Facebook Twitter RSS Reset

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas.

Sacsayhuamán, la fortaleza del puma (Perú)

Sacsayhuamán (en quechua Saqsaywaman, de saqsaw, lugar de saciarse, y waman, halcón, es decir, “Lugar donde se sacia el halcón”

 es una “fortaleza ceremonial” inca ubicada dos kilómetros al norte de la ciudad del Cuzco. Se comenzó a construir durante el gobierno de Pachacútec, en el siglo XV; sin embargo, fue Huayna Cápac quien le dio el toque final en el siglo XVI. Con el aniquilamiento de la nobleza inca desaparecieron de la memoria humana las técnicas que permitieron la construcción de esta monumental fortaleza o santuario; el cual produjo la admiración de Pizarro y sus hombres. Pedro Sancho, secretario de Pizarro, deja una primera descripción del edificio; pero la más detallada es la del Inca Garcilaso de la Vega. La “fortaleza ceremonial” de Sacsayhuamán es con sus muros megalíticos, la mayor obra arquitectónica que realizaron los incas durante su apogeo. Desde la fortaleza se observa una singular vista panorámica de los entornos, incluyendo la ciudad del Cuzco.

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas. 

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas. 

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas.

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas.

 El templo de Bayón y las caras de Buda (Camboya)

La historia, totalmente occidentalizada, ha erigido como la sonrisa más enigmática del mundo la de la Mona Lisa, sin embargo, un templo en mitad de la jungla camboyana plasmó en piedra la misma expresión entre melancólica y afortunada unos cuantos siglos antes. El templo de Bayón de la ciudad jemer de Angkor Thom, levantada en el siglo XII tras la conquista de Angkor por los Chams, posee la expresión multiplicada por 200 en sus torres y muros, todas representaciones de Buda.

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas. 

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas. 

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas.

MAYA

Deir el-Bahari, la explanada de los templos (Egipto)

Literalmente significa “El convento del Mar” y es un complejo de templos funerarios y tumbas que se encuentra en la ribera occidental del río Nilo, en el IV nomo del Alto Egipto, frente a la antigua ciudad de Tebas, la actual Luxor, en Egipto. 

En Deir el-Bahari se encuentra el singular templo de la reina Hatshepsut (XVIII dinastía), el más monumental de los construidos en el valle y único en su género en todo Egipto. La obra fue diseñada por el arquitecto Senemut, construida en forma de amplias terrazas, con edificios porticados y patio de columnas, en perfecta armonía de proporciones que se integran magistralmente con la escarpada ladera de la montaña, situada tras el templo, logrando una espectacular escenografía. El primer monumento construido en el sitio fue el templo funerario de Mentuhotep II de la XI dinastía.

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas. 

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas.

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas.

CIUDAD

 Las tumbas licias de Myra, descanso eterno en la motaña (Turquía)

En la actual Turquía, cerca de Fethiye, se levanta la que fuera una de las ciudades más grandes de la Alianza Licia, toda una OTAN del siglo I a. C., la antigua Myra, célebre por sus preciosas tumbas rupestres excavadas en la roca. Dos son las necrópolis que tallaron sus habitantes en la roca de Dalyan, siendo la más famosa la que se erige sobre el río Demre Cay, tumbas con motivos clásicos en sus arquitecturas esculpidas en la montaña y que antaño guardaron los restos de sus ricos inquilinos y sus tesoros.

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas. 

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas. 

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas.




Ruinas, tumbas y ciudades perdidas.



Palmira, la ciudad de los árboles del dátil (Siria)

Fue una antigua ciudad nabatea situada en el desierto de Siria, en la actual provincia de Homs a 3 km de la moderna ciudad de Tedmor2 o Tadmir, (versión árabe de la misma palabra aramea “palmira”, que significa “ciudad de los árboles de dátil”

. En la actualidad sólo persisten sus amplias ruinas que son foco de una abundante actividad turística internacional. La antigua Palmira fue la capital del Imperio de Palmira bajo el efímero reinado de la reina Zenobia, entre los años 266 – 272.

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas. 

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas.

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas.

