Facebook Twitter RSS Reset

Rusia arrojo fósforo blanco contra civiles sirios



Rusia bajo sospecha: habría arrojado fósforo blanco contra civiles sirios

De comprobarse las acusaciones hechas por organismos civiles, habría roto la Convención de Ginebra. El agente químico cayó sobre Raqqa, la capital de facto de ISI

Rusia arrojo fósforo blanco contra civiles sirios

Rusia podría haber roto la Convención de Ginebra y violado derechos humanos si se comprueba una severa acusación que pesa sobre sus fuerzas armadas. Es que organizaciones humanitarias y periodistas sirios han acusado al Kremlin de arrojar agentes químicos sobre la población civil en uno de sus tantos ataques aéreos para ayudar a la dictadura de Bashar al Assad.

Vladimir Putin, aliado de Al Assad, bombardea puntos estratégicos de Siria con el visto bueno del dictador. La excusa es combatir al grupo terrorista Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés), sin embargo la mayoría de sus misiles apuntan contra los rebeldes sirios que combaten contra el régimen. En esos ataques con aviones caza, mueren cientos de civiles.

Pero esta vez, el Kremlin parece haber traspasado todo tipo de límites. Es que según Raqqa es Sacrificada en silencio -una organización cristiana cuyos periodistas denuncias las atrocidades en Siria- Rusia empleó fósforo en sus ataques contra la ciudad. Esa ciudad -Raqqa- es considerada por ISIS como su capital de facto.

Los ataques con fósforo blanco -una sustancia química prohibida para su uso contra blancos humanos- se registran desde comienzos de noviembre, poco tiempo después de que Moscú decidiera apoyar con sus cazas al dictador Al Assad. “Sabíamos que era fósforo porque el cielo entero se iluminó y después todo fue fuego”, señaló Ahmed, un activista basado en Idlib, una ciudad al norte de Raqqa. El hecho ocurrió el pasado 13 de noviembre, y decenas de civiles sufrieron “heridas horribles”, según consignó el diario inglés Daily Mail.

El fósforo blanco es usado militarmente con dos objetivos. De noche, iluminar una zona determinada; de día, provocar una cortina de humo para desorientar al enemigo. Sin embargo, también tienen un efecto incendiario que al caer sobre población civil pueden provocar severos daños químicos en corazón, hígado y otros órganos, e incluso la muerte. Su utilización contra civiles y personal militar está prohibido por la Convención de Ginebra.

No comments yet.

Leave a Comment