Facebook Twitter RSS Reset

Siria,paraíso de castillos.

Caballeros Cruzados, Sultanes Mamelucos, Guerreros Ismaelitas y el gran Saladino

Siria es un país que está sembrado de castillos y fortalezas. A lo largo del litoral y diseminadas por las montañas costeras, así como por el resto del país se levantan imponentes fortalezas y castillos medievales, árabes y de los cruzados. A parte de las ciudadelas de las milenarias ciudades de Aleppo y Damasco, destacan las fortalezas cruzadas de las montañas del litoral como: Krak de los Caballeros, Marqab, Saladino, Castel Blanc, Yahmur y los castillos ismaelitas como Misyaf. Tampoco hay que olvidar los castillos que se encuentran en la zona de Aljazira, al este del país o la curiosa ciudadela de Bosra de piedra volcánica de la zona y que le da su peculiar color negro.

Siria,paraíso de castillos.
El mejor conservado de todos es el célebre Krak de los Caballeros, fortaleza tomada a principios del siglo XII por los caballeros hospitalarios hasta su conquista por el Sultán Baibars. También se pueden mencionar la imponente ciudadela de Aleppo, así como los castillos de Marqab, Safita, Shaizar, Misyaf y el de Saladino, entre otros.

El Krak de los caballeros.

Situada a pocos kilómetros de la autovía que une Homs con el Me­diterráneo, esta fortaleza medieval, una de las mejor conservadas de los cruzados en Oriente Próximo se alza en la cumbre de una mon­taña controlando el paso de la Siria Interior hacia el Mediterráneo.

Siria,paraíso de castillos.
Uno queda confundido ante tanta elegancia, poderío y la solidez de sus edificios (rea­lizados en un lapso relativamente corto de tiempo), que albergaban una guarnición de más de 4000 caballeros.

Siria,paraíso de castillos.
En su excelente estado actual conserva los dos re­cintos y sus torres, la gran rampa, la galería gótica, la capilla con pinturas al fresco, el refrectorio, la enorme cisterna, los laberintos de pasillos y patios.

Siria,paraíso de castillos.
Los Caba­lleros a los que se hace referencia el nombre eran los de San Juan de Jerusalén. Tras siete siglos de abandono, el Krak sigue presentándose en su conjunto como en sus detalles, tal como lo edificaron los Cruzados.

Conquistado en 1110 al Emir de Homs por parte de Tancredo de Hauteville, Principe de Antioquía, el castillo fue confiado más tarde al Conde de Tripolí.

En 1114, Raimundo II, el conde de Tripoli entregó el Krak y los demás castillos que dependían de él a la Orden de los Caballeros del hospital (una orden religiosa fundada en 1113 que se convirtió alrededor del 1140 en orden militar). Estos ampliaron la fortaleza existente a partir de 1170.

Siria,paraíso de castillos.
El Krak resistió dos grandes asedios por parte de los musulmanes hasta que finalmente fue tomado el 21 Febrero de 1271 por parte de los mamelucos bajo las órdenes del sultan Baibars.

En 2006, el Krak de los Caballeros fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco junto con el castillo de Saladino.

Resumiendo…

El castillo fue construido por los cruzados sobre un espolón del desierto sirio con el fin de proteger la ruta que unía la ciudad siria de Homs (bajo dominio musulmán) con Trípoli (Líbano), capital del condado del mismo nombre, en la costa del Mediterráneo. La fortaleza original había sido construida por el emir de Aleppo.

Fue capturado por Raimundo IV de Tolosa en 1099 durante la Primera Cruzada, pero fue abandonado cuando los cruzados siguieron su ruta hacia Jerusalén. Fue recuperado por Tancredo, principe de Galilea en 1110. Raimundo II, conde de Trípoli, se lo cedió a los caballeros hospitalarios en 1142.

Siria,paraíso de castillos.
Durante el siglo y medio siguiente, los caballeros construyeron una imponente fortaleza, la mayor de Tierra Santa, que resistió al menos doce asaltos por parte de los musulmanes.

Siria,paraíso de castillos.
El castillo se construyó en dos etapas. En la primera se levantaron los muros exteriores y un núcleo interior de pequeñas edificaciones cuadradas, de forma que para 1170 la fortaleza estaba terminada. En 1202 un terremoto afectó a parte de las fortificaciones, de forma que poco después se acometió una profunda reestructuración.

Así surgió el núcleo actual de fortificaciones y las defensas exteriores: un muro externo de treinta metros de anchura con siete torres de 8-10 metros de anchura, creando una fortaleza concéntrica. Las laderas escarpadas del espolón se aprovecharon con fines tácticos.

Siria,paraíso de castillos.
Aunque el risco en el que estaba situada proporcionaba un emplazamiento ideal, una fortificación situada en este punto poseía dos púntos débiles: la puerta principal y el flanco sur, abierto a la llanura. Para proteger este expuesto lado, se levantó un muro de albañilería con tres grandes torres, precedido de un enorme parapeto de mampostería que en algunas zonas medía 25 metros de espesor.

Siria,paraíso de castillos.
El problema de la entrada se resolvió haciendo que el acceso a ella se construyera en zigzag por el declive escarpado, de manera que un posible invasor se expondría durante su asalto al fuego de los adversarios. Entre las puertas exterior e interior, un angosto pasillo entre muros y defensas colosales.

