Facebook Twitter RSS Reset

Satelites Argentinos, No son de una Presidencia

Hola, el propósito del Post es de Ciencia y Educación , No politica.

Pero, debido a cuanta información mal usada para propaganda K, como que la Argentina solo hizo satélites en la era K, se me ocurrio este Post, para desmitificar el tema.

Si me equivoco por favot corrijanme en comentarios, la idea no es generar polemica sino que se entienda que los Satelites no son solo un plan de un gobierno, que no depende de que si es era K o no, que este es un pais, Tecnologicamente preparado para esto y mas…. sin importar la bandera politica.

Asi que por favor, comentarios politicos, les pido que los hagan en los Post sobre Politica, no en este.

Muchas gracias

Procedo a detallar un poco el tema, que fui buscando, ya que si bien, me encanta la Astronomia, no estaba al tanto de todo lo que encontre buscando informacion.

Asi que no se crean todo lo que ven en un Shout, Meme, Imagen, etc… es mas no me crean ni si quiera ami, investiguen po si mismo, que es la unica manera de aprender y poder formar una opinión.

La historia de los Satélites de la Argentina comienza en 1990 con el Lusat I, el primer satélite argentino, que fue un proyecto de radioaficionados. Después de 20 años en órbita, con la batería ya agotada, continuó funcionando.

Satelites Argentinos, No son de una Presidencia

Fue puesto en órbita por la empresa Arianespace utilizando el lanzador Ariane 4, lanzado el 22 de enero de 1990 (26 años)2 desde el Puerto espacial de Kourou, Guayana Francesa.

Un satélite con objetivos educativos construido totalmente en la Argentina fue lanzado el 10 de enero de 2007 a la mañana, a bordo de un cohete desde una base aeroespacial de la India. El armado demandó cinco años y fue realizado por investigadores de la Universidad Nacional del Comahue.

Lo denominaron Pehuensat-1 en referencia al pehuén, que es un árbol legendario y autóctono de los bosques andino patagónicos, identificado con las provincias en las cuales tiene sus sedes académicas la universidad.

Satelites Argentinos, No son de una Presidencia

Construido por 17 docentes y 44 estudiantes de la Facultad de Ingeniería de esa casa de altos estudios, fue lanzado a las 9.23 hora de India (1.53 hora argentina) en el cohete Polar Satellite Launch Vehicle (PSLV C7), desde la base de Satish Dhawan, costa este de ese país. El Pehuensat-1 llegó a su órbita tras 20 minutos de viaje, donde permanecerá, según consideraron los técnicos, «durante varios años».

El satélite pesa 6 kg, recorre la órbita a unos 640 km de altura, y viaja a una velocidad alrededor de la Tierra de 25 mil km/h. Su pequeño tamaño contrasta con la mole de más de 40 m de altura que tiene el cohete PSLV c7 que lo transportó al espacio.

Tiene una estructura con caja de aluminio tipo espacial, paneles solares en una de las caras, la electrónica dentro, el transmisor, una computadora de a bordo, dos paquetes de baterías que se recargan con energía solar y una antena encargada de transmitir a tierra los parámetros del satélite.

El SAC-A fue el segundo satélite construido por INVAP para la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE). Se trató de un aparato de demostración que tuvo como objetivo poner a prueba los sistemas ópticos y de energía, navegación, transmisión de datos y control terrestre de las futuras plataformas SAC, especialmente del satélite SAC-C.

Satelites Argentinos, No son de una Presidencia

Fue puesto en órbita por el transbordador “Endeavour” el 3 de diciembre de 1998 y excedió su vida útil de ocho meses. Finalmente cayó en octubre de 1999 (ardió en la atmósfera), dejando más de diez meses de experiencia en el almacenamiento de datos e imágenes, el apuntamiento de cámaras y otras maniobras de control desde la Estación Terrena Teófilo Tabanera ubicada en la provincia de Córdoba.

