Facebook Twitter RSS Reset

Todo lo que tienes que saber sobre la barba

Todo lo que tienes que saber sobre la barbaGIF

Elige el tipo de barba según la forma de tu cara

Una de las tendencias masculinas actuales es la de llevar barba; algo que en realidad nunca pasa de moda pero que parece vivir ahora un auge debido a que son muchos los famosos que se apuntan a llevar barba. ¿sabes cuál es el tipo de barba que mejor le queda a tu cara? Es importante saberlo por mucho que tú quieras parecerte al famoso de turno. Si sabes cuál es la forma de tu rostro podrás acertar a la hora de decantarte por una barba u otra.

ROSTRO TRIANGULAR

Los hombres con rostro triangular destacan por tener los pómulos prominentes. Habrá que disimularlos un poco por lo que puede quedarte bien una barba algo poblada y que te ayudará a verte algo más masculino. Es importante llevarla cuidada y sobretodo que recortes bien la zona del cuello y mejillas. Vigila que esté bien recortada en el área del cuello y las mejillas. La perilla también puede quedarte bien.

Todo lo que tienes que saber sobre la barba

ROSTRO OVALADO

Tener el rostro ovalado es toda una suerte ya que se considera la forma ideal para el rostro. Los hombres con facciones de rostro ovalado podrán presumir de cualquier tipo de barba, aunque les quedan genial aquellas que son poco pobladas, como la barba de tres días, y que es tendencia actualmente.

Todo lo que tienes que saber sobre la barba

ROSTRO REDONDO

La cara redonda es muy común entre los hombres, y no gusta nada a quién la tiene aunque esto no quiere decir que no podamos disimularla un poco. El mejor tipo de barba para esta forma de cara será siempre la barba con un estilo angular de modo que puedas darle definición a la mandíbula. La idea es que uses un estilo que te genere el efecto de tener un rostro ovalado. Barbas con bigote marcado y perilla pueden ser también la solución que disimule la redondez de tu cara.

Todo lo que tienes que saber sobre la barba

ROSTRO CUADRADO

Los hombres de rostro cuadrado tienes unas facciones duras aunque marcadas en torno a la zona del mentón y de la frente. Para suavizar tu rostro nada mejor que apostar por una barba completa aunque que esté bien cuidada y quizás la clave sea la de dejar crecer un poco más el bigote de modo que toda la atención se atraiga sobre este.

Todo lo que tienes que saber sobre la barba

ROSTRO DIAMANTE

El tipo de rostro diamante es un rostro en el que sobresale la barbilla y tiene fuertes facciones. Así como el rostro triangular, una barba completa pueda ayudar a minimizar y suavizar esas características, aunque también puedes decantarte por las perillas como la que ha popularizado Johnny Deep, sólo con bigote y algo de barba en la barbilla de modo que concetras todo la atención en el centro de tu rostro.

Todo lo que tienes que saber sobre la barba

¿Cómo cuidar la barba?

Antes de nada, me gustaría aclarar que esta será una entrada por “capítulos” pues creo que es un terreno muy amplio como para tratarlo en una sola página.

Lo primero que necesitas saber es que tu barba necesita cuidados. Igual que cuidas el resto de tu cuerpo, debes hacer lo mismo con ella y aprender a cuidar la barba.

¿Por qué debería cuidar la barba?

Tu barba, forma parte de aspecto e influye tanto como el peinado o la ropa que vistas. Dicen que solo se tiene una oportunidad para causar una primera buena impresión por lo que es importante tener una barba cuidada que complete el conjunto general.

También tenemos que tener en cuenta, que debajo de nuestra barba, hay piel. Esa piel, la de la cara, es delicada y precisa cuidados como limpieza e hidratación.

¿Qué debo hacer para cuidar la barba?

No hay que salirse mucho de nuestra rutina de aseo diario para portar una barba cuidada y bonita. Todo dependerá de en qué grado queréis implicaros en el cuidado de esta.

Vamos a separar el cuidado en 3 preguntas básicas:

1 – ¿Cómo lavar la barba?

Todo lo que tienes que saber sobre la barba

El paso principal para introducirse en el cuidado de la barba debe ser aprender cómo lavar la barba.

Normalmente, a lo largo del día, solemos ensuciar nuestra barba, ya sea con restos de comida (sobre todo en la zona del bigote y perilla), humo de tabaco (los que fumen o frecuenten lugares con humo) o cualquier cosa susceptible de quedar atrapada entre los pelos.

