Facebook Twitter RSS Reset

¿Sueles hacer crujir tus nudillos? Tienes que leer esto

*** SE PERMITE COMENTAR, CRITICAR, PERO NUNCA FALTAR EL RESPETO ***

El mundo se divide en dos tipos muy distintos de personas: los que disfrutan mucho de tronar sus nudillos y los que de verdad lo desprecian con cada fibra de su ser.



Pero, ¿qué sucede realmente con tus dedos cuando los truenas un poco?
¿Sueles hacer crujir tus nudillos? Tienes que leer estoGIF

Un equipo de investigadores decidió intentar responder a esta pregunta de una vez por todas usando técnicas de ultrasonido para tener imagenes de los dedos mientras realizaban esta actividad. En una reunión de la Sociedad Radiológica de América del Norte en Chicago, anunciaron que probablemente es la formación de burbujas en las articulaciones lo que produce el ruido.

Los científicos saben que el sonido no es causado por huesos o músculos que chocan uno contra el otro – a menos que hayas sido bastante agresivo – sino que tiene que ver con el fluido lubricante entre muchas de tus articulaciones. Este líquido “sinovial” reduce la fricción de nuestros huesos y cartílagos y nos permite un mayor grado de flexibilidad.

Cuando estiramos los dedos, liberamos gas en dicho líquido, mismo que forma pequeñas burbujas.Este proceso se conoce como tribonucleación. Estas burbujas se forman y estallan rápidamente. Ya sea que se expandan a un tamaño determinado dentro de la articulación y exploten o que la articulación las comprima de una manera violenta.

Sin embargo, ¿es la aparición repentina de las burbujas, o su rápido colapso lo que causa el ruido?

¿Sueles hacer crujir tus nudillos? Tienes que leer esto

Una imagen de resonancia magnética (MRI) realizada en abril pasado mostraba cuidadosamente la formación de estas burbujas dentro de la articulación metacarpofalángica (MPJ), la base del dedo. El ruido parecía venir de la formación inicial de las burbujas, y el misterio fue declarado resuelto.

Sin embargo, la ecografía puede ver los procesos que ocurren dentro del cuerpo hasta 100 veces más rápido y detecta cosas hasta 10 veces más pequeñas que los escáneres de resonancia magnética. Un nuevo equipo de científicos, liderado por el radiólogo Robert D. Boutin de la Universidad de California, Davis, decidió llevar a cabo el mismo estudio utilizando esta tecnología en su lugar.

Se pidió a los participantes tronar cada nudillo mientras se observaba a través de una máquina de ultrasonido. Treinta de los participantes eran “tronadores de nudillos” regulares y 10 no lo eran. Después de más de 400 imágenes de la MPJ, los investigadores anunciaron que vieron algo mucho más espectacular de lo que esperaban: Una “explosión” brillante acompañando la formación de burbujas y el colapso.

“Lo que vimos fue un destello brillante en el ultrasonido, como un fuego artificial que estalla en la articulación. Fue un hallazgo bastante inesperado”.

-Robert D. Boutin-