Facebook Twitter RSS Reset

Te cuento el secreto para aprender idiomas

Te cuento el secreto para aprender idiomas

Este hombre domina 32 idiomas y aún quiere más

El secreto para aprender idiomas no está en la inteligencia sino en la determinación

Te cuento el secreto para aprender idiomas

Para la mayoría de la población, tener un orgasmo no tiene nada que ver con leer jeroglíficos en el Museo de Antigüedades Egipcio de El Cairo. Pero el griego Ioannis Ikonomou, de 50 años, asegura que para él sí. Al igual que su mayor distracción en los ratos libres es leer libros en chino.

Ikonomou es un políglota que domina a la perfección 32 idiomas. Él entiende por dominar una lengua estar cómodo leyendo el periódico, seguir una ópera y un telediario, entender a un hablante nativo o mantener una conversación. Casi nada.

De profesión, no podría ser otra cosa que intérprete. Vive en Bruselas y trabaja en el equipo de intérpretes de la Comisión Europea.

Aprendía armenio clásico en los permisos para ir al baño

Mientras apenas el 54% de ciudadanos de la Unión Europea puede mantener una conversación en una lengua que no sea la suya, él lleva desde los cinco años aprendiendo idiomas.

A Ikonomou no le hizo falta ir a Inglaterra los veranos ni pasar años de intercambio para aprender. De hecho, sus primeros idiomas los aprendió sin salir de Grecia. Solo le bastó una fuerza de voluntad que muy pocos poseen.

Todavía no existe evidencia científica que vincule una inteligencia innata con dominar múltiples lenguas. E Ikonomou no se considera demasiado listo. Solo diferente y muy motivado: mientras los demás niños echaban la siesta en las vacaciones de verano en Creta, él estudiaba alemán con un libro. O mientras hacía el servicio militar, usaba los permisos para ir al baño para aprender armenio clásico. Y así, toda su vida.

Te cuento el secreto para aprender idiomas

Ikonomou cuenta con la ventaja de disfrutar del aprendizaje de idiomas como la mayoría de sus amigos disfrutaría con un videojuego.

“No miro el reloj cuando estudio. Es como cuando tienes sexo: lo disfrutas sin mirar la hora”, dijo en una entrevista a The New Statesman.

A sus 50 años todavía no tiene suficiente. Sufre una especie de fascinación por conocer nuevos países y culturas y no soporta no poder comunicarse en la lengua original: ahora está abordando el coreano y el japonés.


Sigue practicando sus 32 lenguas todos los días

Su método consiste en estudiar 15 minutos todos los días después del trabajo. También ve la televisión en el idioma que le interesa hasta que se familiariza con la lengua. Y luego, mantiene conversaciones por Facebook o Skype con miles de amigos de todo el mundo que hablan diferentes lenguas. Esto todos los días, sin interrupción.

Es consciente que para mantener su fluidez en 32 idiomas y seguir creciendo tiene que practicarlos. “Si no aprendo, no soy feliz”, dice.

Disfrutar aprendiendo como en el sexo

Te cuento el secreto para aprender idiomas

Te cuento el secreto para aprender idiomas

No comments yet.

Leave a Comment