También es normal, en épocas de frío o condiciones climatológicas extremas, que nuestra piel de debajo de la barba sufra y se descame o desprenda.

Nuestro pelo de la barba no es como el de nuestra cabeza. Es un pelo más grueso y rizado y además la piel de debajo no es como la del cuero cabelludo, por lo que necesitamos cuidados diferentes.

Es por esto por lo que no nos vale usar un champú normal para la cabeza y debemos optar por champús y jabones específicos para lavar la barba, siendo estos menos agresivos, menos ásperos y más naturales, pues suelen estar formulados con compuestos orgánicos.

Una vez que nos hagamos con uno de estos productos para lavar la barba, de los que os hablaré más adelante, es importante establecer una frecuencia de lavado.

¿Por qué es importante la frecuencia en la que has de lavar la barba?

Es una de las cosas más importantes que debemos tener en cuenta, pues podemos entorpecer el desarrollo óptimo de nuestra barba. Ésta, posee aceites naturales que intervienen en su crecimiento, fortaleza y brillo, por lo que una frecuencia demasiado alta de lavado puede acabar con estos aceites naturales y jugar en nuestra contra.

También debemos asegurarnos de que los productos que usemos, respeten los aceites, pues aún siendo productos para la barba, hay algunos que los respetan mejor que otros.

Personalmente creo que la frecuencia de lavado correcta es de tres veces por semana, usando jabones o champús, y el resto de veces, basta con lavarla únicamente con agua. De esta manera, y espaciando los lavados en días alternos, conseguimos respetar los aceites y dejar que se regeneren y actúen sobre nuestra piel y pelo.

Esto no quiere decir que para todo el mundo la frecuencia deba de ser de tres veces por semana, pues cada barba es diferente y única y vosotros mismos os daréis cuenta de la frecuencia que mejor os va, aunque no recomiendo pasar de esta cantidad de veces.

Ya tenemos nuestra frecuencia de lavado (no desespereis mientras encontráis la más adecuada a vosotros. Recordad que dejar crecer una barba es una maratón, no una carrera) y ahora toca aprender la mejor manera de lavarla.

Método para lavar la barba

Aplicamos nuestro producto y repartimos generosamente por toda la barba, hundiendo las yemas de los dedos y dejando que alcancen nuestra piel. Esto es importante porque la piel de debajo debe quedar limpia e hidratada.

Aplicamos de raíz a puntas y en todas la direcciones posibles. La gente con barbas nuevas, pueden frotar con un poco más de énfasis, pues las barbas recientes suelen descamar algo más la piel y además, así estimulan mejor los folículos, consiguiendo un mejor desarrollo y crecimiento.

Como véis, no es nada que no os imaginarais de antemano, pero lo importante viene a la parte de aclarar la barba.

Debemos aclarar la barba con abundante agua, en varias direcciones y de manera completa para evitar que queden restos o residuos que puedan provocarnos picores o descamaciones una vez que la barba se seque.

Otra cosa a tener en cuenta es la temperatura de agua que usamos tanto para el lavado como para el aclarado.

Usar agua muy caliente puede secarnos demasiado la piel, lo que jugaría en nuestra contra para un desarrollo correcto de la barba.

Usaremos agua templada para mojar y lavar la barba. El agua templada no nos resultará desagradable en primer momento y es mejor que la fría para el lavado. Además, también nos abrirá los poros al igual que el agua caliente sin consecuencias tan agresivas.

Para el aclarado, usaremos también agua templada, pero una vez que eliminemos todo el champú o jabón, podemos pasar a un agua más fría para ir cerrando poco a poco los poros y además, aportar brillo.

Secado de la barba

Después de lavar correctamente la barba, tenemos que secarla, para evitar que el agua que se queda entre los pelos pueda irritarnos la piel.

La mejor manera es pasar una toalla limpia, suavemente por toda la zona. Importante que esto se haga de manera suave, pues cuando el pelo está mojado es más delicado.

Personalmente, recomiendo después de la toalla, dar un poco con el secador, a temperatura media, para terminar de secar todo y además estirar un poco el pelo, pasando un cepillo mientras le damos con el aire caliente.

2 – ¿Cómo peinar la barba?

