Facebook Twitter RSS Reset

Te ponés nervioso seguido? Podés tener esto

FOBIA SOCIAL



Te ponés nervioso seguido? Podés tener esto

¿Cuáles son los signos y los síntomas de la fobia social?



Personas con fobia social tienen la tendencia de:

Sentir mucha ansiedad al estar rodeados de otras personas y tener dificultad para hablar con ellas a pesar de querer hacerlo.

Sentirse tímidos y avergonzados delante de otras personas.

Tener mucho miedo de que otras personas los juzguen.

Preocuparse por muchos días o semanas antes de un evento donde habrán otras personas.

Alejarse de lugares donde hay otras personas.

Tener dificultad para hacer y conservar amistades.

Sonrojarse, sudar o temblar cuando están rodeados por otras personas.

Tener náuseas o malestar en el estómago cuando están con otras personas.

¿Que causa la fobia social?



A veces la fobia social es hereditaria, pero nadie sabe con seguridad por qué algunas personas la tienen y otras no. Los investigadores han descubierto que el miedo y la ansiedad involucran varias partes del cerebro. Al aprender más sobre cómo funciona el miedo y la ansiedad en el cerebro, los científicos podrán crear mejores tratamientos. Además, los investigadores están intentando descubrir de qué manera el estrés y los factores ambientales pueden estar involucrados.

¿Cómo se trata la fobia social?



Primero, hable con su médico acerca de sus síntomas. El médico le realizará un examen para asegurarse que no sea otro problema físico el que está causando los síntomas. El médico puede derivarlo a ver a un especialista de la salud mental.

Por lo general, la fobia social se trata con psicoterapia, medicamentos o ambos.

Psicoterapia. El tipo de psicoterapia llamada terapia cognitiva-conductual es especialmente útil para tratar la fobia social. Le enseña a la persona diferentes maneras de pensar, comportarse y reaccionar a distintas situaciones con el objetivo de ayudarla(o) a sentirse menos ansioso o temeroso. También puede ayudar a las personas a aprender y a practicar cómo desenvolverse socialmente.

Medicamentos. Los médicos también pueden recetar medicamentos para ayudar a tratar la fobia social. Los medicamentos que se recetan con más frecuencia para la fobia social son los ansiolíticos y antidepresivos. Los medicamentos ansiolíticos son fuertes y existen diferentes tipos. Muchos hacen efecto de inmediato, pero generalmente no deben tomarse durante largos períodos de tiempo.

Los antidepresivos se usan para tratar la depresión, pero también sirven para tratar la fobia social. Probablemente sean más comúnmente recetados para tratar la fobia social que los medicamentos ansiolíticos. Los antidepresivos pueden tardar varias semanas en hacer efecto, incluso algunos pueden causar efectos secundarios, como dolor de cabeza, náuseas o dificultad para dormir. Generalmente, para la mayoría de las personas, estos efectos secundarios no se convierten en un problema, en especial si se comienza con una dosis baja y se aumenta lentamente con el paso del tiempo. Hable con su médico acerca de cualquier efecto secundario que tenga.

El tipo de antidepresivo llamado inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO) es particularmente efectivo para tratar la fobia social. No obstante, rara vez se utilizan como tratamiento primario dado que, cuando los IMAO se combinan con ciertos alimentos u otros medicamentos, pueden causar peligrosos efectos secundarios.

Es importante saber que, aunque los antidepresivos pueden ser seguros y efectivos para muchas personas, también pueden ser riesgosos para algunas, en especial para niños, adolescentes y adultos jóvenes. Se ha agregado una etiqueta de “caja negra” —el tipo más serio de advertencia que puede tener un fármaco recetado— a los medicamentos antidepresivos. Estas etiquetas les advierten a las personas que los antidepresivos pueden causar pensamientos suicidas o intentos de suicidio.

Toda persona que tome antidepresivos debe ser supervisada de cerca, especialmente cuando comienza un tratamiento con estos medicamentos.

Otro tipo de medicamento llamado betabloqueadores puede ayudar a controlar algunos de los síntomas físicos de la fobia social, como sudor excesivo, tembladera o aceleración del corazón. Se recetan generalmente cuando los síntomas de la fobia social aparecen en situaciones específicas, como lo es el “miedo escénico”.

A algunas personas les va mejor con la terapia cognitiva-conductual, mientras que para otras son mejores los medicamentos. Incluso para otras, lo mejor es una combinación de los dos. Hable con su médico acerca de cuál es el tratamiento indicado para usted.

¿Qué se siente tener fobia social?



“En la escuela siempre tenía miedo de que me preguntaran algo los profesores, incluso cuando sabía las respuestas. Cuando conseguí empleo, no me gustaba reunirme con mi jefe. No podía almorzar con mis colegas. Me preocupaba que me miraran o me juzgaran, y me preocupaba quedar como un tonto. Cuándo pensaba en las reuniones, el corazón me latía fuertemente y comenzaba a sudar. Esas sensaciones empeoraban a medida que se acercaba el evento. A veces no podía dormir ni comer por muchos días antes de una reunión de personal”.

“Estoy tomando medicamentos y trabajando con un consejero para lidiar mejor mis miedos. Tuve que trabajar duro, pero me siento mejor. Me alegro de haber hecho esa primera llamada a mi médico”.

No comments yet.

Leave a Comment