RUINA

Pompeya, la ciudad que surgió de las cenizas (Italia)

El descubrimiento de Pompeya en 1748, sepultada bajo las cenizas del Vesubio en los albores de nuestra era, desató una histeria colectiva por todo lo romano. Fue el rey Carlos III, el mejor alcalde de Madrid y por aquel entonces rey de Nápoles, quien puso en marcha la arqueología tal y como hoy la conocemos. Entre sus restos, y los de Herculano, también borrada del mapa en la erupción, templos, villas y puestos se puede ver el refinamiento que alcanzaron estas ciudades. Todo un regalo arqueológico para los locos de la antigüedad, que incluso podrán ver los moldes que dejaron en la lava los cuerpos de los habitantes de las ciudades que no pudieron escapar.

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas.

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas.

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas.

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas.

 Gran Muralla China, un circuito milenario (China)

Es una antigua fortificación china construida y reconstruida entre el siglo V a. C. y el siglo XVI (Edad Moderna) para proteger la frontera norte del Imperio chino durante las sucesivas dinastías imperiales de los ataques de los nómadas xiongnu de Mongolia y Manchuria. 

Contando sus ramificaciones y construcciones secundarias, se calcula que tiene 8851 kilómetros de largo, desde la frontera con Corea al borde del río Yalu hasta el desierto de Gobi a lo largo de un arco que delinea aproximadamente el borde sur de Mongolia Interior, aunque hoy sólo se conserva un 30% de ella. En promedio, mide de 6 a 7 metros de alto y de 4 a 5 metros de ancho. En su apogeo Ming, fue custodiada por más de un millón de guerreros. 

La muralla fue nombrada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1987. Gran parte de la Gran Muralla tiene fama de ser el mayor cementerio del mundo. 

Aproximadamente 10 millones de trabajadores murieron durante la construcción. No se les enterró en el muro en sí, sino en sus inmediaciones. 

El día 7 de julio de 2007 se dio a conocer que la muralla china fue elegida como una de las ganadoras en la lista de Las Nuevas Siete Maravillas del Mundo Moderno.

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas. 



Ruinas, tumbas y ciudades perdidas.

Roma (Italia)

Si todas las ruinas, tumbas o ciudades perdidas mencionadas están algo alejadas para tu gusto, siempre te quedará Roma, capital del mundo antiguo y kilómetro cero de vestigios arqueológicos. Arcos triunfales, columnas conmemorativas, foros imperiales y el Coliseo. ¿Qué más se puede pedir?

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas.

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas.

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas.

RUINA

 Baelo Claudia, una ciudad romana a la gaditana (España)

La antigua ciudad romana de Baelo Claudia está situada en la Ensenada de Bolonia, en la pedanía tarifeña de Bolonia a unos 22 km al noroeste de la ciudad de Tarifa, en la provincia de Cádiz (España) dentro del actual Parque Natural del Estrecho. El estudio de sus restos arquitectónicos muestra su origen romano a finales del siglo II a. C., observándose ya desde esa época una gran riqueza que la convierte en un centro económico importante dentro del área del Mediterráneo. 

Hoy su perfil se recorta frente a la playa de Bolonia, una de las más salvajes de Cádiz, meca de windsurfistas y demás adictos a los deportes acuáticos y una de las mejores playas de España.

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas. 

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas. 

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas.

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas.

 La ciudadela de Sigiriya, un palacio en forma de león (Sri Lanka)

Sigiriya es un sitio arqueológico en el distrito de Matale, en la provincia Central, de Sri Lanka. Contiene las ruinas de un antiguo complejo palaciego, construido durante el reino de el rey Kasyapa (477 – 495). Es uno de los más populares destinos turísticos del país. Fue declarado lugar Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1982. 

La roca de Sigiriya es el resto de una erupción de magma endurecido de un extinto y largamente erosionado volcán. 

Sigiriya, considerada como una de las ocho maravillas del mundo antiguo, consiste en un antiguo construido por el rey Kasyapa durante el siglo 5 d.C. El sitio de Sigiriya contiene ruinas de un palacio situado en la parte superior de los roqueríos, una terraza de medio nivel que incluye la Puerta del León y el muro de espejo con sus frescos, el palacio inferior, que se interna bajo la roca, además de los fosos, muros y jardines que se extienden por cientos de metros desde la base de la roca.

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas. 

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas.