Todo lo que tienes que saber sobre la barba

Peinar la barba puede ser un tema delicado, ya que cada persona tiene una forma en la cara y cada barba es diferente, pero voy a intentar tratarlo de una manera general.

Elegir el momento idóneo

Como en todas las cosas, elegir el momento idóneo para peinar la barba puede suponer la diferencia entre un buen resultado y un resultado mediocre.

Para el peinar la barba, el mejor momento es después de haber aplicado un hidratante. Los mejores hidratantes son los aceites para la barba, ya que estos aportan peso al pelo y facilitan la tarea de desenredar los nudos que a diario se producen en nuestra barba.

Esta lubricación para peinar la barba es muy importante para evitar tirones y pelos rotos, que hagan de un placentero ritual como debe ser peinar la barba, una experiencia no muy grata.

El momento que debemos evitar es justo al salir de la ducha, todavía con el pelo húmedo. En estos momentos, después de haber lavado la barba, nuestro pelo es vulnerable y corremos el riesgo de arrancarlo, perdiendo así pelos que de otra manera no perderíamos, lo que repercute directamente en el volumen de nuestra barba.

También hay que evitar peinar la barba después de usar el secador, mientras está todavía caliente, ya que al igual que con el pelo mojado, éste se vuelve débil. Conviene esperar unos minutos para dejar que se atempere.

Elegir las herramientas adecuadas.

Como vulgarmente se dice “Con buena polla, bien se folla”.

Puede parecer que un peine cualquiera nos vale para nuestra barba, pero nada mas lejos de la realidad.

El tamaño y distancia entre los dientes de un peine debe estar adecuado al tamaño y densidad de nuestra barba para obtener el máximo beneficio al peinarla. Una barba pequeña y de pelo suave, no necesitará mucho grosor ni espacio entre dientes al igual que una barba grande y densa no debería usar peines pequeños ni con los dientes muy juntos.

El material con el que son fabricados juega un papel determinante, ya que los pelos de la barba generan mucha fricción y por consiguiente, electricidad estática. Un peine de plástico barato nos va a electrizar la barba, impidiéndonos domar los pelos rebeldes, que acabarán de punta y dispersos.

Otra cosa a tener en cuenta es el acabado del peine. Un peine de plástico hecho en molde, es propenso a tener bordes afilados y dientes con marcas que van a engancharse en nuestros pelos, rompiéndolos y cortándolos y por tanto, mermando nuestra barba.

Unos de los mejores peines para peinar la barba que podemos encontrar pertenecen a la marca Kent, una casa histórica en la fabricación de peines y cepillos desde 1777. Sus peines y cepillos están hechos y pulidos a mano, evitando incidentes desagradables en nuestra experiencia al peinar.

Todo lo que tienes que saber sobre la barba

Seguir el procedimiento correcto

La manera de peinar la barba influye mucho en el resultado final que vamos a obtener.

No puede ser un peinado agresivo, dando tirones y con pasadas rápidas. Tenemos que ir poco a poco, desenredando los nudos que nos vayamos encontrando. Para esto, la mejor manera es parar cuando lleguemos a un nudo y pasar los dedos por la zona. Luego seguimos peinando.

Con esto nos evitamos pegar tirones que, ademas de ser desagradables, casi seguro van a rompernos algún pelo.

Es importante pasar el peine por toda la barba, de arriba a abajo y de los laterales al centro. Así también vamos domando el pelo y educándolo para crecer en la dirección correcta.

Recordad que para obtener un mejor resultado, debemos ir de un tamaño de peine mayor a uno menor, por lo que si podéis empezar a peinar con un peine de esqueleto y acabar con un peine para barbas, la experiencia será mucho más óptima.

3 – ¿Cómo hidratar la barba?

Aprender a hidratar la barba es uno de los pasos más importantes que debemos de seguir para conseguir un aspecto saludable y brillante en ella.

No solo estamos hidratando y fortaleciendo el propio pelo, sino también la piel de debajo. Nuestra piel de la cara juega un papel importantísimo en el desarrollo del pelo, pues una piel muy seca o descamada, ralentizaría el crecimiento.

Para hidratar la barba no nos vale solo con agua y el lavado. Tampoco nos vale una crema hidratante convencional, pues estas cremas estan pensadas únicamente para la piel de la cara y por sus componentes no van a tratar muy bien el pelo de nuestra barba. Estos productos, secan el pelo, dejándolo áspero y difícil de domar y peinar.

