Facebook Twitter RSS Reset

Se metió una Lagartija en mi casa y te lo muestro

Antes que nada, cabe destacar que vivo en Avellaneda, acá no existe el contacto con la vida animal más que con insectos, perros sarnosos y un gato de la calle que no puede ni parpadear de tan viejo que está.

Estaba tranquilo, tirado en el sillón mientras miraba Animales Sueltos.

Pará, pará. Vos me estas diciendo que estabas en el sillón? Permitime que no te crea. Explicáselo al vecino de Gral. Acha, La Pampa; al de Cutral Có, Neuquén; o al de Frías, Santiago del Estero, que te está leyendo en este momento y no tiene sillón.

Sí, estaba tirado en el sillón mirando la tele, tomando el último feca del día, cuando decido girar la cabeza hacia el Este de donde se ubica la TV y noto una sombra en la pared blanca. Lo primero que dije fue: Chau, hoy tengo que dormir en el sillón, hay una cucaracha justo sobre la arcada que tengo que atravesar para subir a mi cuarto (les tengo terrible fobia, vengan de a uno). Para mi sorpresa no era una cucaracha (como de costumbre, ya que vivo a 2 cuadras del Riachuelo), sino una tranquila lagartija.

DESCRIPCIÓN VISUAL



Es chiquita, no más de 4″ de largo (10.3cm), verde muy claro con tonos marrones. La cola la tiene cortada y parece que le creciera una nueva más negra. No soy herpetólogo, a partir de ahora no puedo dar más detalles de este pequeño reptil.

EVIDENCIA FOTOGRÁFICA




Acá la vemos desde el sillón en el que me encontraba tirado:



Se metió una Lagartija en mi casa y te lo muestro




Nos vamos acercando:

Se metió una Lagartija en mi casa y te lo muestro




Le mandé un toque de zoom porque no quería acercarme mucho y que se asustara

Se metió una Lagartija en mi casa y te lo muestro




Acá desde abajo de la arcada (sí, se ven como el orto, pero era muy chiquita y, para que salga con ese tamaño, me tendría que haber acercado a 3 cm de la misma)

Se metió una Lagartija en mi casa y te lo muestro




Ahora hay que certificarla, por lo tanto:

Se metió una Lagartija en mi casa y te lo muestro


SI NO DEJÁS PUNTOS, LA MATO

No comments yet.

Leave a Comment