Facebook Twitter RSS Reset

Se podría detectar cáncer de pulmón con un android

Se podría detectar cáncer de pulmón con un android

Algunas tecnologías han evolucionado muy poco desde su nacimiento y el estetoscopio es un claro ejemplo de ello. Sin embargo, algunos expertos expresan que debe actualizarse con los nuevos avances o desaparecer dignamente y ceder su lugar a nuevos sistemas más eficaces.

Es cierto que los escáneres de ultrasonidos portátiles representan un avance importante para los diagnósticos: si con los estetoscopios es posible escuchar el interior del cuerpo humano, con estas tecnologías se pueden ver los órganos. Lo que limita un poco esta tecnología es su coste ya que uno de estos escáneres alcanza fácilmente los 6.000 euros, el tradicional estetoscopio no suele superar los 400 euros.

Aun así los avances tecnológicos no se detienen en el área de la salud.

Se podría detectar cáncer de pulmón con un androidLa empresa española Kukupia ya tiene a la venta Ekuore, un fonendoscopio electrónico inalámbrico que se conecta mediante Bluetooth a móviles e incluso altavoces y auriculares. Funciona de forma similar al aparato tradicional pero con una interesante adición: la posibilidad de grabar, almacenar y compartir el sonido auscultado que, además, se escucha con mayor claridad que en su versión analógica.

Otra propuesta más reciente consiste en un estetoscopio conectado al smartphone por USB, que aprovecha la moda de los dispositivos de bajo coste que se conectan al móvil para mejorar sus prestaciones sin necesitar más tecnología en su interior. Ha sido desarrollado por investigadores del MIT con un ojo puesto en los países en vías de desarrollo.

Diagnosticar un cáncer de pulmón requiere máquinas como escáneres de resonancia magnética que pueden costar más de 100.000 euros. Frente a esto, la tecnología desarrollada por el MIT vale menos de 50 euros: “Sólo es necesario un estetoscopio y un medidor de flujo espiratorio”, asegura. Y por supuesto un móvil Android, que puede ser de cualquier tipo.

El estetoscopio, conectado al móvil, graba las respiraciones, mientras que el medidor de flujo comprueba lo bien que el paciente expele el aire. Por último, el enfermo contesta un cuestionario con una serie de preguntas. Con toda esta información, una app emplea un algoritmo (desarrollado por los mismos investigadores) para analizar el caso y dar un diagnóstico.

La lógica indica que su fiabilidad no será comparable, pero sin duda se trata de un diagnóstico previo de lo más útil que podría ahorrar gastos innecesarios en aquellos países que menos se lo pueden permitir.

No comments yet.

Leave a Comment