Facebook Twitter RSS Reset

Shell se va del Ártico y te contamos por qué.

La compañía Royal Dutch Shell anunció hoy que toma la decisión de abandonar la perforación petrolera en el Ártico por “los pobres resultados de sus exploraciones, los costos elevados y la incertidumbre legal”. Para Greenpeace, “sin duda las protestas públicas y la amenaza a la reputación social también fueron factores clave”. Millones de personas alrededor del mundo que se oponían a la búsqueda de petróleo en el Polo Norte celebramos la noticia. En este post te contamos todo lo que necesitás saber sobre este gran momento:

Shell se va del Ártico y te contamos por qué.

¿Qué pasó exactamente?

El día de hoy Shell anunció que “abandonará la actividad de exploración” en el Ártico en Alaska en el futuro inmediato. Esta noticia llega después de los resultados de pruebas de perforación en el pozo “Burger J”, situado en el mar a unos 240 km frente a la ciudad de Barrow en Alaska (extremo noroeste de Estados Unidos). Shell encontró indicios de petróleo y gas en este pozo, pero “no eran suficientes para justificar una mayor exploración.”

En otras palabras, Shell abandonó indefinidamente sus planes de perforar por petróleo en el Ártico de Alaska.

Shell se va del Ártico y te contamos por qué.

¿Por qué Shell tomó esa decisión?



Shell culpó a tres factores para la decisión de alejarse de Alaska: el entorno regulatorio federal desafiante e impredecible en los EE.UU, los malos resultados de las perforaciones de prueba y los altos costos de perforar en el Ártico. Sin embargo, el diario The Guardian también informó que fuentes dentro de Shell fueron ‘sorprendidas’ por las protestas públicas y que esta amenaza a su reputación social también fue un factor clave.

Shell se va del Ártico y te contamos por qué.

¿Las protestas tuvieron que ver con la cancelación de la perforación en el Ártico?



Absolutamente. Shell sintió la presión de millones de personas alrededor del mundo que se unieron al movimiento para salvar el Ártico. La compañía quería operar en Alaska sin cuestionamientos pero la atención pública puesta sobre la compañía ayudó a que Shell se dé cuenta de que no podía continuar con su plan.

The Guardian informó que Shell estaba “sorprendido por las protestas públicas contra la perforación, que amenazan con dañar seriamente su reputación.” Esto no era sólo sobre los costos de perforación en el Ártico o regulaciones estrictas en Alaska. Las protestas ayudaron a inclinar la balanza.

Shell se va del Ártico y te contamos por qué.

¿Hubo otros factores?



Las 7 millones de personas que conforman el movimiento para salvar el Ártico hicieron un enorme impacto. Centramos la atención en los planes imprudentes de Shell y creamos una enorme incertidumbre política para el futuro de la perforación del Ártico. Shell culpa a los altos costos y los legisladores inútiles en los EE.UU. pero leyendo entre líneas, parece que se dieron cuenta de que la marea se volvió contra ellos y que sus ambiciones de perforación del Ártico estaban perdiendo el apoyo de todos los rincones.

La derrota de Shell muestra en qué dirección sopla el viento ahora. Proyectos de energía extremos como éste no tienen lugar en un mundo que está respondiendo a la amenaza más urgente de nuestro tiempo: el cambio climático. Shell contaba con un presupuesto de miles de millones, pero tuvimos un movimiento de millones.

The Guardian también declaró: “En privado Shell dejó en claro que está sorprendido por las protestas públicas contra la perforación, que amenazan con dañar seriamente su reputación. Ben van Beurden, el Director Ejecutivo de Shell, también habría dicho que estaba “preocupado de que el caso Ártico socavara sus intentos de influir en el debate sobre el cambio climático”.

Shell se va del Ártico y te contamos por qué.

¿Qué significa esto para Shell? ¿Canceló definitivamente su proyecto en el Ártico?



Shell hizo una apuesta grande y perdió a lo grande, tanto en términos de costos financieros como con su reputación pública y ahora no tiene planes de regresar a Alaska. Aunque la empresa es propietaria de otras licencias en lugares como Groenlandia, sitios aún más difíciles de perforar que el Mar de Chukchi , la probabilidad de que Shell perfore en el corto plazo es cero. Esto significa que, en general, los planes de Shell en el Ártico quedaron congelados.

Shell se va del Ártico y te contamos por qué.

¿Cuánto gastó Shell en el Ártico?



Shell gastó alrededor de $ 7 mil millones de dólares en su apuesta al Ártico, en la compra de contratos de arrendamiento en los mares de Chukchi y Beaufort y en la contratación de una flota muy costosa de equipos de perforación para operar allí. La compañía también invirtió años de esfuerzo tratando de encontrar petróleo en Alaska

Shell se va del Ártico y te contamos por qué.

¿Greenpeace hizo que esto suceda?



Desde hace varios años Greenpeace hace campaña para detener la perforación de Shell en el Ártico de Alaska junto a una coalición de otras organizaciones y un movimiento de más de 7 millones de personas en todo el mundo que exigen la protección del Ártico. No hay duda de que este movimiento tuvo un impacto.

Juntos convertimos a la perforación en el Ártico de Shell en el proyecto petrolero más polémico en el mundo. Cuando Shell habla del “el entorno regulatorio federal desafiante e impredecible en los EE.UU” sabemos que se refiere a la presión de nuestro movimiento constante, que contribuyó a esa inestabilidad. Medio millón de personas ya solicitaron al Presidente Obama y al Departamento de Interior de Estados Unidos que cancele los permisos de perforación que le dieron a Shell en Alaska. El poder del pueblo puso una luz sobre los planes sucios de Shell y expuso al mundo los riesgos inaceptables de la perforación del Ártico.

Shell se va del Ártico y te contamos por qué.

¿Qué significa esto para la campaña Salva el Artico?



Esta es una gran victoria para millones de personas que alzaron su voz contra Shell. La campaña de Greenpeace para salvar el Ártico continuará con la pasión y más fuerza. Estamos haciendo campaña para que declaren santuario protegido a las aguas internacionales alrededor del Polo Norte y hoy esperamos estar un paso más cerca.

Nuestro movimiento está comprometido a mantener Shell y a todas las demás empresas petroleras fuera del Ártico para siempre y estamos pidiendo al Presidente Obama que aproveche esta oportunidad para cancelar cualquier perforación en el futuro y declare el océano Ártico fuera del alcance de las compañías petroleras. Este es un momento para apreciar que cuando afirmamos nuestro poder podemos ganar victorias extraordinarias en la lucha contra el cambio climático.


¡GRACIAS POR LEÉR, SUS PUNTOS Y APOYARNOS EN LA DEFENSA DEL ÁRTICO!

Shell se va del Ártico y te contamos por qué.

No comments yet.

Leave a Comment