitución con el ánimo de comerciar con ellas en contra de su voluntad.

Las mujeres que terminan envueltas en estas redes han sido atraídas con promesas de estudio o empleo, tras su arribo a su sitio de destino en el exterior, a las mujeres se les retienen los documentos de identificación y se les obliga a prostituirse para pagar todos los gastos que han ocasionado y para las ganancias de los traficantes.

Este es un tipo de actividad ilegal que genera rentas e ingresos que no se pueden declarar ante las autoridades económicas porque de hacerlo se declararían muchos problemas legales.

La trata es un delito contra las personas y es siempre para su explotación.

El propósito de la Trata de Personas es la explotación: incluye la explotación sexual (prostitución), el trabajo o servicio forzado, la esclavitud y la extracción de órganos.

El Tráfico, es un delito en contra del Estado. Ocurre cuando una persona no reside en un país, ingresa irregularmente a otro. Es el caso de los ecuatorianos que son llevados a los Estados Unidos, España, Colombia, Perú, Argentina (por lo general), o cualquier otro país.

Por otra parte a este problema social se le ha brindado una fecha específica y especial por el día Internacional del Recuerdo de la Trata de blancas y su explotación, siendo este el 19 de agosto, fecha que se conmemora desde el año 2004.

Edgar Montiel (experto de la UNESCO), se refirió a las nuevas prácticas de explotación y esclavitud: “Se contabilizan cerca de 70 millones de niños que están obligados a trabajar, la trata de blancas, la trata de los inmigrantes, las diferentes formas de explotación de un trabajo no remunerado, los hacinamientos en muchos países para un trabajo de producción masivo donde la fuerza de trabajo se remunera con muy poco, son las diferentes formas de esclavitud latente contra las cuales Naciones Unidas quiere luchar”. El Día Internacional de la Trata de blancas y su explotación fue proclamado por la UNESCO para honrar la victoriosa revuelta de esclavos y personas explotadas de Haití, en 1791, que concluyó con la independencia de ese país en 1804.

El tráfico de mujeres y la prostitución en América Latina y el Caribe se remontan a la época de la conquista, cuando los españoles, dando cumplimiento a la “ley de guerra”, tomaban o entregaban el “botín de mujeres” al vencedor, ello originó el comercio sexual en la región y en los establecimientos para su ejercicio. Durante la colonia aparecieron las primeras normas para penar dicha actividad, y también el proxenetismo, con sanciones que podían llegar hasta la pena de muerte (Molina, 1995).

Durante todo el Siglo XX, pero de forma más acentuada después de cada guerra mundial, este tráfico continuó, y también fueron víctimas las mujeres europeas, que huyendo del hambre y el horror de la guerra, eran presa fácil de los traficantes. Este hecho llevó a que la actividad tomase el nombre de trata de blancas, denominación que luego se trasformó en trata o tráfico de personas y que actualmente es penalizado en todas las naciones.

El tráfico de mujeres en América Latina y el Caribe tiene dos características principales: el tráfico interno, en el que mujeres, niños, jóvenes y hombres son trasladados de una zona a otra dentro de su propio país, y el tráfico externo, en el que son trasladados a otro país. Este último está dirigido a cubrir una demanda más amplia en el mercado internacional y por ello está relacionado directamente con redes de Estados Unidos, de Europa y Asia, que tiene sus puntos de operación y reclutamiento en nuestra región. Los centros más activos estarían localizados principalmente en Brasil, Surinam, Colombia, República Dominicana y las Antillas, donde se inicia el tráfico hacia los centros de distribución ubicados en países ricos del hemisferio norte, principalmente Europa (España, Grecia, Alemania, Bélgica y Holanda), medio oriente (Israel) y Asia (Japón).

Solo en España, los datos facilitados por los centros de acogida y protección sostenidos por instituciones de la Iglesia Católica muestran que la mayoría de las mujeres traficadas provienen de América Latina (Colombia, Brasil, Republica Dominicana, Ecuador), y el resto tiene su origen en Europa del Este (Rusia, Lituania, Croacia).