El diseño y la integración final del SAC-A duró ocho meses y el costo total de la misión fue de 15 millones de dólares.

Al finalizar con todos sus objetivos de diseño, el satélite fue utilizado por la CONAE durante otros dos meses para enseñar telemetría y control de satélites a estudiantes secundarios.

El primer satélite diseñado y construido enteramente en la Argentina que dio inicio a una nueva rama en la ingeniería del país fue el SAC-B. Se desarrolló como aparato de investigación astronómica que tenía por objeto investigar las fuentes explosivas extragalácticas de alta energía. Entre sus tareas, debía registrar eventos explosivos de rayos gamma del espacio profundo, mapear radiación X “de fondo” y analizar fulguraciones del sol.

Satelites Argentinos, No son de una Presidencia

El lanzamiento, que se realizó en 1996 en el cohete estadounidense Pegasus XL, tuvo fallas que no permitieron eyectar al satélite una vez en órbita. No obstante, los sistemas del satélite se pusieron en funcionamiento hasta que las baterías a bordo agotaron su carga.

Las agencias espaciales asociadas en esta misión, la CONAE y la NASA, destacaron que el primer SAC significó un importante avance tecnológico de INVAP, ya que permitió demostrar una plataforma satelital argentina libre de errores de diseño o defectos de construcción.

El satélite SAC-C, puesto en órbita en noviembre de 2000, es un ejemplo de un proyecto espacial de alta integración en Sudamérica. Con 460 kilogramos, lleva a bordo tres cámaras ópticas de utilidad para los sectores de la agricultura, la industria y la administración gubernamental.

Satelites Argentinos, No son de una Presidencia

Asimismo, cuenta con tres sistemas de demostración de nuevas tecnologías satelitales: dos de control y navegación y otro de recolección de datos transmitidos desde estaciones automáticas terrestres de monitoreo ambiental.

Satelites Argentinos, No son de una Presidencia

El SAC-C alberga además tres sensores científicos que relevan parámetros geofísicos, como el magnetismo terrestre o la humedad de la alta atmósfera. La multiplicidad de instrumentos para investigación básica y aplicada que comparten una misma plataforma fue provista por cinco países asociados a la misión.

El nivel de integración del SAC-C logra que estas misiones sean considerablemente colaborativas y multinacionales, reduciendo el costo de acceso al espacio.

El objetivo científico de la misión SAC-D/Aquarius es observar la Tierra con el fin de obtener nueva información sobre el fenómeno del cambio climático, mediante la medición de la salinidad superficial de los mares a escala global.

Satelites Argentinos, No son de una Presidencia

El SAC-D debe también identificar los puntos calientes en la superficie del suelo, con el propósito de colaborar en la elaboración de la cartografía de riesgo de incendios así como realizar mediciones de humedad del suelo para prevenir, mediante alertas tempranas, inundaciones y otras catástrofes naturales.

Satelites Argentinos, No son de una Presidencia

Se trata de un satélite diseñado específicamente para proporcionar mediciones mensuales a escala global de cómo varía la salinidad del agua de mar en la superficie de los océanos, dato clave para estudiar los vínculos entre la circulación oceánica y el ciclo hídrico global.

Satelites Argentinos, No son de una Presidencia

Las variaciones en la salinidad de la superficie del océano son un área clave de incertidumbre científica. Las variaciones de salinidad modifican la interacción entre la circulación oceánica y el ciclo global del agua, que a su vez afecta la capacidad del océano de almacenar y transportar el calor y regular el clima de la Tierra.

Satelites Argentinos, No son de una Presidencia

La misión SAC-D/Aquarius busca determinar cómo el océano responde a los efectos combinados de la evaporación, precipitación, el derretimiento del hielo y el escurrimiento de ríos en la temporada y entre las estaciones así como su impacto en la distribución global tanto como la disponibilidad mundial de agua dulce.