Facebook Twitter RSS Reset

Si no llorás de emoción, no tenés corazon



Ricardo, El Comandante, Fort