Esta información es coincidente con los datos entregados por la Dirección General de la Guardia Civil (año 2000), en los que se cita a América Latina como lugar de procedencia del 70% de las víctimas de la trata de blancas.

Aunque los países citados son los que tienen el papel principal en la organización del tráfico, actualmente las conexiones y envíos se originan en casi todos los países de la región.

Pero no sólo los centros de emisión se diversificaron, pues las redes de traficantes han creado nueva modalidades de trata que intentan burlar la tipificación de tráfico como delito y evadir las responsabilidades legales. Una de estas modalidades consiste en un contrato de trabajo.

Generalmente las redes de traficantes publican avisos en los diarios, en los que ofrecen empleo en el exterior, y en ellos incluyen información parcial sobre el trabajo en los países de destino, ocultando la realidad.

Si bien algunas de las personas que son atraídas por los anuncios tienen una idea aproximada del trabajo que van a realizar, las perspectivas son más glamorosas y atractivas cuando aparecen en los anuncios y no se coinciden con la realidad que encuentran las mujeres al llegar a destino. Cuando se enfrentan a la situación y se resisten a aceptar su nuevo trabajo, son presionadas y forzadas.

Otra modalidad es la adopción. En 1991, cerca de mil peruanas fueron llevadas a Holanda mediante un mecanismo de adopción simulada. La víctima entra legalmente al país, pero su “padre” la somete a condiciones de trabajo abusivas.

En otros casos, las personas llegan al país receptor mediante su matrimonio con un nacional o residente legal, o se casan por medio de agencia matrimonial; después de unos meses, la mujer es prostituida y sigue viviendo en su propia casa en condición de prisionera.

Las formas actuales de tráfico muestran más similitud con las antiguas que lo que pudiera parecer. El avance tecnológico acelerado no ha servido para eliminar esta plaga sino que sólo permite informar con amplitud de su expansión y múltiples aspectos en todo el planeta.

Tráfico de mujeres para el mercado matrimonial (entre países asiáticos, o desde Latinoamérica, Asia y África hacia Europa, Japón y los Estados Unidos).

Caravanas de mujeres traficadas e instaladas en las cercanías de las bases militares para entretenimiento y uso sexual de los oficiales y soldados.

Mujeres traficadas como mano de obra barata y que trabajan sin ninguna protección laboral.

Mujeres ofrecidas como esclavas en sitios de Internet, donde se las promociona explicando su capacidad de resistencia al dolor, a la tortura y todo lo que puede hacerse con ellas. En algunos de estos sitios se aceptan propuestas que promedian los 60.000 dólares.

Miles de mujeres traídas por un supuesto contrato de trabajo rentable y que terminan destinadas a burdeles o clubes nocturnos de diferentes lugares del mundo.

Mujeres y niñas provenientes de áreas rurales que son vendidas y traficadas para llenar la demanda del turismo sexual.

Anuncios y promociones turísticos sobre mujeres y niñas exóticas a las que se puede acceder fácilmente en un vuelo chárter con todo incluido.

Como en la antigüedad, observamos mercado matrimonial, utilización de la mujer como objeto sexual y como mano de obra (ya no siempre gratuita, pero todo caso barata).

En cuanto a la magnitud del fenómeno, cifras parciales y aisladas dan cuenta de algunos datos que permiten alguna aproximación. Millones de personas en el mundo entero son traficadas con diversos propósitos y es visible el alarmante crecimiento del problema. El negocio mayoritario lo constituye el tráfico con fines de explotación sexual, que, según estimaciones de las Naciones Unidas, mueve anualmente entre cinco y siete billones de dólares, y las cifras de desplazamientos se acercan a los cuatro millones de personas (Raymond, 2001).

Son numerosos los casos de mujeres, niños, hombres o jóvenes traficados para trabajos domésticos que terminan siendo explotadas sexualmente.