 

CIUDAD

 Meroe, la ciudad de los faraones negros (Sudán)

La pirámides nubias, más pequeñas y compactas que sus hermanas de Guiza, surgieron bajo el mandato de los faraones negros. Estos levantaron en el actual Sudán una ciudad fascinante sobre los restos de una urbe conquistada al pueblo de los napatas llamada Meroe, repleta de templos y santuarios, y con una suntuosa necrópolis con casi medio centenar de pirámides. Fue con el siglo XX y con la nueva fiebre por todo lo egipcio cuando un grupo de arqueólogos franceses se lanzó a su estudio. Aún hoy quedan muchos misterios por resolver en este territorio remoto hasta donde llegó la influencia del Antiguo Egipto.

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas. 

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas.

RUINA

 Ayutthaya, la ciudad del reino de Siam (Tailandia)

La magnífica capital del reino de Ayutthaya o Siam fue destruida en 1767 por las tropas birmanas después de casi cuatro siglos de esplendor. Hoy sus templos y palacios, nacidos de la riqueza del comercio, forman parte del Parque Histórico de Ayutthaya, a apenas 80 kilómetros de Bangkok, y son parte del listado de la Unesco como Patrimonio de la Humanidad. Un conjunto arquitectónico único en el mundo que guarda aún parte de la belleza que alcanzó esta ciudad construida frente al Chao Phraya.

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas. 

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas. 

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas.

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas.

El templo de Kailash, la casa de Lord Shiva en la montaña de Ellora (India)

El Templo de Kailāsanātha o Templo Kailash es uno de los 34 monasterios y templos que se extienden sobre más de 2 kilómetros que fueron excavados lado a lado en la pared de un acantilado de basalto en el complejo arquitectónico localizado en Ellora, Maharastra, India. Representa el epítome de la arquitectura rupestre india. Está diseñado para recordar el monte Kailāsh, morada del dios Shivá. Si bien exhibe características típicas dravídicas, fue tallada de una sola roca y construida en el siglo VIII por el rey Rashtrakuta Krishna I. 

El templo es famoso por su excavación vertical. Los talladores empezaron por la cima de la roca original y excavaron hacia abajo, exhumando el templo de la roca existente. Los métodos tradicionales fueron seguidos de manera estricta por el maestro arquitecto que no podría haberse logrado mediante la excavación por el frente. Los arquitectos que diseñaron este templo provenían del sureño reino de Pallava. Se estima que se recogieron alrededor de 200.000 toneladas de rocas durante siglos para construir la estructura monolítica.

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas. 

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas.



CIUDAD

Abadía de Whitby, sobreviviendo a la historia (Reino Unido)

La abadía de Whitby, conocida en el periodo anglosajón como Streoneshalh, es una abadía benedictina en ruinas situada junto a la orilla del mar del Norte en el acantilado oriental por encima de Whitby en Yorkshire del Norte, Inglaterra. Fue abandonada durante la disolución de los monasterios ordenada por el rey Enrique VIII. Es un monumento clasificado de grado I del English Heritage y su museo está alojado en Cholmley House.

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas.

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas. 

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas.

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas.

 El valle de los Templos (Italia)

Es un conjunto arqueológico situado cerca de Agrigento, en el sur de Sicilia. 

Agrigento (Akragas en griego) se comenzó a construir a partir del año 580 a. C. en el territorio que se conoce como la Magna Grecia; todos los templos del valle fueron construidos con posterioridad a esta fecha. La «zona arqueológica de Agrigento» está considerada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1998 y es uno de los principales destinos turísticos de la isla; comprende el parque arqueológico del Valle de los Templos y otros vestigios situados sobre la acrópolis y en diversos lugares de la ciudad. 

El término Valle de los Templos es equívoco, dado que más que un valle, las construcciones se asientan en una crestería en las montañas que rodeaban la ciudad por el sur. 

Comprende una amplia zona sagrada en la parte sur de la antigua ciudad donde se construyeron, durante los siglos VI y V a. C., siete templos griegos monumentales hexástilos en estilo dórico. Actualmente excavados y en parte restaurados, constituyen parte de los edificios griegos más antiguos y mejor conservados fuera de la propia Grecia. Sus denominaciones y respectivas identificaciones, excepto la del Olimpieon o Templo de Zeus Olímpico, se cree que son meras especulaciones humanísticas, aunque siguen siendo utilizadas habitualmente. 

Los templos mejor conservados son dos edificios muy parecidos, atribuidos tradicionalmente a las diosas Juno Lacinia y Concordia (aunque los arqueólogos creen que esta atribución es incorrecta). Ambos fueron construidos según un diseño períptero hexástilo.

