Facebook Twitter RSS Reset

¿Sos altamente inteligente? Probate papu!

18 cosas que las personas altamente

inteligentes hacen de manera diferente

La creatividad funciona de forma misteriosa y usualmente paradójica. El pensamiento creativo es una característica definidora y estable para las personas inteligentes, pero también puede cambiar dependiendo de la situación y el contexto

¿Sos altamente inteligente? Probate papu!

La creatividad funciona de forma misteriosa y usualmente paradójica. El pensamiento creativo es una característica definidora y estable para las personas inteligentes, pero también puede cambiar dependiendo de la situación y el contexto. La inspiración y las ideas usualmente llegan de la nada y a veces cuesta mucho que aparezcan cuando más las necesitamos. Al mismo tiempo, el pensamiento creativo requiere un conocimiento complejo, y aún así, es totalmente distinto del proceso de pensamiento.

La neurociencia muestra la creatividad como algo complejo. De la forma que los científicos lo ven hoy en día, la creatividad es mucho más compleja que lo que la distinción entre el hemisferio derecho e izquierdo del cerebro nos haría pensar (la teoría refiriéndose a la parte izquierda del cerebro como racional y analítica, mientras que la parte derecha correspondería a lo creativo y emocional). De hecho, se cree que la creatividad involucra varios procesos cognitivos, senderos neuronales y emociones; y aun no podemos comprender totalmente cómo trabaja la parte imaginativa de la mente.

Hablando desde un punto de vista psicológico, los tipos de personalidades creativas son difíciles de precisar, en su mayoría debido a que son complejas, paradójicas y porque tienden a evitar los hábitos y la rutina. Y no es sólo el estereotipo del ‘artista torturado’: Los artistas realmente serían personas más complejas.

“Es difícil para quienes son creativos conocerse a sí mismos, ya que el yo creativo es mucho más complejo que el yo no creativo”, comentó Scott Barry Kaufman, psicólogo en la Universidad de Nueva York, quien ha pasado años investigando la creatividad. “Las cosas que más sobresalen son las paradojas del yo creativo… Las personas imaginativas tienen mentes más desordenadas.”

Si bien no hay un tipo creativo ‘típico’, hay algunas características y comportamientos que pueden mostrar a alguien que sea altamente creativo. Aquí te mostramos una lista de 18 cosas que ellos hacen de manera diferente.

1. Sueñan despiertos

Las personas creativas saben, independiente de lo que su profesora de enseñanza básica les haya dicho, que soñar despiertos no es una pérdida de tiempo.

Según Kaufman y la psicóloga Rebecca L. McMillan, quien co-escribió un ensayo llamado “Oda al soñar despierto positivo y constructivo,” comentan que dejar que la mente vague puede ayudar en el proceso de ‘incubación creativa.’ Y por supuesto, muchos de nosotros sabemos a partir de la experiencia que las mejores ideas salen de la nada, cuando nuestras mentes están vagando.

Si bien soñar despierto puede parecer no tener foco, un estudio de 2012 sugirió que podría en realidad tratarse de un estado cerebral altamente concentrado.Soñar despierto puede llevarnos a conexiones y pensamientos súbitos debido a que está relacionado con nuestra habilidad para recordar información mientras estamos distraídos. Los neurocientíficos también han descubierto que el soñar despierto involucra el mismo proceso cerebral asociado con la imaginación y la creatividad.

2. Observan todo

El mundo es el tesoro de una persona creativa: ven posibilidades en todos lados y están constantemente asimilando información que se convierte en material para expresarse creativamente. Tal como se le atribuye a Henry James, un escritor es alguien para quien “nada se pierde.”

La escritora Joan Didion siempre andaba con un cuaderno y comentó que escribía observaciones sobre las personas y los eventos como una forma de comprender de mejor forma las contradicciones o lo complejo de su propia mente:

“Independiente de lo ordenado que seamos en grabar todo lo que vemos a nuestro alrededor, el denominador común de todo lo que vemos es siempre, transparentemente y sin vergüenza, el implacable ‘yo’,” escribió Didion en su ensayo ‘Acerca de mantener un Diario’. “Estamos hablando sobre algo privado, sobre partes de nuestra mente que no podemos usar, una construcción indiscriminada y errática que tiene sentido sólo para quien lo crea.”

3. Trabajan las horas que sean necesarias para ellos

Muchos grandes artistas han comentado que trabajan a su 100% o muy temprano o muy tarde durante la noche. Vladimir Nabokov comenzaba a escribir apenas se despertaba, a las 6 o 7 de la mañana, y Frank Lloyd Wright solía levantarse a las 3 o a las 4 de la mañana y trabajar varias horas antes de volver a la cama. No importa cuando sea, los individuos que tienen un alto contenido creativo usualmente se darán cuenta en qué momento del día su mente es más rápida y estructurarán sus días en base a eso.

4. Se toman tiempo para estar solos

“Para poder estar abierto a la creatividad, uno debe tener la capacidad de usar la soledad de manera constructiva. Uno debe superar el miedo de estar solo,” escribió el psicólogo estadounidense existencialista, Rollo May.