Según estudios, las mujeres ecuatorianas constituyen el cuarto grupo en número de mujeres emigrantes que trabajan como prostitutas en Japón (después de las colombianas, filipinas y tailandesas) y esa cifra parece seguir creciendo.

Se estima que casi cincuenta mil mujeres dominicanas ejercen la prostitución en Holanda y Alemania y que alrededor de tres mil mujeres mexicanas lo hacen en Japón, luego de ser reclutadas por una red de traficantes de ese país (Azize y Kempadou, 2002).

Denuncias realizadas en Ecuador muestran que los mediadores exportan a las mujeres por valores que oscilan entre quince y veinte mil dólares cada una; en Japón las compran por aquel precio y las venden a la industria sexual local. Los dueños de bares pagan por las mujeres entre 35 mil y 40 mil dólares y les dicen que estar endeudadas por esa cantidad de dinero. Para poder pagar esa deuda, la mujer es obligada a prostituirse. Para impedir que huya, se le mantiene bajo la estrecha vigilancia de mafias organizadas. Es confinada en un departamento y obligada a recibir “clientes” de día y de noche. Si protesta o si trata de huir, se abusa de ella como “castigo”, y si se enferma o se hiere, no tiene derecho a seguridad social ni a ningún tipo de asistencia estatal.

Se conoce de mujeres que han llegado al suicidio por desesperación, de otras que son asesinadas. A menudo la familia no puede pedir siquiera la devolución del cadáver, porque la mujer entró al país con pasaporte falso.

La propuesta del Gobierno de reformar los Códigos Penal, de la Niñez y Adolescencia, de Salud y la Ley de Turismo para evitar la pornografía infantil y la trata de blancas en el país fue calificada positiva.

Alberto Cárdenas, ex ministro de Bienestar Social, resaltó la importancia de tipificar la pornografía infantil como un delito para sancionar estos actos que actualmente no constan en las leyes del país. “Más que reformas legales hacen falta reformas morales en los jueces, para evitar este tipo de delitos en el país”, dijo.

En los últimos días, según Cárdenas, lo que se ha hecho es acomodar una serie de leyes para buscar sanciones a estos delitos, pero por presión de la opinión pública.

El presidente de la Cámara de Turismo de Pichincha, Roque Sevilla, señaló que el sector está de acuerdo en que se impongan sanciones drásticas a este tipo de delitos a las operadoras de turismo y aerolíneas que se involucren.

“Con esto se va a combatir el turismo que no queremos en el país por los actos ilícitos que se cometen”, dijo. Según Sevilla, el país está a tiempo de imponer sanciones, a fin de evitar problemas mayores como los registrados en Tailandia, donde no existe una ley que condene estos abusos. (AV)

Comisión busca las alternativas

Debido a la falta de aplicación de políticas para evitar la trata de personas y la descoordinación de las autoridades, se conformó una comisión nacional, encabezada por el Ministerio de Gobierno e integrada por las Secretarías de Bienestar Social, Educación, Relaciones Exteriores, entre otras, para afrontar estos problemas.

El director de Derechos Humanos de la Cancillería, Julio Prado, afirmó que la comisión actualizará la legislación, ejecutará programas y políticas de control, prevención y ayuda a las víctimas y buscará apoyo extranjero.

Objetivos:

Descubrir el fenómeno de la trata de blancas como una forma de enriquecimiento moral y ético, ya que en el mundo y sobre todo en el Ecuador se obtiene poca información sobre el tema y por esto se han dado demasiados casos de redes en tráfico de personas.

Dar a conocer por medio de este documento sobre este tema que hace mucho daño a la sociedad y en especial a la juventud que tiene el futuro de nuestro país en sus manos.

Estudiar y analizar si uno de los problemas es el maltrato familiar, y como familia los padres fallan o como hijos lo hacemos. De la misma manera analizar si uno de las causas puede ser la baja situación económica de la familia en la sociedad.

