Facebook Twitter RSS Reset

Tesla vs Edison: la guerra de las corrientes QUIEN GANO

Tesla vs Edison: la guerra de las corrientes QUIEN GANO

Tesla vs Edison: la guerra de las corrientes QUIEN GANO

La histórica rivalidad entre Nikola Tesla y Thomas Edison es sin dudas la más interesante y más conocida en el ámbito de las ciencias. A más de 130 años de lo que se conoció como “la guerra de las corrientes”, la cuestión aún despierta intensos debates y discusiones al respecto, pero en realidad, ¿qué sabes acerca de la guerra de las corrientes entre Tesla y Edison? Pues hoy vamos a conocer toda lo que sucedió en sumo detalle.

Antes de comenzar, permíteme contarte que por más arbitrario que intente ser, me resulta sumamente difícil ocultar mi posición, especialmente aún sabiendo que cuando me tocó escribir sobre el inventor más importante de la historia, elegí nada menos que a Nikola Tesla. Podrás estar de acuerdo conmigo o no, pero ya sabes de qué lado estoy… En aquella oportunidad te conté varios datos biográficos sobre este genio, repasemos brevemente algunos de ellos y demos comienzo al recorrido.

Nikola Tesla y la corriente alterna



Tesla vs Edison: la guerra de las corrientes QUIEN GANO

De origen serbio, Nikola Tesla nació el 10 de julio del año 1856 en el pueblo de Smiljan, hoy Croacia, pero que para entonces era parte del imperio Austro-Húngaro. Falleció el 7 de enero del año 1943 en la ciudad de Nueva York, EEUU, a sus 87 años de edad, dejando el más grande e importante legado en el desarrollo de la electricidad, el electromagnetismo y la ingeniería moderna. Aunque como sucedió con muchos de los más grandes genios de la historia, terminó prácticamente olvidado y casi en la pobreza…

Después de estudiar en Austria y en la República Checa, en 1881 tuvo su primer trabajo en electricidad como ingeniero eléctrico para una empresa en Hungría, en donde comenzó a plantearse los primeros criterios para solucionar los problemas en cuanto al campo magnético rotativo. Al año siguiente se mudó a Francia y comenzó a trabajar para una de las sucursales de la empresa de Edison, donde inventó el motor de inducción y numerosos dispositivos cuyo funcionamiento se basaba en el uso del campo magnético rotativo.

En el año 1883 se muda a EEUU para trabajar con el propio Edison, pasando de ser un empleado de una sucursal francesa de la compañía a ser prácticamente la mano derecha de su jefe. Trabajando para Edison, Tesla dedicó varios años de su vida al desarrollo de los dinamos de la línea de su jefe y desde entonces comenzaron sus discrepancias en cuanto a la corriente continua que, por el dinero que le dejaba, quería utilizar Edison y la corriente alterna de Tesla.

Con sus trabajos, Tesla demostró la ineficacia y las fallas del uso de las potencias de corriente continua de Edison, proponiendo sustituirlas por el uso de corriente alterna. El cambio propuesto por Tesla minimizó la pérdida de energía a grandes distancias y luego de desarrollar un sistema de generadores polifásicos alternos, motores y transformadores, el sistema se adoptó en EE.UU. para el suministro de energía, lo que culminó en lo que se conoció como la guerra de las corrientes entre Tesla y su inversor Westinghouse contra Edison y su socio, el banquero J.P. Morgan.

Continuemos con el recorrido para hablar ahora sobre Edison



Thomas Edison



Tesla vs Edison: la guerra de las corrientes QUIEN GANO

Thomas Alva Edison nació el 11 de febrero de 1847, en la ciudad norteamericana de Milan, Ohio. Fue un inventor realmente sorprendente que patentó más de mil inventos en su vida y que aún hoy es ampliamente considerado como el inventor más importante de los Estados Unidos de América. Entre tantos de sus inventos, podemos señalar el fonógrafo, el altavoz de transmisión telefónica, la bombilla de luz y muchos de los conceptos básicos para comprender los aparatos de imágenes en movimiento que hoy conocemos, como algunos de los más importantes de Edison.