La posibilidad de rendir la fortaleza mediante asedio también resultaba inútil. La fortaleza poseía un almacén de 120 metros de largo y almacenes adicionales excavados en el acantilado bajo la fortaleza, donde se almacenaba agua y alimentos suficientes para mantener largo tiempo a una guarnición de 2.000 hombres. Se estima que podría haber resistido un asedio de cinco años.

Siria,paraíso de castillos.
Además del control de la ruta hacia el Mediterráneo, los caballeros hospitalarios ejercieron cierta influencia sobre el lago de Homs al este, donde podrían haber controlado la industria pesquera y vigilado los ejércitos musulmanes reunidos en Siria.

Siria,paraíso de castillos.

En 1163, la fortaleza fue infructuosamente asediada por Nur Ed Din. Después de su victoria, los hospitalarios se convirtieron en una fuerza virtualmente independiente en la frontera del condado de Trípoli.

Fue asediado, también infructuosamente por Saladino en 1188. Finalmente, fue el sultán de Egipto, Baibars, quien tomó la fortaleza (8 de abril de 1271).

En aquel entonces, la guarnición de hombres era escasa. Un año antes, la Octava Cruzada había fracasado y el envío de ayuda desde el oeste resultaba imposible. Durante varias semanas, las fuerzas de Baybars minaron la torre sudoeste del muro exterior hasta que se derrumbó. sin embargo, cuando los atacantes penetraron en el recinto, se encontraron ante la segunda línea fortificaciones, también imponentes, que aún les cerraba el paso.

Siria,paraíso de castillos.
Baybars, no queriendo aceptar la derrota o la posibilidad de un largo cerco, recurrió a la astucia. Según los historiadores árabes, se valió de una paloma para enviar una carta falsa al castillo. El mensaje decía venir del gran maestre de la orden hospitalario y ordenaba la rendición de la tropa, pues no era posible enviarles hasta allí socorro alguno. La orden fue obedecida y Baibars pudo capturar la fortaleza. Además, concedió caballerosamente a la guarnición un salvoconducto para que se trasladara hasta Trípoli.

Baybars refortificó la fortaleza y la usó como base en su campaña contra Trípoli. También convirtió la capilla en mezquita. Los mamelucos la utilizaron posteriormente en su ataque a la ciudad de Acre en 1291.

La fortaleza es uno de los pocos lugares donde el arte cruzado (en forma de frescos) se ha preservado. Eduardo I de Inglaterra, durante la Novena Cruzada en 1272, vio la fortaleza y la usó como ejemplo de sus propios castillos en Inglaterra y Gales. Para T.E. Lawrence (el célebre Lawrence de Arabia), el Krac de los Caballeros es el mejor y más admirable castillo del mundo.

Siria,paraíso de castillos.
Hoy el castillo subsiste notablemente bien conservado, y se considera como uno de los más bellos exponentes de arquitectura militar siendo hoy en día una de las principales atracciones turísticas de Siria.

Siria,paraíso de castillos.

Castillo de Saladino (Qal’at Salah El Din)

Considerado como una de las mayores fortalezas de los cruzadas, Qal’at Salah El-Din o castillo de Saladino (también conocido como Saone desde 1188) fue declarado conjuntamente con el Krak de los Caballeros en el año 2006 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO

Siria,paraíso de castillos.
Situado a 7 km al este de la ciudad de Haffah y a 30 km al este de Latakkia en un terreno de alta montaña sobre una colina entre dos profundos barrancos y rodeada de bosque, esta protegido, no solo por elevadas murallas sino por la propia naturaleza del lugar de escarpadas montañas.

Siria,paraíso de castillos.
Allí podemos observar un especie de lengua de tierra con una enorme fosa de 156 m de longitud, 18 m de largo y 28 m de profundidad, con el fin de asegurar la total proteccion del ejercito.

Siria,paraíso de castillos.
En 975 el emperador bizantino Juan I Tzimiskes capturó el lugar, permaneciendo bajo control bizantino hasta alrededor de 1108. A principios del siglo XII los francos asumieron el control del sitio como parte del recién constituido Principado de Antioquía. Los cruzados llevaron a cabo un amplio programa de construcción dando al castillo, en gran parte, su aspecto actual. En 1188 cayó ante las fuerzas de Saladino, después de un asedio de tres días.

Siria,paraíso de castillos.
La gran particularidad de este conjunto fortificado – que por otro lado le regala su majestuosidad – es el mecanismo defensivo utilizado. No será un foso lleno de agua sino una excavación de la montaña sobre la que se alza la estructura, siendo solamente posible acceder a la misma a través de un puente levadizo que cuando estaba abierto, descansaba sobre un pequeño trozo de terreno que los cruzados conservaron con ese fin.

El recinto cuenta con distintas construcciones no sólo de los cruzados – como la torre del homenaje, el torreón de las doncellas o las cabellerizas, sino también bizantinas – antigua ciudadela – y árabes como el hamman (los baños). El castillo fue tomado por las tropas de Saladino en 1188.

Siria,paraíso de castillos.

Por ahora quedamos con estas dos maravillas, mañana continuamos.

No comments yet.

Leave a Comment