Facebook Twitter RSS Reset

Saboteo bancario en Venezuela

Este artículo sistematiza una experiencia de casi un mes en la ciudad de Maracaibo, de algunos compañeros que tuvimos que pasar por una verdadera tortura bancaria para poder realizar algunos trámites registrales que no pueden hacerse online.

Lo primero que nos llamó la atención, fue la incomprensible situación de los registros mercantiles del Saren, que inexplicablemente tienen varias planillas que se deben pagar mediante depósitos bancarios y sorprendentemente no pueden ser pagadas en un mismo banco, sino obligatoriamente en bancos diferentes, es decir unas planillas en bancos privados y otras en bancos nacionales. Y es que parece que diseñaran los procesos, con la firme intención de hacer arrechar al máximo a los usuarios.

Los bancos nacionales son los que prestan el servicio más ineficiente dentro del mercado. Es muy sospechoso que en la banca privada los mismos procesos duren hasta un 60% menos del tiempo que en la mayoría de la banca del gobierno. Las colas de los bancos privados corren mucho más fluidas que en los nacionales; esto se debe a cinco elementos que pudimos identificar: 1) En la mayoría de los privados tienen más cajas abiertas, 2) El personal de caja de los bancos privados procede con más seguridad y rapidez, 3) En los privados se realizan menos operaciones bajo cuerda (son las transacciones de amigos, familiares o pagas, que no hacen cola, 4) Los privados poseen más sucursales y están mejor ubicadas, 5) En los privados pareciera haber menos pensionados del seguro social.

Entre los bancos privados el Banco Occidental de Descuento (BOD), es quien logra que el usuario tenga menos tiempo en sus colas, es decir, el más rápido; seguido por el Mercantil, Banesco y Caribe, el más lento es el Provincial. Entre los bancos nacionales en que mejor presta servicio y es más rápido sin dudas es el Banco de Venezuela, y en los días donde no cobran los pensionados los bancos más rápido son el Banco Industrial y el Bicentenario. Donde tuvimos la peor experiencia fue en el Banco del Tesoro, sobre todo porque es el que tenía menos cajas abiertas y gestiona pésimamente el tema del cobro de pensiones. Sin embargo en casi la totalidad de los bancos nacionales pudimos observar las siguientes situaciones que nos parecen por lo menos sospechosas:

– Pocas cajas abiertas.

– Personal de caja extremadamente lento, a veces promediaban de 5 a 7 minutos por usuario.

– Excesiva conversa, risas y chanzas entre personal. Lo que provoca que uno en la cola se moleste aún más.

– Demasiadas operaciones bajo cuerda.

– En la mayoría de operaciones bajo cuerda, pudimos ver retiros de grandes cantidades de efectivo, que colocaban en cajas, bolsos o bolsas de papel por la cantidad de pacas y pasa por las narices de quienes llevamos más de una hora de cola.

– En el banco del Tesoro de calle 12 y en otros bancos, identificamos personas de tercera edad que hacían varias transacciones de terceros, aprovechando su pase rápido de tercera edad y en complicidad del vigilante; es decir bachaqueo bancario.

– En los bancos nacionales de forma sospechosa y frecuentemente se va el bendito sistema.

– También los aires acondicionados empiezan a fallar de a cada rato en las horas más calientes del mediodía. En Maracaibo, esa situación causa enormes molestias para los usuarios, sobre todo los 3 primeros días de cobro de los pensionados del seguro social.

– Falta permanente del bendito plástico.

– Dificultad para la apertura de cuentas.

– No existe trato diferenciado en la banca nacional, para los servidores públicos a la hora de solicitar tarjetas de créditos u otros servicios bancarios.

Aunque esta situación pudiera percibirse como de poca importancia, la verdad es que los usuarios de estos bancos nacionales, durante su calvario, realizan las siguientes afirmaciones: desde que este banco lo agarró el gobierno es una mierda; tenía que ser un banco de este gobierno, este gobierno todo lo vuelve mierda, en el banco “tal” no pasa esto. Esta matriz de opinión, se va sumando con otras situaciones similares de compañías nacionalizadas como la CANTV y MOVILNET, Corpoelec y otras empresas recuperadas. Esos elementos subjetivos, más lo verdaderamente pésimo del servicio, posicionan el criterio de que todo que gestiona el gobierno es de mala calidad. Nosotros sospechamos que se trata de un verdadero saboteo interno dentro de la mayoría de los bancos nacionales, sobre todo en los estados o municipios donde gobierna la oposición. Este saboteo tiene como propósito fundamental exacerbar las molestias de los usuarios para endosarle la culpa directamente al gobierno, atribuyéndole mediocridad generalizada e ineficiencia.

________________________________________________________

Si avanzo seguime, si me detengo empujame, si retrocedo matame

No comments yet.

Leave a Comment