Facebook Twitter RSS Reset

San Lorenzo Campeón Argentino

San Lorenzo Campeón Argentino

San Lorenzo Campeón Argentino


El Ciclón terminó de barrer su serie ante La Unión: 87-81 para llevarse 4 a 0 las finales. La Unión la peleó, pero la calidad de San Lorenzo fue más.

San Lorenzo le puso el broche de oro a una temporada increíble y se consagró campeón de la Liga Nacional 2015/16. El Ciclón le ganó a La Unión por 87-81 en el Juego 4 de las Finales, consiguiendo así barrer la serie definitiva por 4 a 0 para quedarse con el primer título de su historia. El equipo de Julio Lamas controló treinta y cinco minutos y redondeó una campaña soñada recordando que justamente en esta temporada consiguió su regreso a la máxima categoría tras treinta años. Walter Herrmann fue la gran figura.

San Lorenzo arrancó mucho atinado. Independientemente de que el trámite fue muy parejo, el Ciclón sacó mayor provecho apoyado en su tiro exterior (buena mano de Aguirre) y utilizando la potencia de Bryan en el juego interno. El extranjero del local fue importante también conteniendo a Francis en La Unión, en un rival que se vio disminuido en la rotación sin la presencia de Konsztadt (probó en la entrada en calor pero acusó dolores, por lo que se decidió que no juegue).

Tras bajarse el telón de un capítulo que terminó 23-20 a favor de los de Lamas, San Lorenzo siguió explotando todo eso que venía simulando en los primeros diez minutos y que lo caracterizó en la serie: equipo más largo, más enchufado y enérgico que aprovechó su acierto perimetral y su potencia en la pintura para gravitar. El banco fue una buena respuesta también, porque Musso y Faggiano fueron importantes para que el dueño de casa se escape a 37-22 a menos de seis minutos del descanso.

Pero La Unión apretó, mejoró y se levantó de un flojo inicio de parcial. ¿Cómo levantó? Apostando al tiro de tres puntos que por momentos se había negado. En el mejor momento de San Lorenzo los formoseños acusaron una fuerte sequía, pero cuando encestaron un par de tiros (dos triples de Orlietti empezaron a cambiar la tendencia) se arrimaron. Llegó a ponerse a ocho (47-39), diferencia con la cual acabó el segundo periodo.

El empuje de La Unión siguió en el reinicio de las acciones, porque se siguió apostando a los lanzamientos externos y un triple de Elsener recortó la brecha a solo cinco: 53-48. Pero San Lorenzo despertó, Herrmann y Aguirre tomaron mayores decisiones y la diferencia se amplió una vez más con un parcial de 6 a 0 (59-48). Si bien hubo grandes méritos del Ciclón por tomar la posta, también es cierto que la visita perdió volumen de juego y volvió a lo que tanto acusó durante gran parte de la primera mitad: las numerosas pérdidas.