Por eso, es imprescindible el uso de productos específicos para hidratar la barba que estén creados para el beneficio de nuestra piel y barba.

¿Qué clase de productos existen para hidratar la barba?

Los mejores productos para hidratar la barba son los aceites y los bálsamos. Podemos elegir uno u otro según nuestras preferencias, siendo el aceite más liviano y menos grasiento que el bálsamo. Personalmente, prefiero los aceites.

Existen muchas marcas de aceites para hidratar la barba donde elegir, pero es normal sentirse desorientado al principio y no saber por cual decantarse. Yo me encontraba en esta situación tiempo atrás y decidí pedir los aceites con mejores opiniones contrastadas a lo largo y ancho del mundo y así poder formarme una opinión de todos ellos.

¿Qué hace a estos aceites buenos para hidratar la barba?

Estos aceites, están formulados orgánicamente con productos naturales y tienen bases de aceites esenciales muy beneficiosos para nuestra piel y nuestro pelo.

Estas bases, suelen estar compuestas por aceites como el de Jojoba, muy beneficioso para nuestra piel, regulando el nivel de grasa e hidratándola, y para nuestro pelo, dando brillo y suavizándolo.

Otros aceites presentes en estas composiciones son el de pepita de uva, muy bueno para la piel por sus propiedades antioxidantes y el aceite de argán, también muy conocido.

¿Cómo usar estos productos?

El uso de estos productos es muy sencillo.

Basta con verter una pequeña cantidad de aceite para la barba en la palma de la mano (aproximadamente como del tamaño de una moneda de 2 centimos, aunque si tenemos una barba más grande, llegaremos al tamaño de una moneda de 5 centimos).

Frotamos y repartimos sobre las dos manos e inmediatamente y empezando por la parte de abajo de la barba, “hincamos” los dedos para que lleguen a la piel y subimos, impregnando del aceite de nuestras palmas los pelos a través de los que pasamos. Luego lo hacemos desde las mejillas hasta abajo y por último el bigote, hasta gastar la cantidad que habíamos echado en nuestras manos.

Tras aplicar el aceite para la barba, podemos elegir el aspecto que queramos darle a nuestra barba.

Si queremos un aspecto más rizado, cogemos el pelo entre nuestros dedos y apretamos. Imaginad la posición de las manos del cuadro de “El Grito” de Munch, pero con el pelo entre los dedos y apretad suavemente.

Si por el contrario queremos un aspecto más liso y peinado, basta con cepillar y peinar con un peine de púas anchas y darle la forma que más nos guste.

Os daréis cuenta, llegado este paso, que el peine parece que se desliza solo por la barba. Es porque el aceite ayuda muchísimo a deshacer los nudos de pelos que se nos forman en la barba.

¿Por qué tengo la barba de varios colores?

Todo lo que tienes que saber sobre la barba

A muchos hombres nos pasa.

Desarrollamos barbas de “colores”, principalmente rojas y sin importar el color de pelo que tengamos.

Lo primero, deciros que no es algo de lo que preocuparse. Es totalmente genético y a no ser que tintéis vuestra barba, no hay nada que hacer para evitar tener la barba de varios colores.

El color más frecuente, suele ser el rojo. Yo lo he tenido desde que empecé a dejarme la barba, pero el mio en particular, ha ido cambiado de sitio.

Empecé teniéndolo en la zona de la perilla y el bigote. Con el tiempo, esa zona se oscureció más y ahora es prácticamente negra. Sin embargo, se ha “desplazado” a los lados y cubre casi toda la zona entre las patillas y el bigote.

Como introducción, sabed que el pelo de la barba es muy diferente al pelo de la cabeza. Es más grueso y rizado. Además no se nos cae con el tiempo.

A nivel genético no se han realizado muchas investigaciones, pero las pocas que se han hecho, asocian este cambio en el color con un gen recesivo en un determinado cromosoma.

El pelo rubio, cuando somos de pelo oscuro, normalmente suelen ser vellos, que todavía no se han desarrollado por completo, por lo que podemos esperar que vayan desapareciendo progresivamente.

En cualquier caso es algo perfectamente normal e inevitable, por lo que lo mejor que podemos hacer es aprender a amar nuestra barba y disfrutarla tal y como es.

¿Cómo cuidar tu barba este verano?