El inventor no tardó en consolidarse como uno de los más prolíficos e importantes de la historia. Para el año 1884, Edison ya se consideraba como “el padre de las lámparas incandescentes” y tenía cientos de inventos en producción, muchos de los cuales estaban directamente relacionados con el funcionamiento de esas lámparas y que funcionaban gracias a la corriente continua, que obviamente estaba patentada por Edison. Todo esto le trajo mucho, pero mucho dinero.

De esta manera, Edison se convirtió en un empresario de renombre y, como atraídos por el fétido aroma del dinero, los inversores tampoco tardaron en aparecer… Es que justamente, para entonces ya todos sabían que más que un inventor de grandes ideas, Edison era un empresario con grandes ambiciones. El sabía muy bien que para lograr grandes inventos que le dejasen mucho dinero, no necesitaba ser un genio ni perder el tiempo estudiando física, matemáticas o electrónica, sino conseguir a los cerebros que sí estuviesen dispuestos a hacerlo y que además, también estuviesen dispuestos a entregarle el crédito, es decir, las patentes.

Justamente, fue con estas intenciones que quiso contar con los servicios de Tesla, aunque lo cierto es que Tesla era mucho más inteligente que cualquiera de los empleados de Edison y claro, ¡que el mismísimo Edison! Por lo que los altercados y la fricción en la relación se planteó inmediatamente y poco tiempo después, Tesla renunció a la empresa de Edison para comenzar la suya, con la bandera de la corriente alterna en alto

Así surgió la “La guerra de las corrientes” de la que hablaremos a continuación…

AC/DC: “La guerra de las corrientes”



Tesla vs Edison: la guerra de las corrientes QUIEN GANO

Cuando Tesla se fue de la empresa de Edison creó la Tesla Electric Company, patentando numerosas y flamantes invenciones como los generadores de corriente alterna (CA o AC del inglés alternating current), más eficaces, económicos y útiles que los de corriente continua (CC o DC del inglés direct current) de Edison, ahora su archienemigo. Así comenzó la guerra de las corrientes entre Tesla y Edison, y mientras Edison buscaba electrificar todo el territorio con CC, Tesla se esmeraba en evitarlo planteando que para llevar al energía eléctrica a cada rincón del país, ciertamente, la CA era la mejor opción.

No hay que confundirse, Edison estaba muy lejos de ser un tonto y sabía muy bien que Tesla estaba en lo cierto, el problema era que si Edison le daba la razón, perdería la oportunidad de ganar inimaginables sumas de dinero, ya que las herramientas, dispositivos y tecnologías necesarias para el uso de la CC de su propuesta (cuyas patentes tenía Edison) también era mucho más costosa que la de Tesla y por supuesto, le dejaba todo el dinero a don Thomas. Básicamente, con sus innovadoras ideas, el serbio de Tesla convertía el sueño americano de Edison en terribles pesadillas…

Pero tratándose de tanto dinero, no faltaron los socios, los inversores y los grandes capitalistas acercando sus porcinos hocicos, lo cual sigue siendo totalmente lógico y entendible, ¿no? Pues el banquero J.P. Morgan se convirtió en el socio fundamental de Edison y George Westinghouse Jr, inventor y magnate norteamericano, el de Tesla. El gran traspié en la batalla lo tuvo el pobre de Tesla que, en un momento muy poco ilustre, cedió todas sus patentes a su socio Westinghouse.

Con el paso de los años, la CA de Tesla comenzó a ganar la batalla por la electrificación de Estados Unidos y entonces J.P. Morgan dejó de apoyar a Edison y su sistema de CC, haciéndolo a un lado de la compañía (la cual cambió su nombre a General Electric). Pero como en toda guerra, sólo los más fuertes y despiadados quedan, y los inversores J.P. Morgan y George Westinghouse fueron lo suficientemente despiadados como para llegar a un acuerdo que los beneficiara sólo a ellos dos, dejando totalmente de lado tanto a Edison como a Tesla.

Tesla debió ser el ganador de esta batalla y en términos de utilidad, ingenio e innovación: así fue. Pero Tesla pasó al olvido y hoy es Edison a quien se lo recuerda como el “padre de la electricidad”. Lo peor es que Edison ya era un hombre rico por el resto de sus patentes, pero Tesla había cedido todos su derechos de patentes y terminó en el olvido, con el dinero necesario para sobrevivir el día a día…

Para culminar con esta triste historia, te dejo un pequeño obsequio de humor. ¿Qué pasaría si Tesla y Edison se enfrentaran en un combate…de rap?