Llegar al conocimiento de la forma de cómo se realiza la trata de blancas y tratar de no caer en ellos, para así poder enfrentarnos a la vida como ecuatorianos y personas teniendo un trabajo respetable.

El estudio detenido de las personas para que desaparezca este grave fenómeno de la Trata de Blancas.

Que la sociedad conozca de este y otros fenómenos para que así el Ecuador alcance un trato digno y de esta manera hacer respetar nuestros valores como seres humanos.

Desarrollo del tema:

Es la esclavitud del siglo XXI en el mundo globalizado contemporáneo. No importa si son niños, niñas, mujeres u hombres. Cualquiera puede ser una víctima, sin importar el tipo de explotación mientras se den tres condiciones:

Traslado: que la persona se traslade o la trasladen desde su entorno (ciudad, departamento, país) a otro entorno diferente. No importa si es llevada fuera del país o de una ciudad a otra. Lo que importa es su desarraigo de la comunidad de origen.

Limitación o privación de la libertad: la persona no es libre de hacer lo que quiere y está limitada en su libertad de movimientos. Aunque no hayan cadenas de metal, la persona no se puede ir porque está sometida a varias medidas de presión o violencia. Muchas veces las personas son encerradas o maltratadas, otras veces hay amenazas contra ellos o contra su familia (sin importar donde se encuentren), y puede existir una deuda que debe pagar a quien las explota.

Explotación: las personas son explotadas en muchos tipos de actividades dentro de todos los ámbitos laborales y oficios.

El término trata de blancas se usaba a finales del siglo XIX y se refería a las mujeres europeas que eran llevadas con fines de explotación sexual (concubinato, prostitución entre otras) a países de Europa del Este, Asia y África. De ahí el término trata de blancas, pues eran únicamente mujeres blancas.

Ahora cualquier persona puede ser víctima de explotación, no únicamente mujeres blancas y no solo en la explotación sexual. Por eso hoy le llamamos trata de personas, pues cualquiera, hombres, mujeres, niñas, niños y jóvenes, pueden ser víctimas de cualquier tipo de explotación.

El tráfico ilícito de migrantes es esencialmente un delito contra un Estado. Es la facilitación de la entrada irregular de una persona en un Estado que no es el suyo ganando dinero u otros beneficios. En varias partes del mundo, las personas que desarrollan esta actividad ilegal se llaman “coyotes”.

En cambio la trata de personas es un delito contra las personas.

En este caso las personas son víctimas de explotación y su libertad se ve limitada de alguna manera. También se han movilizado tanto dentro o fuera de su país, pero no siempre entrando a otro Estado de manera ilegal.

Hay varias razones por las que hombres, mujeres, niños y niñas son contactados, reclutados, movilizados, vendidos y comprados por redes de tratantes. Entre estas razones están principalmente la falta o limitada presencia de oportunidades así como el aprovechamiento de los sueños de las personas que viven en condiciones de pobreza, desempleo y poco acceso a la educación. Una investigación en curso de la OIM en ECUADOR ha demostrado que a frente de tales condiciones, algunas personas consideran la posibilidad de tomar grandes riegos y creer en las promesas que algunas personas les hacen para que tomen la decisión de viajar y encontrar un “futuro mejor”, que en realidad es un futuro sin vida ni libertad y obligada a hacer cosas en contra de su voluntad.

Unas personas son atraídas con promesas de dinero, de trabajos bien remunerados y algunas veces de educación. También hay casos donde las personas son reclutadas mediante agencias que ofrecen trabajos y arreglan todo lo indispensable para que la persona realice el viaje.

Generalmente el tratante corre con estos costos ?por ejemplo los documentos necesarios para salir del país, la visa, los tiquetes de viaje- para luego poder crear una deuda. En el momento en el que la víctima llega a su destino final, se encuentra con que la deuda aumenta día tras día, pues deben pagar por su comida, hospedaje y otras cosas que decida el tratante.

