Facebook Twitter RSS Reset

sobre la verdad

Una verdad se define como un hecho autentico objetivo actual de la realidad. Es un concepto abstracto, porque se asume que existe mas allá de que alguien pueda atestiguarlo u observarlo.

La verdad siempre es objetiva. Porque se define mas allá de lo que alguien pueda opinar o suponer o conjeturar (o lo que sea) acerca de ella.

Si alguien supone que no existe la verdad -objetiva-, si no que es -relativa- eso nos lleva a lo siguiente.

Lo que es relativo no es la -verdad en si misma-, si no la –observación y/o descripción de la verdad- sujeta a la percepción y entendimiento de quien la expresa o relata.

La verdad siempre es objetiva pero el hecho de que alguien pueda no saber toda la verdad la vuelve parcial cuando se transforma en una idea procesada por alguien, y por lo tanto, sujeta a la percepción de quien recibe la información. En este momento es cuando quien recibe la información simplemente decide creer o no creer (en parte o del todo) una información.

Hay una batalla entre la verdad y la mentira.

En ese punto es donde se plantea una batalla entre la verdad y la mentira.

Como mencioné al principio, la verdad objetiva, existe mas allá de que sea creída o no, o de que sea conocida por alguien o no.

pero a diferencia de la verdad, la mentira solo existe si alguien la concibe. Podrías talvez pensar que la mentira existe si alguien la cree, pero en verdad para que alguien la crea tiene que haber sido definida por alguien primero. En algunos casos el primero que ser sometido por la mentira es el que decide idearla sabiendo que miente. Pero en otros no solo se limita a un “invento” en si mismo, si no o quien imagina un hecho dentro de si mismo, y lo cree verdadero aun sabiendo que se originó en su propia mente.

La cuestión de la batalla entre la verdad y la mentira, está un tanto explicita en lo anterior, porque la misma percepción del ser humano es engañosa. La interpretación de un hecho esta influenciada por muchas capas de experiencias, ideas y conocimientos entrelazados, adquiridos de muchas maneras, los cuales en si mismos, pueden ser falsos o ciertos en mayor o menor medida. Este evidentemente es un filtro muy complejo que hace mas fácilmente aceptable una definición establecida como cierta o falsa. Que intentar buscar datos para la interpretación de un hecho, y mas aun, en la definición de “dato” esta todo lo antes mencionado.

Por lo tanto todos podríamos asumir que “nadie tiene la verdad”, y que “de todo lo que alguien puede saber no todo es verdad”, porque entre las cosas que se conocen inevitablemente alguna mentira o cuestión no cierta se cuela, y por eso si pudiéramos analizar todos los conocimientos de una persona, difícilmente se pueda saber que cosas son ciertas o falsas. Lo anterior podría definirse burdamente como una verdad objetiva, porque todos estaríamos de acuerdo en que nadie puede saber todas cuestiones ciertas. Y menos saber “todo” lo que es verdad. Pero aun si así fuera, que hubiera alguien que si pudiera saber toda la verdad. ¿Cómo podríamos juzgarlo cierto o no, si nosotros mismos no podemos definirlo?. Lo cual transforma la frase “nadie tiene la verdad” en una verdad indefinida o relativa o aproximada, basada en nuestra propia percepción de la realidad. que simplemente se define, en “creer o no creer” algo basado en la cuestión que fuera.

Lo que nos lleva a la diferencia entre “saber”, “comprobar”, “conocimiento”, y su relación con “entender” “ignorar” y “creer”.

Definamos arbitrariamente para un ejemplo que “tal cosa es objetivamente cierta” pero es incomprobable. Entonces una persona le informa a otra de ese hecho diciéndole “me acabo de enterar que hay tal cosa que es cierta”, en caso de que el que recibe la información crea que es cierta, él estaría adquiriendo un hecho verdadero y absolutamente objetivo aunque incomprobable.

Pero si él no lo creyera, pasarían dos cosas. El estaría errado, y reemplazaría una verdad por una mentira. Es decir, el terminó haciéndose de una idea errada , e ignorando la verdad. Es decir evitándose saber algo verdadero. Qué pasa si él hubiera decidido que “no se puede saber” y dudar de la cuestión, para no tener que hacer una elección, si bien no estaría errado, tampoco estaría acertado evidentemente, porque la cuestión del caso estaría indefinida y seguiría ignorándola, es decir nunca podría realizar una acción referida a la información que acaba de recibir.

Lo cual podría decirse, que la información recibida pasa a formar parte de una suma de conocimientos, definidos por lo que se cree o no, lo cual se transforma en un saber que puede ser cierto o falso, en caso de ser acertado ahí se transforma en algo que es entendido y en caso de ser errado, en algo que se ignora (dejando la cuestión del significado general de las palabras, si no refiriéndome a la interacción de las situaciones entre sí).

es decir, algo que se entiende, es algo que se considera cierto, siendo cierto, y algo falso, siendo falso. El “siendo cierto” y “siendo falso” es algo definido mas allá de lo que se puede saber, por ello entramos otra ves a la cuestión de lo que se cree como tal, alguien puede creer que es entendido, pero podría serlo o no.

La comprobación como indica el ejemplo anterior, finalmente es un accesorio o un fundamento, que puede ser para la verdad o la mentira. porque? muy simple, porque el que cree la mentira necesita tener algo que le fundamente la mentira la cual es un fundamento en primer lugar, por eso no le resulta complicado buscar mentiras que sustenten una mentira, y el que cree la verdad se afirma en una comprobación que cree cierta que da razón de que lo que cree es así de manera objetiva. Para decir mas, la cuestión siempre se reducirá a una información que se cree o no se cree la pongamos en el punto de el hecho a creer, o en la supuesta comprobación de ese hecho. Y la verdad existirá y estará definida mas allá de lo que alguien quiera creer o no.

Otro ejemplo obvio es el del famoso árbol en el bosque, “si un árbol cae en medio del bosque y nadie lo oye caer, ni lo vio caer, cayo realmente?” la respuesta por obvia que parezca, es que si en la misma frase estoy definiendo un hecho como cierto, sin duda ese hecho sucedió mas allá de que nadie fuera testigo, por lo tanto en esa frase hay tres verdades ya definidas, y ninguna afecta a la otra, porque el árbol cayó, y nadie lo vio ni lo escuchó. y es simplemente una cuestión de si creemos en alguna de esas tres afirmaciones o en todas. Si creemos en la primera, las otras dos se vuelven irrelevantes, si nos sometemos a la pregunta, y suponemos que la primera puede ser una afirmación falsa, también podría serlo cualquiera de las otras dos. Y si asumimos que no es una afirmación si no simplemente un ejemplo que nos hace pensar sobre que tanto importa la percepción, volveríamos otra vez a una verdad objetiva, la realidad no se define por quien la percibe, si no por lo que es. Lo que nosotros podemos decidir es en que creemos y en que no.

No comments yet.

Leave a Comment