Todo lo que tienes que saber sobre la barba

Sí amigos… el verano está asomándose a la vuelta de la esquina y en esta época a muchos barbudos les surge una cuestión que les ronda la cabeza: ¿Debería rasurarme la barba? Y nosotros os devolvemos la pregunta: ¿¿¿¿Por qué???? Llevas todo el año cuidándola, mimándola, queriéndola… ¿y ahora quieres deshacerte de ella? Te damos tres razones de peso para que mantengas tu barba este verano y no te arrepientas después:

No da tanto calor como parece

Si ya has pasado un verano barbudo, tu mismo habrás comprobado que llevar barba, incluso si esta es larga (a no ser que seas el león de la Metro Goldwyn Mayer) no supone un aumento de tu sensación de calor. Si no, puedes preguntarle a cualquiera de tus amigos hipsters y verás que la mayoría están de acuerdo con esto. De hecho, muchos barbudos te dirán que es mucho peor el pelo de la cabeza. Si eres de los que llevan pelo largo o greñas y tampoco quieres deshacerte de ellas este verano, te proponemos unirte a la moda Mun (mezcla de las palabras man (hombre) y bun (moño), lo más trendy del momento.

Protege tu piel del sol

La barba es la mejor crema protectora que podrás encontrar para evitar los efectos nocivos del exceso de sol en tu cara. Una barba frondosa te permitirá frenar la radiación absorbiendo el sol que incide en la piel que se halla debajo. Ya sabes que esta piel es más sensible a las inclemencias temporales que la de otras zonas de tu cuerpo, así que una gran razón para mantenerte en el equipo barbudo en verano será la de estar aún más seguro frente a una amenaza a tener siempre en cuenta. Además, en ocasiones esos mismos rayos de sol aclaran la barba y hacen aparecer mechones más claros que los del resto de la cara, dándole a tu aspecto el perfecto toque surfero. Lo que nos lleva a…

La barba: el complemento perfecto

¿Te has parado a pensarlo alguna vez? La barba es el complemento perfecto para un hombre en verano. No se estropea con el calor ni con el sol, se puede mojar y soporta perfectamente la sal del agua marina, no deberás quitártela en una playa nudista y por supuesto combina de maravilla con la raya marinera y los básicos más coloridos. ¡Lo tiene todo y la llevarás siempre encima sin tener que cargar con ella! No te lo pienses más y lánzate a coger olas mientras los playeros se quedan pasmados admirando la húmeda cadencia de tu barba recién salida del chapuzón.

Pues ya lo sabes, ser pro-barba en verano es una opción sabia que combina lo mejor para tu salud con lo mejor para tu aspecto. No dejes de lucir una barba cuidada en verano y atrévete a comprobar por ti mismo el resultado en cuanto puedas. Cuida tu barba… ¡También en verano!

Aprende a cuidar tu barba este verano

Primero de todo, vamos a intentar desmentir un mito y es el que la barba da calor en verano.

No tenemos que estar sufriendo por si nuestra barbas nos van a asfixiar durante estos meses de intenso calor ya que no, no dan calor y no, tampoco nos van a molestar.

Por esa parte podemos estar muy tranquilos ya que podemos seguir disfrutando de ellas sin necesidad de cortarlas mas de lo que nos gustaría y así llegar al final de verano con mejor barba que al principio.

Los cuidados básicos que le hacemos deben mantenerse en esta época también, ya que por los cambios de temperatura y los baños en playas y piscinas nuestras barbas van a sufrir un poquito más que de costumbre.

Lavar la barba en verano

Lo importante aquí es que la frecuencia de lavado sea correcta y podamos sacar beneficio de ella.

Ya que en verano sudamos más que de costumbre, es normal también que el numero de duchas aumente drásticamente y con ello las ocasiones que tenemos de lavarnos la barba.

Una cantidad excesiva de lavados solamente nos va a perjudicar ya que como he comentado en otras entradas del blog, nuestra barba segrega sus propios aceites naturales que nos ayudan en su crecimiento y vitalidad y si la lavamos varias veces al día nos estamos llevando con cada lavado esos preciados aceites.

En este caso, lo conveniente es simplemente aclarar la barba con agua y masajearla como si la estuviéramos lavando, favoreciendo así la distribución de los aceites.

Todo lo que tienes que saber sobre la barbaGIF

No comments yet.

Leave a Comment