Facebook Twitter RSS Reset

Soy Científico. ¿Los animales sueñan?

Soy Científico. ¿Los animales sueñan?
Un estudio descubrió que, durante el sueño de movimientos oculares rápidos (MOR), las ratas mapean rutas para navegar hasta la comida.

Soy Científico. ¿Los animales sueñan?

No se ha aclarado si los animales sueñan, aunque “es muy probable”, nos dice en un correo Hugo Spiers, psicólogo experimental de University College, Londres.

Spiers y sus colegas descubrieron que, cuando las ratas de laboratorio ven comida y luego se van a dormir, ciertas células de sus cerebros crean un mapa de cómo llegar al alimento, según un estudio que publicaron en junio en la revista eLife.

Podríamos decir que “soñaron” su camino a una recompensa.

En las personas, el sueño ocurre durante la fase de movimientos oculares rápidos o sueño MOR, que también experimenta la mayoría de los mamíferos.

Así que “es razonable suponer que los animales tienen algo parecido a lo que llamamos sueños”, dice Patrick McNamara, director del Laboratorio de Neuroconducta Evolutiva, en la Universidad de Boston.

Soy Científico. ¿Los animales sueñan?

McNamara señala que, en 1959, el neurocientífico francés Michel Jouvet y su equipo modificaron cerebros de gatos para desactivar el mecanismo que inhibe el movimiento durante el sueño MOR.

Los gatos dormidos levantaron las cabezas, indicación de que observaban objetos invisibles; también arquearon sus espaldas, parecían acechar presas e incluso, pelearon.

Soy Científico. ¿Los animales sueñan?

Todas esas conductas sugieren que los felinos veían imágenes durante el sueño MOR, concluye McNamara, aunque no podemos asegurar que soñaban como nosotros. (Lee: ¿Los gatos pueden reconocer a sus abuelos?)

En otro estudio revelador, publicado en 2001 en la revista Neuron, los investigadores compararon los patrones cerebrales de unas ratas mientras corrían por un laberinto contra los patrones de las ondas que producían, más tarde, durante el sueño MOR.

Los científicos, Michael Wilson y Kenway Louie, ambos de MIT, hallaron que los patrones cerebrales eran tan parecidos que podían identificar la sección del laberinto con que estaban “soñando” las ratas.

El estudio concuerda con el concepto de que los espacios físicos, como el laberinto, “están codificados en la memoria a largo plazo durante el sueño MOR”, explica McNamara.

No comments yet.

Leave a Comment