Facebook Twitter RSS Reset

Sobre la bandera de Facundo Quiroga “Religión o Muerte”‏

Lejos de Buenos Aires, en la provincia de San Juan por uno de esos fenómenos particulares que se dan en la historia, el Iluminismo había generado otro centro de luces, cuya lámpara principal era Salvador María de Carril, un discípulo del liberal Gregorio Funes.

Elegido gobernador a principios de 1823, gobernó según el modelo rivadaviano, sancionando la Carta de Mayo y la reforma eclesiástica, pero en julio de 1825 fue expulsado por un movimiento popular de contenido religioso.

Este movimiento proyecto una ley cuyo primer artículo decía:

“La Carta de Mayo será quemada públicamente por mano del verdugo porque fue introducida entre nosotros por la mano del diablo, para corrompernos y hacernos olvidar la religión Católica…”.

Entre los revolucionarios sanjuaninos, representantes de la “barbarie”, se hallaba nada menos que el maestro Ignacio Fermín Rodríguez, uno de cuyos alumnos había sido un muchacho que se llamaba Domingo Faustino Sarmiento. Y uno de los promotores del golpe contra del Carril era el presbítero José de Oro, quién diría mucho después sobre Juan Facundo Quiroga, el gobernador y caudillo que se plegaria a favor de Rosas:

“héroe destinado por la Providencia para contener los desastres de los ilustrados de nuestro tiempo”.

Se dice que aquellos rebeldes sanjuaninos de julio de 1825 enarbolaron “un estandarte negro con una cruz roja y el lema nefando ‘Religión o muerte’”

Sobre la bandera de Facundo Quiroga

Texto extraido de “La conciencia nacional. Historia de su eclipse y recuperación”, de Fermín Chavez.

No comments yet.

Leave a Comment