Facebook Twitter RSS Reset

T-Rex, se te acabo la mentira. Y te lo cuento.

El tiranosaurio rex no fue el verdadero rey de los dinosaurios.



Si pensas en un dinosaurio? En cual pensas?

¿Ya? Estoy casi dispuesto a apostar que el dinosaurio en el que pensaste fue el Tiranosaurio rex. Sin duda este es uno de los animales prehistóricos más populares que existen. Feroz, gigantesco, carnívoro y realmente esplendoroso. Este dinosaurio vive en la mente de todos los humanos como el rey de los saurios… Tyrannosaurus rex ¡Lo dice en su propio nombre! («rex» es «rey»). En otras palabras, un dinosaurio con título de nobleza. Pero, ¿por qué es este dinosaurio considerado el rey de todos sus similares?

T-Rex, se te acabo la mentira. Y te lo cuento.

El Tiranosaurio rex

T-Rex, se te acabo la mentira. Y te lo cuento.

Realmente era un animal majestuoso y gigante: vivió en una de las eras más conocidas de la prehistoria, fue la estrella de Jurassic Park y, lo más importante, sus fósiles fueron descubiertos hace casi 150 años.

Esto ocurrió en 1874, mucho antes del descubrimiento de varios de sus gigantescos primos, ya adentrado el siglo XX. El hecho de que se haya descubierto hace tantos años —que no se conociera ninguna criatura similar antes que esta, y no se conocería otra por unas décadas más— logró que este dinosaurio sea conocido como un verdadero rey.

Ahora, el Tyrannosaurus rex no fue el único terópodo (dinosaurios bípedos, en su mayor parte carnívoros) monstruoso en hacer temblar el suelo bajo sus pisadas. Algunos de sus familiares cercanos incluyen al giganotosaurio y al cacharodontosaurio. Este par de lagartos en esteroides luchan con nuestro querido T. rex en las categorías de peso y tamaño, superando su promedio por unas cantidades tan pequeñas que no son suficientes para arrebatarle el título de rey y líder indiscutible de los dinosaurios.

Pero existió un monstruo peor. Un monstruo considerablemente más grande y pesado que dominó el planeta unos 30 millones de años antes de la aparición del tiranosaurio. Un monstruo cuya apariencia hace que el T. rex parezca un peluchito molesto.

El Spinosaurus, el verdadero rey de los dinosaurios

T-Rex, se te acabo la mentira. Y te lo cuento.

Conoce al espinosaurio (Spinosaurus), descubierto en Egipto en 1912. Este dinosaurio fue literalmente una pesadilla viviente. Era capaz de vivir en la tierra y en el agua, muy parecido a los cocodrilos de nuestros tiempos. Tenía una gran espina dorsal en su lomo, dándole una apariencia mucho más grande e imponente.

La medida promedio de su cráneo era un cuarto de metro más largo que el cráneo más grande registrado de un tiranosaurio –gracias a su hocico alargado– y los especímenes adultos más pequeños eran casi tres metros más grandes que los especímenes adultos de T. rex de mayor tamaño.

T-Rex, se te acabo la mentira. Y te lo cuento.

Perdonen pero no pude encontrar fotos reales.

No comments yet.

Leave a Comment