Los artistas y creativos son usualmente vistos estereotipadamente como personas solitarias, y si bien puede que ese no sea el caso, la soledad puede ser la clave para producir sus mejores trabajos. Para Kaufman, esto se conecta directamente con el soñar despierto: necesitamos darnos a nosotros mismos tiempo para estar solos y simplemente dejar que nuestra mente vague.

“Necesitas estar en contacto con ese monólogo interno para poder expresarlo,” nos comenta. “Es difícil encontrar esa voz creativa interna si… no estás conectándote contigo mismo y reflexionando sobre ti mismo.”

5. Dan vuelta los obstáculos de la vida

Muchas de las historias y canciones más icónicas de todos los tiempos han sido inspiradas por un dolor inmenso o por penas de amor, y lo bueno que pueden encontrar en estos desafíos es que usualmente son un catalizador para crear grandes piezas de arte. Un área en desarrollo de la psicología, llamada crecimiento post-traumático, sugiere que la mayoría de las personas son capaces de ocupar las cosas difíciles que les pasan y el trauma que sufren para generar un crecimiento creativo significativo. Los investigadores han descubierto, específicamente, que el trauma puede ayudar a las personas a crecer en áreas tales como relaciones interpersonales, espiritualidad, apreciación de la vida, fuerza personal y, muy importante para la creatividad, ser capaz de ver nuevas posibilidades en la vida.

“Muchas personas son capaces de usar estas experiencias como el combustible para generar nuevas perspectivas de la realidad,” comenta Kaufman. “Lo que pasa es que su visión del mundo como un lugar sin peligros, o como un tipo específico de lugar, ha sido destruido en algún punto de sus vidas, lo que les ha causado volverse a la periferia para ver las cosas de una forma nueva y fresca; y eso conduce definitivamente a la creatividad.”

6. Buscan nuevas experiencias

A las personas creativas les encanta exponerse a nuevas experiencias, sensaciones y estados mentales. Esta característica puede predecir de manera significativa el resultado creativo.

“Ser abierto a las experiencias ha sido consistentemente el indicador más fuerte de logro creativo,” dijo Kaufman. “Consiste en diferentes facetas, pero todas están relacionadas. Curiosidad intelectual, búsqueda de emociones, ser abierto con las emociones y también con las fantasías. Lo que los junta es el instinto de explorar el mundo, el mundo interno y el mundo externo de manera cognitiva y a través del comportamiento.”

7. Las personas creativas ‘fallan’

La resiliencia es prácticamente un pre-requisito para el éxito creativo, comentó Kaufman. Hacer trabajos creativos es usualmente descrito como un proceso en el que se falla repetidamente hasta que se encuentra algo que funciona; y quienes son creativos, al menos los exitosos, aprenden a no tomarse el fracaso como algo personal.

“Los creativos se equivocan, y los que son realmente buenos se equivocan más a menudo,” escribió Steven Kotler, comentando el genio creativo de Einstein.

8. Hacen preguntas grandes

Las personas creativas son curiosas, generalmente optan vivir examinando la vida; e incluso a medida que envejecen mantienen un sentido de curiosidad sobre la vida. Sea a través de conversaciones intensas o dejando su mente vagar solitariamente,quienes son creativos miran el mundo a su alrededor y quieren saber porqué y cómo es de la forma que es.

9. Son observadores con las personas

Son observadores con los demás por naturaleza, estas personas usualmente gustan de mirar a los otros y generar muchas de sus mejores ideas de esa manera.

“[Marcel] Proust pasó casi toda su vida observando a las personas, y escribía lo que observada y eventualmente esto apareció en sus libros,” cuenta Kaufman. “Para muchos escritores, observar es muy importante… Son grandes observadores de la naturaleza humana.”

10. Toman riesgos

Parte de realizar trabajos creativos es tomar riesgos; y muchas personalidades creativas llegan al éxito tomando riesgos en diversos aspectos de sus vidas.

“Existe una conexión profunda y llena de sentido entre el tomar riesgos y la creatividad, y usualmente no se toma en cuenta,” comentó Steven Kotler. “La creatividad es el acto de generar algo de la nada. Requiere hacer públicas esas apuestas que primero sólo existían en la imaginación. No es un trabajo para los tímidos. Tiempo malgastado, una reputación ensuciada y dinero mal invertido; todos estos son sub-productos de cuando el proceso de creatividad no funciona bien.”

11. Ven la vida como una oportunidad para expresarse

Nietzsche creía que nuestra vida y el mundo debiesen ser vistos como una obra de arte. Quienes son creativos son más dados a ver el mundo de esta forma, y a buscar constantemente oportunidades para expresarse en la vida del día a día.

“La expresión creativa es la expresión del yo,” comenta Kaufman. “La creatividad no es nada más que una expresión individual de nuestras necesidades, deseos y de lo únicos que somos.”

