Facebook Twitter RSS Reset

Tips para elegir el mejor uniforme para nuestros empleados

Tener uniformes laborales para nuestros empleados puede ser un arma de varios filos ya que no solamente mantiene a los empleados sanos y salvos al realizar sus labores, sino que también puede servir de producto promocional de la empresa. La ventaja de estas prendas es que pueden cambiar mucho dependiendo del clima y el área laboral de la persona; por ejemplo, los uniformes en Veracruz para los empleados de una heladería pueden ser distintos que los uniformes en una ciudad menos calurosa, así le damos identidad a la marca y seguridad al empleado.

Ahora que el boom del bajío está sonando cada vez más, se habla mucho de uniformes en Querétaro, Guanajuato, Aguascalientes, etc., que por supuesto tienen diferentes características que los uniformes utilizados en otras condiciones climáticas; al menos en Querétaro y Guanajuato se viven climas muy distintos durante todo el año, por lo que se debe crear un uniforme dinámico que se adapte al frío, calor y lluvias.

Al escoger el uniforme es importante que se adapte no solamente a los requerimientos de seguridad de la empresa y de las condiciones de trabajo, también debe ser algo que guste a los empleados y quieran usar, pues de otra manera estaremos batallando para que lo usen. Claro que no se les puede dar gusto a todos pero hacer un consenso nunca está de más, así ellos sienten que se les escucha e incluso un resultado no tan satisfactorio puede no molestar tanto si antes se les pidió la opinión.

Muchas empresas prefieren recurrir a los uniformes enteros como overoles para evitar que algunas partes se pierdan o incumplan; teniendo una prenda de una sola pieza que cubra lo necesario para estar seguros y cómodos es un excelente aliado. Otra excelente opción es no hacer un uniforme unitalla ya que las talles y los tamaños siempre varían mucho, aún más si estamos pensando en equipos de hombres y mujeres.

Dependiendo del tipo de trabajo que vayamos a uniformar tenemos que pensar en el tiempo de deterioro y las zonas en donde las prendas se pueden desgastar más, así podemos pedirlos reforzados y hacerlos más duraderos.

Un punto que no debemos pasar por alto es el de los colores institucionales, esto es una buena estrategia para que las personas ajenas al lugar de trabajo los reconozcan y que ellos se sientan un poco más identificados con los valores del lugar de trabajo; un buen uniforme portado por un empleado satisfecho con su trabajo puede ser el mejor producto promocional.

No comments yet.

Leave a Comment