Facebook Twitter RSS Reset

Todos los mapas que conoces están mal. Entérate por qué

Todos los mapas que conoces están mal. Entérate por qué

Todos los mapas que conoces están mal. Entérate por qué
Todos los mapas que conoces están mal. Entérate por qué

mentira

Nada está donde crees que está.

Todos los mapas que conoces están mal. Entérate por qué

Todos los mapas que conoces están mal. Entérate por qué

Que en el mapa el norte esté arriba y el sur abajo es una convención arbitraria que, tal como los perros se llamen “perros” en español,”dog” en ingles, o “нохой” en mongol: Depende de la cultura. Desde Tolomeo, que prevalece aquella particular mirada del mundo que ubica el norte arriba. De tal modo, el continente europeo y el norteamericano, poseen protagonismo en el mapa y se sitúan “por encima” de continentes como Africa, la India o Suramérica. ¿Simple casualidad o Hegemonía cultural? A continuación, más problemas con los que se han encontrado los cartógrafos a lo largo de la historia.

Todos los mapas que conoces están mal. Entérate por qué

1.Orientación de los mapas:

Norte y arriba no son sinónimos. En su libro Historia del mundo en 12 mapas, Jeremy Brotton señaló en no existe ninguna razón puramente geográfica por la que una dirección sea mejor que otra, o por qué los mapas occidentales modernos hayan naturalizado la asunción de que el norte debería estar arriba. Un buen ejemplo son los mapas medievales judeocristianos, que hasta finales del siglo XV representaban la Tierra orientada hacia el este, con Asia arriba, Europa abajo a la izquierda y África abajo a la derecha. El este se prefería en muchas culturas por ser la dirección por la que salía el sol, siendo el sur la segunda dirección en preferencia. El oeste se asociaba con la decadencia y la muerte, y el norte, “con la oscuridad y la maldad”.

Todos los mapas que conoces están mal. Entérate por qué
Mapamundi del Beato de San Severo. Wikipedia

Si te quedaron dudas sobre la arbitrariedad en la orientación de los mapas, la foto que se tomó directamente desde el Apolo 17 puede convencerte. Sí, el Sur está arriba. Y Sí, generalmente la dan vuelta en los medios para que nadie se ponga nervioso…

Todos los mapas que conoces están mal. Entérate por qué

2. ¿Y qué pasa con el centro?

El centro tiene un valor simbólico. Brotton explica que la mayoría de los mapas ponen la cultura que los produjo en el centro. Esto tiene un sentido político y practico (similar a cuando abrimos Google Maps y lo primero que queremos saber es dónde estamos para saber qué camino hemos de seguir). El mapamundi de la catedral de Hereford, que se dibujó alrededor del año 1300 en Inglaterra, coloca a Jerusalén en su punto medio. El mapa del logo de las Naciones Unidas, sitúa el centro en el polo Norte, para que no se enfade nadie. Durante la Segunda Guerra Mundial, Richard Edes Harrison también situó el polo norte en el centro para mostrar el lugar que ocuparían Estados Unidos y la Unión Soviética en el conflicto.

Todos los mapas que conoces están mal. Entérate por qué

3. ¿Cómo dibujo una esfera en un plano?

Este es uno de los problemas más complejos para los cartógrafos, ya que es imposible proyectar una esfera en una superficie de dos dimensiones sin que haya algún tipo de distorsión en la forma o en los ángulos. La mayoría de los mapas actuales se basan en la proyección que hico Mercator en 1569, quien trató el globo como un cilindro y mantuvo los ángulos en su superficie. Esto produce que los meridianos no converjan como deberían y produce distorsiones como que la Antártida parezca tan grande, o Groenlandia tan extensa como Sudamérica, a pesar de tener sólo una octava parte de su superficie. Europa parece el doble de amplia que Sudamérica, cuando realmente es la mitad. Pero las distorsiones del mapa Mercator tiene la ventaja de permitir mantener los rumbos marinos en líneas rectas, que era uno de sus objetivos. Google Maps, y OpenStreetMap usan una variante del Mercator para sus planos a gran escala.

Todos los mapas que conoces están mal. Entérate por qué

En 1973, Arno Peters, intentó superar los errores proporcionales del Mercator y poner en evidencia que nuestra forma de ver el mundo tiene consecuencias políticas. En su mapa, los continentes del norte aparecen radicalmente reducidos en tamaño, mientras que África y Sudamérica se muestran como lágrimas enormes resbalando hacia la Antártida. Sin embargo, su proyección también tiene distorsiones y errores de cálculo: por ejemplo, Nigeria y el Chad aparecen el doble de grandes.

Todos los mapas que conoces están mal. Entérate por qué

El mapa de Peters fue el más vendido durante las dos décadas siguientes y fue adoptado por entidades como las Naciones Unidas y Oxfam.

Pese errores tiene el gran mérito de obligar a los cartógrafos a admitir que sus mapas nunca habían sido y nunca podrían ser ideológicamente neutrales o representaciones científicamente objetivas.

Todos los mapas que conoces están mal. Entérate por qué

No comments yet.

Leave a Comment