Facebook Twitter RSS Reset

Terrible Historia:Un puestero descubrió su talento deportist

Germán Alfredo Gallardo Forquera (41), apodado “El punta”, reside en La Payunia y, desde allí, emprendió una destacada carrera deportiva. Desde el 2010, ha conquistado varios podios y distinciones en las ultramaratones de las que participó.

A sus 35 años, un puestero descubrió su talento deportista

Terrible Historia:Un puestero descubrió su talento deportist

El malargüino vive en el puesto “Los Arbolitos”, ubicado en los faldeos del volcán Payún Matrú. Es el tercero de cuatro hermanos, no sabe leer ni escribir y comenzó a explorar sus condiciones para el deporte hace unos cinco años atrás, cuando La Payunia fue escenario de la competencia “Conquista tu cumbre”, en la que obtuvo el segundo puesto.

Terrible Historia:Un puestero descubrió su talento deportist

En esa oportunidad, Germán se animó a los 102 kilómetros dispuestos para la carrera y consiguió, además, una mención especial por la capacidad física y psíquica aplicada.

En cada competencia, las distancias varían entre 80 y 160 kilómetros, dependiendo del lugar en donde se realicen. A lo largo del recorrido, los participantes van optimizando la energía en función de la topografía, la orientación geográfica y otras cuestiones que se presentan. Los especialistas, afirman que los primeros 30 kilómetros son fundamentales para poder hacer podio.

Terrible Historia:Un puestero descubrió su talento deportist

Cabe destacar que este deporte tiene sus complicaciones porque exige mucha exposición física de los participantes y, por ello, es necesario tener una preparación previa. De hecho, desde hace un tiempo Germán cuenta con un equipo que lo acompaña permanentemente en esta tarea y el control médico del doctor Adrián Castillo, que se encarga de realizarle estudios necesarios.

La productora malargüina “Cámara en Mano” realizó la filmación y edición de un corto en el que se representa cómo es un día en la vida de Germán. La idea de este trabajo audiovisual es, principalmente, incentivar al deportista para que continúe con su carrera y, sobre todo, mostrar la vida de un hombre que viviendo en un lugar inhóspito logró convertirse en una figura reconocida.