Facebook Twitter RSS Reset

Se encienden las alarmas para Uruguay, China devaluó

La potencia asiática depreció 2% el yuan y eleva la incertidumbre global.

Se encienden las alarmas para Uruguay, China devaluó

El yuan –la moneda china– registró ayer su mayor caída en más de dos décadas y tocó mínimos de tres años después de que el Banco Central de ese país sorprendiera a los mercados al depreciar su moneda en casi 2%, lo que desató reacciones que algunos analistas calificaron como preámbulo de una guerra cambiaria. La autoridad describió la medida como una “devaluación excepcional” y la consideró como una reforma de libre mercado, pero, tras una serie de datos mediocres de la economía china, donde las exportaciones se desplomaron más de 8% en julio, muchos economistas dijeron que la medida busca apuntalar la competitividad de la segunda mayor economía mundial.

Se encienden las alarmas para Uruguay, China devaluó

En lo que va de 2015, China se ha consolidado como el principal destino de las exportaciones uruguayas. Hasta el 9 de agosto Uruguay había colocado US$ 949,6 millones al gigante asiático. Durante 2014, las colocaciones a ese destino sumaron US$ 1.508,9 millones. Por el lado de las importaciones, el año pasado Uruguay compró bienes y servicios a China por US$ 2.121 millones, lo que lo convierte en el principal socio comercial del país.

En el acumulado enero-julio, China fue el principal destino para la industria cárnica uruguaya con ventas por US$ 354 millones (34% del total), con un aumento interanual del 33,9%. La determinación del Banco Central chino había “generado incertidumbre y dudas” ayer en los importadores de ese país que no están acostumbrados a las fluctuaciones cambiarias, comentaron a El Observador fuentes de la industria cárnica.

Se encienden las alarmas para Uruguay, China devaluó

El economista Alfonso Capurro fue claro al identificar la medida de la potencia asiática como “negativa”. Explicó que detrás de esa determinación existe la “preocupación” de las autoridades chinas de que la desaceleración de su “economía es grande”. Recordó que hasta ayer, China venía “batallando” para mantener una moneda fuerte y estable porque pretendía que el yuan fuera parte de los “Derechos Especiales de Giro” del FMI para que sea considerada una moneda de reserva. Ese tema iba a ser abordado por el organismo multilateral en octubre. A juicio de Capurro, con la determinación de debilitar su moneda, se decidió abandonar ese objetivo.

“Ahora China es más pobre en dólares y pone una presión adicional en la baja de los commodities. Esta medida debería afectar a otras monedas asiáticas y de países emergerntes. Nadie puede garantizar que China no haga una nueva corrección. Puede ser el inicio de una nueva etapa”, alertó.

En la misma línea, la asesora económica de la Unión de Exportadores, María Laura Rodríguez, dijo que es un nuevo tema a seguir porque esta depreciación del yuan es una “mala noticia” para la competitividad con un socio relevante. Si bien reconoció que no fue un movimiento significativo, preocupa los nuevos movimientos que pueda tomar el yuan a futuro.

“Bomba” e impacto

“Fue una bomba en los mercados durante la noche”, dijo Dean Popplewell, estratega jefe de divisas de Oanda, en Toronto. “La reacción natural es intentar sentarse y descifrar los posibles escenarios”, agregó. El yuan al contado se desplomó cerca de 2%, hasta un nivel mínimo de 6,33 unidades por dólar, el más débil desde septiembre de 2012 y la mayor caída desde que la moneda fue devaluada oficialmente en 1994. Los analistas creen que la fortaleza del billete verde ante el yuan y el dólar neozelandés y australiano tras la devaluación podría hacer que la Reserva Federal no suba las tasas de interés en Estados Unidos en setiembre. Lo concreto es que los precios de las materias primas empezaron a sentir el impacto de la devaluación del yuan ayer, porque supondrá su encarecimiento para la industria china y previsiblemente reducirá su consumo.

No comments yet.

Leave a Comment