Facebook Twitter RSS Reset

¿Sos Despistado?

¿Sos Despistado?

¿Sos Despistado?

4 curiosos aspectos de las personas despistadas



1. ¿Déficit de atención?

Son muchos los niños que en el aula, se muestran un poco más despistados, son alumnos que se quedan con la mirada puesta en la ventana y que no suelen seguir con facilidad el hilo de las explicaciones. De ahí, que habitualmente se les dirija al psicólogo para que les hagan las pruebas pertinentes.


¿Sos Despistado?

¿Está siempre relacionada la personalidad despistada con un déficit de atención? En absoluto. No siempre. Los niños, como los adultos despistados, tienen una excelente capacidad para concentrarse cuando la tarea lo requiere, pudiendo incluso obtener resultados mejores que quienes no suelen padecer despistes en su vida diaria. No obstante, es muy posible que el tiempo que puedan dedicarle a esos instantes de gran atención, suela ser más limitado.

2. A mayor dispersión, mayor inteligencia

Se suele decir muy a menudo, que todo genio es generalmente muy despistado. ¿La razón? Su mente está suspendida en gran cantidad de aspectos, de dimensiones, de factores… Divagan e imaginan todo el día sin prestar demasiada atención a la realidad inmediata, a lo que tienen en frente.

¿Sos Despistado?

Según un trabajo publicado en la revista “Sciencie Daily” y llevado a cabo en la Universidad de Winsconsin y en el Instituto Max Planck para las Ciencias Políticas, las personas despistadas, a la hora de resolver cualquier tarea por simple que sea, valoran muchas más opciones que las personas “más centradas”. Para ellos, no es fácil llegar a una única conclusión, existen muchas más posibilidades y suelen divagar en ellas de modo instintivo.

3. Foco de críticas

Las personas despistadas suelen tener que habituarse al hecho de que siempre se les llame la atención. Es habitual que cada día escuchen frases como: “Apúntatelo que seguro que no te acuerdas”, “Cómo siempre estás en las nubes”, “Ya no encuentro las llaves, seguro que las has perdido tú”, “Es que no tienes remedio, siempre vas a tu aire, siempre estás encerrado en tu mundo”…

¿Sos Despistado?

El mayor problema lo suelen tener los niños. Cuando uno es despistado en el colegio y en casa, va a tener que acostumbrarse a que continuamente se le llame la atención o que incluso, no se confíe en él para hacer determinado tipo de tareas por si “pierde algo”, por si “se olvida”. Si todo ello llega a ser muy exagerado, fomentaremos en el niño una baja autoestima. Algo que puede ser un problema cuando en realidad, estamos seguramente ante un niño inteligente que solo necesita algunas estrategias para el día a día.

4. Soy despistado, ¿lo acepto o intento cambiar?

Cambiar no es fácil ni recomendable. Cada uno somos como somos y no tenemos por qué igualarnos a un mismo patrón social para ser fotocopias unos de otros. No vale la pena. Eres despistado, está bien, y seguramente lo serás siempre, no obstante, debes ser consciente de que hay unos límites. Ser muy despistados supone en ocasiones alejarnos de nuestra realidad y pasar por alto cosas importantes.

¿Sos Despistado?

Los despistados tienen más recursos para resolver tareas que implican tener más de una opción, pueden ser geniales y muy originales en diversas áreas laborales. Pero si esos despistes afectan a sus vidas personales, a sus relaciones afectivas o a ese día a día donde “olvidar apagar el gas de la cocina” es ya un auténtico peligro, será el momento de tomar medida…. y centrarse.

¿Te incluis ?

¿Sos Despistado?

No comments yet.

Leave a Comment