Para que la explotación de la víctima sea más efectiva, el tratante mantiene constantemente el control sobre la víctima. El temor es usado para someter a las personas; por lo general esto se hace recordando a la víctima la deuda que tiene por medio de violencia, tortura, violaciones e intimidación. Amenazas contra la familia y los amigos son comunes para hacer que cumplan con lo que los tratantes piden.

Además los tratantes les quitan sus documentos de identidad y les dicen a las personas que serán deportadas y encarceladas si acuden a la policía.

Esta NO ES LA ÚNICA MANERA DE “TRATA DE BLANCAS”, sino también existe la trata en personal para el servicio doméstico, en fábricas, en mendicidad, para matrimonios serviles, menores de edad vinculados al conflicto, entre muchos otros tipos.

Los tratantes son personas que cumplen varias funciones en el proceso de la trata de blancas. Tratante puede ser quien recluta, quien organiza el viaje o tramita los documentos, quien acoge la persona a su llegada, quien amenaza, pega y obliga a trabajar. Toda esta cadena de personas son vinculadas por el conocimiento que la víctima va a ser explotada, utilizada como un objeto en su destino. Algunos tienen agencias de viajes o de empleos. También pueden ser familiares o amigos de los tratantes. No existe un perfil de los tratantes pues muchos tipos de personas pueden estar buscando ganar dinero a costas del sufrimiento y la explotación de otros.

Según un informe del Departamento de Estado de los Estados Unidos de América de junio de 2005, entre 600.000 y 800.000 personas son víctimas de trata de personas a través de las fronteras internacionales cada año. De estas el 80% son mujeres y niñas y 50% personas menores de edad.

Según el Departamento Administrativo de Seguridad ? DAS, diariamente de 5 a 15 personas salen de Ecuador para ser víctimas futuras de trata de personas. Esto sin contar las víctimas que se desplazan internamente a lo largo y ancho del país sin cruzar las fronteras internacionales y son sometidas a varias formas de explotación, por lo general en la prostitución y en algunos casos es involucrados en mendicidad.

Para llegar a prevenir un difícil caso cono estos lo más indicado es estar alerta e informado. Todos tenemos el derecho a migrar, pero lo más adecuado es hacerlo responsablemente. Es importante conocer a fondo el tipo de trabajo o estudio que se va a realizar, los papeles que se necesitan, los datos del consulado de su país en el lugar de destino, tener conocimiento de la cultura y del idioma así como de los requerimientos migratorios.

Es importante estar seguro y preparado: nunca son suficientes los cuidados a tener. Es mejor estar informado para evitar caer en las manos de una red de tratantes.

Trabajo Practico 'Tratas de Personas'

Trata de personas en 2011. Informe sobre trata de personas. Datos del Departamento de Estado de Estados Unidos.1

Nivel 1 – Cumplimiento alto de los estándares mínimos CONTRA LA TRAR DE PERSONAS

Nivel 2 – Países cuyos gobiernos no están cumplimiento con los estándares mínimos, pero están haciendo esfuerzos para alcanzarlos.

Nivel 3 – Nulo cumplimiento con TVPA

Sin datos

CONCLUSION:

La trata de personas es una privación de la libertad, es una forma de esclavizar a un ser humano, con finalidad sexual o laboral, usando los secuestros, engaños y violencia.

Nadie tiene derecho a tratar a un ser humano como si fuera mercancía.

Es por eso la importancia de que todas las personas sepan lo que es la trata de personas, como se organizan, quiénes son las víctimas, y como es que los engañan y denunciar porque nadie merece vivir semejante infierno y que las victimas empiecen una nueva vida y tener 1 mejor futuro

BIBLIOGRAFÍA:

.HTTPS://ES.WIKIPEDIA.ORG/WIKI/TRATA_DE_PERSONAS

.TRATADEBLANCAS7C.BLOGSPOT.COM/

.TRATADEBLANCASOMAR.BLOGSPOT.COM/2011/09/INTRODUCCION.HTML

. HTTP://LEIDYPEREZ1.BLOGSPOT.COM.AR/

No comments yet.

Leave a Comment