Facebook Twitter RSS Reset

Si alguna vez te robaron y conoces la experiencia entra.

Hola amigos taringueros, soy del partido de Chacabuco, provincia de buenos aires y les voy a contar esta historia que nos ocurrió a mí y a mis 3 amigos.

Esto comenzó la noche del viernes 24 de agosto de 2013 cuando decidimos ir a la casa de un amigo ya que habíamos tomado la decisión de no salir y preferimos quedarnos jugando al TEG y al truco.. (una mina ni en pedo jajaja Si alguna vez te robaron y conoces la experiencia entra.Si alguna vez te robaron y conoces la experiencia entra.)

La noche comenzó al rededor de las 00:00 cuando Martin, uno de mis amigos me paso a buscar por mi casa en su fiat 147 medio viejito apodado “la crema”.

Si alguna vez te robaron y conoces la experiencia entra.

El recorrido continuo con ir a buscar al tercer amigo, Alejandro, que ese mismo día había sufrido una fractura de peroné jugando un partidito de fútbol. Podría decirse que es el bravucón del grupo, así que se lo merecía jajaja..

Si alguna vez te robaron y conoces la experiencia entra.

Una vez todos arriba partimos hacia la casa de Alejo. Acá me voy a tomar un segundo para describir el barrio en donde vivía Alejo. Es un barrio donde abundan los robos a mano armada, las viseras nike y adidas (siendo de noche igualmente), las alta yanta, los negros cabeza y vagos mantenidos por el gobierno, los tiroteos (na, tanto no) y por sobre todo las 110cc sin plástico, esas que no tienen escape y hacen un quilombo bárbaro, que te dan ganas de sacar la carabina de arriba del altillo y tirotearlos hasta bajarle la gorra (nike o adidas, como dije antes). Acá les dejo unas fotos por si no quedo bien claro en la descripción..

Si alguna vez te robaron y conoces la experiencia entra.

Si alguna vez te robaron y conoces la experiencia entra.

Si alguna vez te robaron y conoces la experiencia entra.

A eso de las 2:00am decidimos hacernos unas pizas para matar el hambre. Un lujo. Nos jugamos unos trucos, unos counter y un TEG, mientras que de fondo escuchábamos el dvd de insoportablemente vivo de La Renga.Si alguna vez te robaron y conoces la experiencia entra.

Bueno hasta ese momento todo marchaba bien, se hicieron las 4:00am y llego el momento de irnos, porque Alejo se tenia que levantar temprano.. Salimos afuera (un frió terrible, el techo del crema estaba escarchado), nos despedimos y nos subimos al auto. Cuando quisimos arrancarlo no quiso saber nada, intentamos reiteradas veces y nada.. Nos bajamos y le volvimos a tocar la puerta para avisarle que el coche se había emputecido y no quería arrancar. Si alguna vez te robaron y conoces la experiencia entra.Si alguna vez te robaron y conoces la experiencia entra. Obviamente no nos dio alguna solución posible, de todos modos intentamos echándole agua caliente a los bornes de la batería, pero seguía sin arrancar, probamos empujándolo varias veces, empujando 40 metros hacia adelante y luego lo volvíamos hasta afuera de la casa (así como 6 veces) para peor, la calle no esta asfaltada, por lo que costaba empujarlo. El crema seguía sin dar señales.. Hasta que en un momento se escucha un grito de la casa de al lado, así como de pelea de discusión, nos miramos los unos a los otros con cara de “la Concha de la lora, y ahora que Mierda hacemos?”. Me había olvidado de decirles, minutos antes habíamos visto a un pibe de unos 25 años, con visera y demás detalles que les di arriba, parado afuera de la casa de al lado, como relojeando la situacion, analizando lo que estaba pasando. Y nos hicimos los pelotudos y empujamos el auto como una cuadra para alejarnos un poco e intentadolo arrancar, en eso mirábamos para atrás a ver que onda, y el mismo pibe de gorrita vuelve a salir, pero esta vez en la 110cc sin plástico, y como que cuando estaba llegando a donde estábamos iba reduciendo la velocidad, tratamos de seguir en la nuestra sin llamar la atención, y este muchacho pasa por al lado, se pasa 10 metros de la esquina, se frena y pega la vuelta, pero dobla antes. Decidimos estacionar el auto ahí nomas a un costado, y volver a lo de alejo, pero con lo asustado que estaba, este sale corriendo hasta su casa, cuando quisimos decirle que espere, que Alejandro no podía caminar, el ya estaba en la esquina. Y nos dijimos, ya fue, dejalo, del miedo que tiene no nos abre ni loco la puerta, vayamos hasta lo de Martín a buscar ayuda. La casa quedaba a unas 12 cuadras, y empezamos a caminar yo, Martín y Alejandro en muletas, mucho miedo, porque teníamos que cruzar una zona descampada y sin luz, mientras rezábamos que esa 110 no vuelva a aparecer. En el camino, elemento que encontrábamos, era elemento para la guerra, como palos, botella y piedras, todo servia para defendernos de cualquier agresión.. Cada una cuadra hacíamos el esfuerzo y lo llevábamos un poco a cucucho (digo esfuerzo, ya que es muy largo, como piropo de tartamudo, y es muy pesado, entonces el esfuerzo que había que hacer era el doble). El tiempo y las cuadras pasaron, todo muy lento, hasta que llegamos a la casa de Martín… Agarramos un auto para volver a buscar el crema. Cuando llegamos al lugar donde lo habíamos dejado, nos encontramos con la sorpresa de que le faltaba la batería y el vidrio delantero derecho estaba roto.Si alguna vez te robaron y conoces la experiencia entra. Lo primero que pensamos fue llamar a la policía e ir hacer la denuncia, pero no era lo mas conveniente, ya que estos negros cabeza sabían donde vivía alejo y le causaría problemas de por vida. Creo que no era lo mejor ni lo mas eficiente. Por lo que tomamos la decisión de hacer como si no hubiese pasado nada, enganchar el auto e irnos a la mierda.

Bueno, si llegaste hasta acá quiero decirte gracias por bancarme, tomarte unos minutos y leer la mala experiencia que tuvimos que pasar esta madrugada.. 

No comments yet.

Leave a Comment