12. Siguen lo que los apasiona

Quienes son creativos tienden a ser motivados intrínsecamente: lo que significa quelo que los motiva es usualmente algún deseo interno en vez de un deseo por un premio o un reconocimiento externo. Psicólogos han demostrado que las personas creativas se cargan de energía a través de actividades desafiantes, un signo de motivación intrínseca. La investigación sugiere que sólo pensar en razones intrínsecas para realizar una actividad puede ser suficiente para aumentar la creatividad.

“Los mejores creadores escogen y se involucran apasionadamente con problemas desafiantes y riesgosos que les dan una importante sensación de poder al tener la habilidad de usar sus talentos,” escriben M.A. Collins y T.M. Amabile en La Guía para la Creatividad.

13. Pueden desconectarse de sí mismos

Kaufman argumenta que otro propósito de soñar despiertos es ayudarnos a salir de nuestras propias perspectivas limitadas y explorar otras formas de pensar, lo cual puede ser una herramienta importante para el trabajo creativo.

“Soñar despierto ha evolucionado para permitirnos dejar ir el presente,” comenta Kaufman. “La misma red neuronal que se asocia con soñar despierto es la que se asocia con la teoría de la mente. Me gusta llamarla ‘la red cerebral de la imaginación’, y lo que hace es permitir imaginar a tu yo en el futuro, pero también te deja imaginar lo que otra persona podría estar pensando.”

Estudios también han sugerido que inducir una ‘distancia psicológica’, es decir, tomar la perspectiva de otra persona o pensar una pregunta como si nos fuese poco familiar o irreal puede aumentar nuestro pensamiento creativo.

14. Pierden la noción del tiempo

Aquellos con personalidades creativas pueden sentir que cuando están escribiendo, bailando, pintando o expresándose de alguna forma, están en ‘la zona’ o lo que se conoce como un estado de flujo, que puede ayudarlos a crear a un nivel mayor. Fluir es un estado mental que se da cuando un individuo va más allá de sus pensamientos conscientes y llega a un estado aumentado de concentración y calma que no requieren esfuerzo. Cuando alguien se encuentra en este estado, son prácticamente inmunes a cualquier presión interna o externa, o cualquier tipo de distracción que pudiera tener un impacto negativo en su rendimiento.

Entras en este estado de flujo cuando realizas una actividad para la que eres bueno y que te gusta, pero que al mismo tiempo te desafía, como es el caso de cualquier buen proyecto creativo.

“[Las personas creativas] han encontrado cosas que aman, pero también han desarrollado la habilidad de entrar en un estado de flujo a través de ello,” cuenta Kaufman. “Este estado requiere que exista una correspondencia entre tu habilidad y la actividad que realizas.”

15. Se rodean de belleza

Las personas creativas tienden a tener un gusto excelente, y como resultado, disfrutan rodearse de belleza.

Un estudio reciente publicado en el journal La Psicología de la Estética, Creatividad y las Artes; demostró que los músicos, incluyendo músicos de orquesta, profesores de música y solistas; mostraban una gran sensibilidad y reacción hacia la belleza artística.

16. Pueden conectar ideas

Si existe algo que distingue a las personas creativas de los demás, es su habilidad de ver oportunidades donde otros no pueden; o en otras palabras, su visión. Muchos grandes artistas y escritores han dicho que la creatividad es simplemente la habilidad de unir ideas que otros nunca hubiesen pensando en conectar.

En las palabras de Steve Jobs:

“La creatividad es simplemente conectar cosas. Cuando les preguntas a personas que son creativas como hicieron algo, se sienten un poco culpables, porque en realidad no lo hicieron, sólo vieron algo. Les pareció obvio después de un tiempo. Eso se debe a que fueron capaces de conectar experiencias que han tenido y crear algo nuevo.”

17. Están constantemente reestructurando las cosas

La diversidad de experiencias es crítica para la creatividad, más que cualquier otra cosa, afirma Kaufman. Quienes son creativos gustan de reorganizar las cosas, experimentar nuevas experiencias y evitar cualquier cosa que haga su vida monótona o común.

“Las personas creativas poseen una mayor diversidad de experiencias, y el hábito es para ellos algo que mata esa diversidad,” dice Kaufman.

18. Se hacen el tiempo para estar presentes

Quienes son creativos comprenden el valor de una mente centrada y clara, porque su trabajo depende de ello. Muchos artistas, empresarios, escritores y otros trabajadores creativos, tales como David Lynch, han encontrado en la meditación una herramienta para llegar a su estado creativo más elevado.

La ciencia respalda la idea de que el estar presente puede, realmente, aumentar tu poder cerebral de diversas maneras. Un estudio alemán de 2012 sugirió que ciertas técnicas de meditación podían promover el pensamiento creativo. Y dichas prácticas han sido relacionadas con una mejor memoria y concentración, un estado emocional más óptimo, menos estrés y ansiedad y una claridad mental mejorada; todo lo cual puede llevar a un pensamiento creativo superior.

¿QUÉ TAL

TE FUE LINCE?

No comments yet.

Leave a Comment