Facebook Twitter RSS Reset

Seis escritos propios.

Para una canción

Seis escritos propios.

Sos mi estrella

La que me quita el sueño

La que me roba el aliento

La que invade mi mente

Y me visita en sueños

La que en un segundo eterno me hace estallar en una tempestad.

Quiero ser inolvidable para vos.

Los sueños del capitán

Seis escritos propios.

El capitán siempre sueña con su barco. Con velas henchidas por el viento, con el sabor de la sal en amplias sonrisas, con un sol curtidor de rostros. Sueña con un buen puerto donde recalar. Con unos ojos que ansiosos lo esperen, con la calma después de la tormenta, con una playa agreste y solitaria. Sueña con tesoros y botellas, con escotes generosos de amor.

Pero también sueña con batallas. Con dolor y fuego, con cadáveres flotantes y lágrimas amargas. Con acero y pólvora. Sueña con océanos teñidos de rojos lamentos.

El capitán sueña y añora y desea y sufre… el capitán espera que algún día su niña vuelva para sanar sus heridas.

La flor de Europa

Seis escritos propios.

La avenida brilla de paranoia nocturna, flashes de un corazón agitado, cosquillas cerebrales para una risa espontánea.

Atrás en el tiempo quedó el abrazo a la flor de Europa, el beso, el amarla creyendo hacerla mía… cuando en realidad sólo por esta noche me dejó ser su esclavo.

Caramelo de miel

Seis escritos propios.

Caramelito de miel

ambar dulzura

pegote de amor

Dedos que se rozan

miradas cruzadas

una mueca y un adiós.

Yo quiero mi caramelito de miel

¿y vos?

Fotoadiós

Seis escritos propios.

La eternidad de un segundo de labios fundidos, la oscuridad trastoca en sepia… porque antes que la noche termine un recuerdo esto será. Una foto vieja de dos corazones que laten al ritmo del amor imposible.

Vos y yo

Seis escritos propios.

Tu cuerpo pradera

Espejo de mar y luna

Cobija,proteje,habla

Habla de placer y dolor

Marcas de amor

Ojos dulzura

Palidez y ternura

Abrazos en un útero de sábanas

Para nacer con el sol

Reímos y nos miramos y nos vemos

Nos encontramos

Nos descubrimos ajenos en cuerpos de niños

Extraños en arrugas y cabellos blancos

Nos revelamos multiplicados en luz

Cerramos los ojos

Respira la piel

Y es el aroma más dulce jamás…

No comments yet.

Leave a Comment