Facebook Twitter RSS Reset

¿Si pierde argentina viene Sampaoli?

¿Si pierde argentina viene Sampaoli?

¿Si pierde argentina viene Sampaoli?

¿Si pierde argentina viene Sampaoli?

Naufraga la Bauza





Una derrota con Colombia podría ponerle punto final al ciclo del Patón, que perdió crédito adentro y afuera. Sampaoli, otra vez candidato.


¿Si pierde argentina viene Sampaoli?¿Si pierde argentina viene Sampaoli?

Así está el DT de la Selección por estas horas. Obsesionado por maquillar una realidad que lo sacude tanto a él como a los jugadores. Del hola Patón al #AndateBauza en apenas cinco partidos, él ya cayó en el tsunami popular que pretende llevarse puestos a Higuían, Agüero, Di María, Zabaleta y varios más. El DT perdió crédito adentro y también afuera. Sobre todo, porque su situación viene a quitarle todavía más gobernabilidad a la Comisión Normalizadora, que fue la encargada de designarlo. Por todo, contra Colombia, Argentina pone en juego, además de su futuro, el cargo de otro entrenador. Pese a las palabras de Armando Pérez (ver “Aseguro…”), en Viamonte saben que no podrían sostenerlo ante otra derrota o, incluso, ante un empate. En definitiva, la Selección se enfrenta a la posibilidad de cambiar por segunda vez el técnico en una Eliminatoria. Inédito por donde lo mire. Porque si eso pasa, al sucesor del sucesor de Martino le quedarían apenas seis partidos para revertir una historia que plantearía un escenario de dificultad 10. Por eso, ayer mismo, el nombre de Jorge Sampaoli despegó en Belo Horizonte, hizo escala en Sevilla y aterrizó en Buenos Aires. Qué cosa, en la ciudad donde Brasil acabó con los fantasmas del 7 a 1, Argentina se llevó los propios.

La situación de Sampaoli sigue siendo por demás compleja. Pero quienes vuelven a postularlo saben que en marzo su salida sería mucho menos costosa que cuando quisieron contratarlo la primera vez: en aquella ocasión demandaba ocho milones de euros, pero cuando las Eliminatorias vuelvan a jugarse en 2017 su salida podría costar sólo un millón. Algo así como un black friday que muchos ya quieren comprar. El tema, ahora, es si el DT del Sevilla estará dispuesto a aceptar. Hace cinco partidos, se venía nadando. Sabía que, como hizo Tite con Brasil, tenía tiempo y margen para llevar a la Selección caminando hasta Rusia. Ahora, el escaso margen podría dejarlo con una marca que, aunque no tenga gran parte de la culpa, igual no se sacaría nunca más: ser el entrenador que dejara a Argentina afuera del Mundial. Hace cinco partidos, además, la Selección tenía un equipo golpeado por las finales perdidas, pero de pie, con ganas de revancha. Hoy, en cambio, es un equipo entregado. Y gran parte de esta situación es lo que condena a Bauza a tener que jugarse la continuidad en la Selección en apenas seis partidos. El Patón chocó la Ferrari (o la ex Ferrari que tenía Argentina). El equipo se derrumbó en cuerpo y alma, pero también en estructura: antes le llegaban poco y nada y en el Mineirao le llegaron casi tantas veces como en todo el ciclo Martino. Y por primera vez tiene diferencia de gol en contra a esta altura de una Eliminatoria. ¿Algo más? Sí, también perdió la memoria en ataque: se olvidó de patear al arco.

A tono con la frase que más usaron Mascherano y Messi para pintar esta situación, Bauza entró en la “dinámica” de las decisiones polémicas. Dijo que Higuaín era su nueve, pero se muere por poner a Pratto. Aseguró que Alario era el futuro de la Selección y en esta última citación no lo llamó. Se adelantó a aseverar que Lavezzi no iba a jugar ni un minuto y que lo llamaba como una especie de gurú espiritual y luego lo puso en el banco (ah, tampoco le resultó como soporte anímico: al equipo, de la cabeza, se lo vio peor que nunca). Convocó a Enzo Pérez para ponerlo en un puesto en el que hacía cinco años que no jugaba y lo sacó en el entretiempo. Declaró que no fue baile, cuando todos los jugadores que hablaron lo admitieron con otras palabras (“Nos superaron en todas las líneas”, sostuvo Masche). Y una demora de tres horas en el regreso de la Selección a Baires lo hizo tomar la decisión de que el equipo no se entrenara por la mañana, aun con poco margen como para levantar esta historia. Eso sí, varios se quedaron en Ezeiza igual: Mascherano, Messi, Di María y Guzmán pasaron el día con el DT en el predio. ¿No debieron seguirlos los demás? A pesar de todo, un triunfo ante Colombia pondrá a Argentina en puestos de clasificación al Mundial o, como mínimo, de repechaje (esto, si también ganan Ecuador ante Venezuela y Chile ante Uruguay). Pero, en la previa, el panorama es alarmante: San Juan recibirá a un equipo en llamas y a un técnico al borde del naufragio.

colombia

¿Si pierde argentina viene Sampaoli?

¿Si pierde argentina viene Sampaoli?

¿Si pierde argentina viene Sampaoli?

No comments yet.

Leave a Comment