Facebook Twitter RSS Reset

Scola, abanderado de Argentina en Río 2016

Scola, abanderado de Argentina en Río 2016

Scola, la bandera argentina en Río 2016



El capitán del conjunto de básquetbol encabezará a la delegación; premio personal a un deportista de equipo

Scola, abanderado de Argentina en Río 2016

Luis Alberto Scola es el prototipo de deportista colectivo, el que piensa en el equipo antes que en sí. Cuesta encontrar una frase en la que hable de él mismo, porque siempre antepone al club o al seleccionado. Pero en noviembre casi se le escapó un anhelo personal. “Sería un logro gigante, uno de los mayores de mi carrera, por lo que representa mucho más allá del deporte en sí”, aludió a la chance de que fuera designado abanderado para los Juegos Olímpicos, en ESPNDeportes.com. Claro que en seguida apeló a su prudencia habitual: “De todos modos, hasta ahora nadie me ha dado indicios de que pueda ser, así que es un poco apresurado comentar sobre eso”.

Pues hoy puede festejar: anoche el capitán del seleccionado de básquetbol fue bendecido por el Comité Olímpico Argentino (COA) con la nominación para portar el pabellón nacional a la cabeza de la delegación en Río de Janeiro 2016, el 5 de agosto. El consejo ejecutivo del COA contiene siete miembros permanentes y 56 consejeros: la votación fue por unanimidad.

Le sobran méritos a Scola para la designación. De los que más le gustan, los de equipo, y de los individuales. Fue campeón olímpico (Atenas 2004), subcampeón mundial (Indianápolis 2002) y ganador de una medalla de bronce olímpica (Pekín 2008); campeón de la liga de España (2002), de la Copa del Rey (2002, 2004 y 2006) y de la Supercopa española (2005, 2006 y 2007), y bicampeón de América (Neuquén 2001 y Mar del Plata 2011). Posee, además, un cuarto puesto olímpico y un cuarto y un quinto lugares mundiales. Es el capitán y el máximo goleador de la historia del conjunto nacional y el tercer goleador histórico de los mundiales, y fue el máximo en Turquía 2010, y también es el mayor anotador de los FIBA Américas, en los cuales recibió cuatro premios MVP (Jugador Más Valioso); además ganó dos en la liga española (2005 y 2007) y la distinción de debutante del año en ese torneo (2000).

Pero quizás en el ambiente basquetbolístico nacional se valore tanto como todo ese currículum su entrega por el seleccionado. Luifa, que tiene cuatro hijos, siempre está disponible para vestir la camiseta albiceleste; se ausentó sólo una vez, en el FIBA Américas de 2005, un premundial, cuando la clasificación para Japón 2006 ya estaba asegurada por la medalla dorada olímpica de Atenas 2004. Y siempre encabeza al grupo con su modelo de trabajo, responsabilidad, humildad y compromiso. Antes del preolímpico México 2015 dijo que él ya no podía ser “locomotora” del plantel, pero ahí sigue, líder. “Mientras me sienta bien voy a jugar y estaré ahí para ayudar en lo que pueda”, confió en noviembre.

Varios jugadores del seleccionado festejaron en Twitter. Andrés Nocioni fue bien optimista: “Yo voy a Rio con @LScola4!!! Un honor! No faltarán las medallas con El a la cabeza!!”. Pablo Prigioni celebró con un “Que alegría!!! Va a ser muy emocionante verte llevar la bandera Argentina en Rio!!!! Muy merecido!! Felicidades!!”. Facundo Campazzo lo elogió y rió: “Tremendo capitán!!!! #ScolaAbanderado #Confirmadooooooooo #Juju”. Nicolás Laprovittola se rindió ante el ala-pivote: “No podía ser otro que el Gran Capitán #4 Merecidisimo!! @LScola4 cada día te admiro un poco más… #ScolaAbanderado”. Federico Susbielles, el presidente de la Confederación Argentina de Básquetbol, escribió: “No se por que, de repente se me vino a la memoria este abrazo… #ScolaAbanderado”. Y todos pusieron fotos del capitán con sus compañeros. Quizás el más eufórico fue el representante del Nº 4, Claudio Villanueva, quien más empujó y presionó por la nominación: “Que @LScola4 sea el abanderado en los JOlimpicos, es como si la bandera la llevara mi hijo. Emoción, alegría, JUSTICIA!!!”

Luego de la portación de la bandera por Manu Ginóbili en Pekín 2008, Luifa estuvo cerca de hacerlo en Londres 2012: quedó entre los cuatro finalistas en la votación. Ahora, en un flojo presente individual en la NBA pero con la esperanza colectiva intacta en Toronto Raptors (mañana visitará a Indiana para cerrar su serie de playoffs), y dos días antes de cumplir 36 años, Luis Scola acoge la noticia personal más linda que le faltaba a su colosal trayectoria. Y quizás se permita celebrar un logro individual. Al menos una vez.

Scola, abanderado de Argentina en Río 2016
Scola, abanderado de Argentina en Río 2016
Scola, abanderado de Argentina en Río 2016
Scola, abanderado de Argentina en Río 2016
Scola, abanderado de Argentina en Río 2016
Scola, abanderado de Argentina en Río 2016
Scola, abanderado de Argentina en Río 2016

Scola, abanderado de Argentina en Río 2016GIF

Scola, abanderado de Argentina en Río 2016

Scola, abanderado de Argentina en Río 2016GIF

Scola, abanderado de Argentina en Río 2016

Scola, abanderado de Argentina en Río 2016

No comments yet.

Leave a Comment