Facebook Twitter RSS Reset

¿Sabes qué es el hipo? Pasa que te lo cuento.

Buen día !! les traigo una breve pero buena explicación de que es el hipo.

¿Qué es el hipo?

Siempre molesto e inoportuno, el hipo surge sin saber por qué y desaparece a los pocos minutos sin que sepamos por qué.

¿En qué consiste?

¿Sabes qué es el hipo? Pasa que te lo cuento.

El hipo se produce por una contracción brusca del diafragma, el músculo que separa el tórax del abdomen y que es el principal responsable de la respiración (cuando se contrae crea una especie de “vacío” en la caja torácica que hace que entre aire en los pulmones para compensarlo; al relajarse, empuja a los pulmones y provoca la salida del aire), junto a un cierre de la glotis.

Una contracción fuerte y repentina de este músculo origina la entrada de aire a gran velocidad, al tiempo que se cierra la glotis (parte de la laringe donde se encuentran las cuerdas vocales), haciendo que las cuerdas vocales se cierren también, originando un sonido agudo característico.

La contracción del diafragma y los músculos de la glotis es provocada por el nervio frénico (los nervios frénicos, pues son dos, el derecho y el izquierdo), que es el encargado de llevar los estímulos desde el centro respiratorio hasta el diafragma, siendo responsable, por tanto, de la respiración.

¿A qué es debido?

El hipo se desencadena cuando el diafragma se encuentra presionado por el estómago o intestino o bien cuando el nervio frénico está sobreexcitado.

La presión sobre el diafragma se produce cuando el estómago está muy lleno o se mueve mucho, es decir, al comer demasiado o hacerlo muy rápido, cuando tragamos mucho aire al comer (o tomando bebidas gaseosas) o nuestros intestinos están plenos de gases. También las comidas picantes o fuertes, además del alcohol, pueden desencadenar hipo.

La excitación del nervio frénico puede producirse por stress o nerviosismo, irritación de las vías respiratorias o cualquier alteración que afecte directa o indirectamente a dicho nervio (neumonía, pleuresía, tumores o accidentes vasculares cerebrales, etc.

¿Sabes qué es el hipo? Pasa que te lo cuento.

Sin embargo, no está aún muy claro qué produce hipo, pues todas las causas enumeradas pueden hacerlo, pero no necesariamente lo hacen (a veces si, a veces no).

¿Cómo se puede aliviar?

Existen muchos métodos caseros que se asegura quitan el hipo, algunos de lo más estrambótico, pero no hay una forma infalible de hacerlo desaparecer, ya que la supuesta efectividad de la mayoría de estos métodos no es más que como el hipo suele durar pocos minutos, se pasará rápidamente, hagamos lo que hagamos.

¿Sabes qué es el hipo? Pasa que te lo cuento.

A pesar de ello, tienen una cierta base científica respirar en una bolsa, respirar rápido y con inspiraciones cortas, aguantar la respiración, beber muchos tragos cortos de agua (aumentando la proporción de CO2 en la sangre se relaja la musculatura). También se recomienda tomar una cucharadita de azúcar o beber agua fría (ambas cosas son relajantes musculares) e incluso sufrir un susto (la excitación nerviosa y muscular se traslada a las zonas de cerebro y a los músculos responsables de la defensa o la huída).

También se habla de tirar de la lengua, frotarse los ojos, hacer estiramientos abdominales, inhalar sales de baño o comer pan muy reseco…

Curiosidades sobre el hipo

En los bebés es bastante habitual y suele deberse a la abundancia de aire en el estómago.

Cuando un ataque de hipo dura varias horas, se llama hipo persistente. Si se prolonga durante más de un día completo, empieza a ser un problema médico, de forma que se recomienda visitar al médico de cabecera a los dos o tres días de sufrir hipo constante, pues habría que comprobar si hay algún problema de salud que lo esté causando.

El médico ateniense Erixímaco recomendaba aguantar la respiración para controlar el hipo y, en caso de que no desapareciera, recomendaba provocarse varios estornudos, con los cuales el hipo se acabaría, por persistente que fuera.

El ataque de hipo más prolongado que se conoce está recogido en el libro Guiness de los récords y lo sufrió un campesino de Iowa (USA) llamado Charles Osborne, que estuvo hipando desde 1922 hasta 1988, en que, sin saber porqué cesó el ataque (no consta si visitó médicos o se comprobó la existencia de algún trastorno digestivo, sanguíneo o nervioso).

Existen varios médicos que afirman (e incluso está publicado en revistas científicas) que el hipo persistente e intratable se puede curar mediante un masaje rectal (!): se trata de introducir un dedo en el ano y frotar suavemente el recto. Así se estimula el nervio vago (nervio que recorre buena parte del cuerpo y controla desde el latido cardiaco hasta la secreción de jugo gástrico y todo el intestino), ya que está bastante acreditado que el descontrol de sus impulsos nerviosos es el responsable de los ataques persistentes de hipo.

Saludos camaradas.

No comments yet.

Leave a Comment