Facebook Twitter RSS Reset

Sexo en el jardín japones.

Bueno esto es la nada que conduce a la nada, son algunos textos, cosas,vómitos de mi inconsciente traducidos a su antojo. Mis impulsos de escribir, pintar, dibujar, de hacer, solo son intentos de aliviar ese vacio inconmensurable que llevo en las entrañas, la existencia. Lo que queda son las cenizas, y un viento, son letras ordenadas como quien no quiere la cosa.

Sexo en el jardín japones.

Un tesoro. En la casa de mis abuelos encontré tesoros. Un viejo placard, mis abuelos, la materialidad del hombre que parte a nuevos mundos. Para mi hallazgos, una taza, una camisa, un sweater y una maquina de escribir. Abstraerse de un virus, el del mundo humano, parece sencillo con el sonido de una maquina de escribir, cruzar los puentes del silencio original de la palabra, el silencio es una metáfora por llenar. Cipreses en los hilos del papel, un bosque de cipreses blancos, el bosque invisible. El tiempo detenido en una hoja a las cuatro de la tarde.

Cuando los sentimientos en el aire se absorben como la piel a las gotas de agua. te siento en cada célula, inundas mi universo, tus palabras son mantras que mi mente repite con cada estrella, cada luna, me siento infinita, no te mueras nunca.

Una dinastía de soles, cuelga de tu pelo.

estas. estamos. somos.

El hueco de una afirmación, el goce de un silencio nos ensordece.

Cada hora en nosotros no repite su esencia ya fugitiva.

Completar un álbum de sentimientos coleccionable. En un futuro las emociones vacías se venderán en los kioscos de la esquina. Y yo que espero algo verdadero, ya no se que espero. ojala encuentre las figuritas que me faltan, los antiheroes troquelados.

Nos inventamos, soy porque me ves, sos porque creo que sos. Y si solo fuéramos en esa pesadilla en medio de la noche, a las 3 de la mañana cuando tomas control de mis sueños, entonces estoy demasiado dormida para verte, para mudar de piel.


Sexo en el jardín japones.

El cuerpo es, el ser no es el cuerpo, el cuerpo no es lo mismo que el ser. Y de tanto ser en esta vida yo ya no tengo mas cuerpo, ya no quiero mas cuerpo, desearía ser la invención de un sueño propio.

Cuando tu todo para mi es nada, porque en la nada me encuentro repleta. Simplifica la materia en mí, seria tu todo sin nada, hablaríamos en singular y aun así nos sentiríamos repletos.. solo de sentir. Si te encierran te escapas, pero si te encierras, la única salida es reinventarte. Solo que esta vez, te suplico no te pongas limites.

Llevamos la tragedia en la sangre, las venas hechas un nudo, donde laten mis impulsos, de vida, de muerte, quisiera ser todas esas palabras para saltar en los abismos de tu boca cuando con tu voz sentencie mi muerte en el panteón del significado.

Si no es hoy, ¿Cuando? Hoy es la palabra.

La palabra un fuego, que germina en el hueco de mis costillas, como el nogal, crecen las uñas, las ramas, el pelo, las hojas, me habitan los pájaros, y soy, soy el eco de mi nombre y el fruto. En el vació el eco perdura y me repito para ser yo cada día, hacer algo mas que sobrevivir, deseo florecer cada invierno, ser el hueso del fruto que madura al final del verano, cargado de atardeceres.

En el túnel vertiginoso del miedo, girando voy, en una tormenta de luz y los colores viran.

Tu boca me anestesia, solo quisiera dormir, enséñame a cerrar los ojos y abrir unos nuevos.En mi próximo parpadear nos escapo, lejos, mi aliento tiene sed de otras lenguas, en un lenguaje desconocido, vos hoy estas acá, cada día mas.

Subí al pino mas alto y forme con lágrimas una estrella, tome del pozo de los colores y escuche la canción del agua. Río arriba, donde nace el alma de los pájaros, entre hombres olvidados y valles solitarios, voy encontrar mi azul etéreo, y asi morir con el viento, para despertar el alma de otro día que no lleve mi sombra.

Hacer el amor en lo imperfecto, porque toda perfección me es obscena. Las palabras que son y no me sirven para nombrarte, porque sos la no-palabra, vivís en el silencio del que nace un poema suicida.

En tus ojos percibo la suave erosión de las montañas, un vuelco de sol, ese suave amarillo que todo lo envuelve, entrecielos, la urdimbre del cosmos, mo.vi.mientos de una danza inocente nos despoja del miedo y cae.

Lima

limarse

limón

limonada

estoy

limada

amarillo es el color, el aroma a esencia de limón que inunda el subte linea A.

Limón debajo de las uñas de dios, el que desgarra en su ultimo rasguño de cordura,

lo que nos queda, lo que nunca tuvimos

el derecho y el deber

el derecho y el revés,

La gente ciega cree existir haciendo ruido ahí afuera

ruido que intoxica y anestesia los instintos,

hay que

c

o

r

r

e

r

.

Tu voz es el escudo contra todas mis tristezas, el filo de un cuchillo y en la piel el grito, los pájaros brotan por las grietas.

Dibujarte la piel, amarte en colores para

inventar nuevas formas a tu medida,

constelaciones con tus lunares,

siempre hay un color que no existe.

Sexo en el jardín japones.

Si las mariposas chuparan sangre, harían un zumbido muy parecido a la música de Frank Zappa: