Facebook Twitter RSS Reset

Sabías que esta monja es una de las madres de la tecnología?

Ada Lovelace, Grace Murray Hopper, Radia Perlman, Carol Shaw… Son muchas las mujeres que merecen un capítulo propio en la historia de la tecnología. Hoy recordamos un nombre: Mary Kenneth Keller, la monja que obtuvo el primer doctorado en ciencias informáticas adelantándose a todos los hombres.

Sabías que esta monja es una de las madres de la tecnología?

La historia de la tecnología no coloca a las mujeres en el lugar que objetivamente se merecen.

Sólo cuando Google decide dedicarle un ‘doodle’ nos acordamos de Ada Lovelace, que trabajó con Babbage en la llamada ‘máquina analítica’ y supo ver mucho más allá en cuanto al potencial del tatarabuelo de los computadores. Donde él solo veía números y una calculadora hasta el cuello de esteroides, ella veía un artilugio capaz de trabajar con palabras. Su amplitud de miras nos legó el primer algoritmo de la historia, las primeras instrucciones pensadas para ser leídas y ejecutadas por un ordenador. Fue la primera programadora de la historia.

Sabías que esta monja es una de las madres de la tecnología?

Tampoco se ha escrito sobre Radia Perlman, lo más parecido a una ‘madre’ que tiene internet. Seguramente también sea la razón por la que tan poca gente conoce la historia de la valerosa Grace Murray Hopper, que además de ser la primera doctora en matemáticas de Yale y desarrollar el lenguaje de programación COBOL, fue también la primera almirante del Ejército de los Estados Unidos. Y puedes dar por hecho que Carol Shaw, de haber sido protagonista de un ‘doodle’, se habría grabado en la memoria de muchos por ser la primera mujer que desarrolló un videojuego. Si creciste en los 80 es probable incluso que hayas jugado al clásico River Raid, una de sus más célebres creaciones.

Sabías que esta monja es una de las madres de la tecnología?

Pero si alguna de estas mujeres merece que su historia sea contada – por ser la más desconocida – es Mary Kenneth Keller. Así la encontramos en 1958, cuando la prestigiosa Universidad de Dartmouth rompió su regla de admitir solo a hombres para que ella pudiera trabajar en el departamento de informática.

Sabías que esta monja es una de las madres de la tecnología?

Gracias a ello pudo tomar parte en el desarrollo de BASIC, el primer lenguaje informático que trató de acercar la programación, hasta entonces solo al alcance de científicos y matemáticos, a los estudiantes y otros usuarios medios. Tal fue su influencia que está en la base de los lenguajes que Paul Allen y Bill Gates emplearon años más tarde en su sistema operativo Windows.

También fue la primera persona en obtener años más tarde, en 1965, el primer doctorado en ciencias informáticas de los Estados Unidos por la Universidad de Wisconsin-Madison.

Y si aún no te parece que la historia de esta mujer nacida en Cleveland (Ohio) es todo un ejemplo de superación debes saber que, además, era una monja. Ingresó en la orden de las Hermanas de la Caridad en 1932, con 18 años, y profesó sus votos en 1940.

Sabías que esta monja es una de las madres de la tecnología?

Y aún hay más. Tras convertirse en doctora, ya a los 51 años, la hermana Kenneth Keller siguió dedicándose a la investigación, escribió cuatro libros, fundó el departamento de informática de la Universidad de Clarke (Iowa) y lo dirigió durante veinte años, con especial dedicación a fomentar el uso de la tecnología en el ámbito educativo.

Como dice su obituario, “la hermana Keller falleció en enero de 1985, a la edad de 71 años, tras una larga y distinguida carrera”. De momento no ha sido suficiente para un ‘doodle’.

No comments yet.

Leave a Comment