Facebook Twitter RSS Reset

Tipos de Velos de novia

El velo de novia, origen y significado de este complemento

Tipos de Velos de novia
El velo de novia es uno de los complementos que puedes llevar el día de tu boda y aunque no es un elemento indispensable en las bodas actuales ya que se tiene como un detalle más bien clásico, son muchas novias las que optan por llevarlo el día de su enlace.

Este complemento está compuesto por una tela muy fina y transparente como puede ser el tul y la organza.

Tipos de Velos de novia
Aunque en la actualidad podemos encontrar multitud de estilos y colores (eso sí, siempre dentro de la gama del blanco y los tonos claros), sea cual sea el velo de novia que una decida llevar, este será la versión actual de una prenda que tiene un origen cuanto menos curioso.

Como en tantos aspectos de la ceremonia matrimonial contemporánea, es el caso de la alianzas o las arras, existen diversas teorías para explicar el origen del velo de novia, pero que tienen algo en común: provenir de rituales paganos o de otras religiones. Así, el velo contemporáneo sería una adaptación occidental del que llevaban las mujeres orientales, las romanas o las griegas hace algún tiempo.

Tipos de Velos de novia
El velo de la novia en Oriente

En la Antigüedad, cuando tantos matrimonios se pactaban entre familias, por razones económicas o de estrategia política, era raro que la pareja se conociese antes del matrimonio. Esta sería la razón que provocó que las novias comenzaran a llevar velo: para evitar que el novio la rechazase, puesto que no podía verle la cara hasta que la ceremonia había finalizado.

Asimismo, existe la teoría de que el velo, un poco en la línea de lo que sigue sucediendo en la actualidad en algunos países musulmanes, simbolizaba el sometimiento de la esposa a la voluntad del marido, de ahí que fuese (y es) una prenda que llevan toda la vida, no solo durante la boda.

Tipos de Velos de novia
Velo tapando la cara de la novia

El velo de la novia en la época romana y griega

En tiempos de los griegos y, posteriormente, de los romanos, la costumbre de llevar velo obedecía a razones de superstición, puesto que la pieza de tela, en este caso de colores vivos de la familia que va del rojo al amarillo, tenía una misión fundamental: proteger a la novia del mal de ojo que podía provocarle la envidia de otras mujeres al verla desfilar hacia el lugar de la celebración. De hecho, la misma palabra “velo” viene de la raíz latina que significaba “protección”.

Tipos de Velos de novia
De igual manera que en el caso de Oriente, otro de los motivos para que la novia llevase velo era el de evitar que el novio la plantase al verla por primera vez, en el caso de matrimonios concertados, puesto que no le levantaba el velo hasta que la ceremonia había concluido.

Estos dos motivos, protección por superstición y por interés, se mantuvieron hasta la Edad Media, con velos y otro tipo de elementos ornamentales, como flores, formando parte del vestuario femenino en las bodas. Sin embargo, no estaba aun aceptado como parte del ritual cristiano.

El velo en la actualidad

Tipos de Velos de novia
Parece ser que no fue hasta el siglo XIX cuando se adoptó el velo como elemento “obligatorio” en las bodas cristianas, con la función simbólica de indicar la pureza o virginidad de la novia. De ahí que pasase a ser de color blanco exclusivamente.

Hoy en día, el uso o no de velo es una cuestión de gustos o del tipo de moda que una prefiera llevar en su boda, y en numerosas ocasiones las novias optan por los tocados y otros elementos decorativos.

Tipos de Velos de novia
Sin embargo, es el velo de novia el que tiene una historia que, como en tantos casos cuando hablamos de tradiciones y rituales, no solo es sorprendente sino que además su evolución en el tiempo ha hecho que hoy en día su significado sea completamente diferente al que tenía en sus orígenes.

Ahora que ya conoces el significado y la tradición del velo de novia, ¿Te animarás a llevarlo el día de tu boda?

Novia haciendo volar su velo



Tipos de Velos de novia

No comments yet.

Leave a Comment