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas. 

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas. 

  

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas.

El templo de Borobudur o la peregrinación budista (Indonesia)

Es una estupa budista con silueta piramidiforme relacionada con la tradición Mahāyāna, que está ubicada en la provincia Java Central de Indonesia, 40 kilómetros al noroeste de Yogyakarta. Es el monumento budista más grande del mundo. Fue construido entre los años 750 y 850 por los soberanos de la dinastía Sailendra. El nombre puede derivar del sánscrito “Vihara Buddha Ur”, que se traduce como “el templo budista en la montaña”. 

El monumento consta de seis plataformas cuadradas coronadas por tres plataformas circulares, y está decorado por 2.672 paneles de relieve y 504 estatuas de Buda.

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas. 

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas. 

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas.

MAYA

Persépolis, capital del Imperio Persa (Irán)

Fue la capital del Imperio persa durante la época aqueménida. Se encuentra a unos 70 km de la ciudad de Shiraz, provincia de Fars, Irán, cerca del lugar en que el río Pulwar desemboca en el Kur (Kyrus). Su construcción, comenzada por Darío I, continuó a lo largo de más de dos siglos, hasta la conquista del Imperio persa por Alejandro Magno.

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas. 

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas. 

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas.

CIUDAD

 Hierápolis, un baño entre ruinas (Turquia)

Un chapuzón entre ruinas, eso es lo que hacen los visitantes de Hierápolis, en la actual ciudad turca de Pamukkale. Ciudad helenística primero y luego totalmente romana, fue centro de veraneo de la élite del Imperio. En ella además se pueden visitar los restos de su completo teatro romano o el místico Templo de Apolo, donde la mitología griega situaba una de las entradas al Inframundo.

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas.

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas.

 Éfeso, helena en forma y espíritu (Turquía)

Fue en la antigüedad una localidad del Asia Menor, en la actual Turquía. Fue una de las doce ciudades jónicas a orillas del mar Egeo, situada entre el extremo norte de Panayr Dağ (el antiguo monte Pion) y la desembocadura del río Caístro y tenía un puerto llamado Panormo. Al este se hallaban la colina de Ayasoluk, con el valle a sus pies, y la población actual de Selçuk, cerca del mar, el monte Pion y el monte Coreso (actual Bulbul Dagh), a cuyos pies se encontraba la ciudad antigua. 

Fue un importante centro religioso, cultural y comercial. Actualmente sus ruinas constituyen una atracción turística importante.

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas.

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas.

Skara Brae, el pueblo neolítico (Reino Unido)

Es un extenso asentamiento neolítico, situado en la Bahía de Skaill, en la más grande de las Islas Orcadas. Consta de diez casas agrupadas, y debió estar habitado, aproximadamente, entre el 3100 y el 2500 a. C. Su importancia y su buen estado de conservación han hecho que sea declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Está considerado como el poblado neolítico mejor conservado y más completo de Europa.

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas. 

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas.

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas.

RUINA

Los castillos anasazis del Parque Nacional de Mesa Verde (EE.UU)

El parque nacional Mesa Verde es un parque nacional de los Estados Unidos, declarado también Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1978. Está situado en el condado de Montezuma, en el sudoeste de Colorado. El parque ocupa 211 kilómetros cuadrados y contiene numerosas ruinas de habitaciones y aldeas construidas por el pueblo anasazi. Destacan las construcciones realizadas en cuevas y bajo salientes de los acantilados; entre ellas Cliff Palace. 

Estos poblados de piedra, grandes y bien construidos, son el resultado de una larga ocupación durante la cual se fueron agregando habitaciones y almacenes de manera aparentemente aleatoria.

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas. 

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas. 

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas.

 

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas.

 Masada, la resistencia de una nación (Israel)

La fortaleza de Mesada conformó durante la primera guerra de Judea contra el Imperio Romano un símbolo de fortaleza y valentía, pues toda la población ante la inminete victoria de las legiones romanas, después de un largo asedio a la ciudad, decidieron suicidarse de forma colectiva antes de ser apresados. El sitio fue destruido y ocupado varias veces hasta la época de las cruzadas, cuando cayó en el olvido hasta 1806, cuando el arqueólogo alemán Ulrich Seetzen volvió a ponerla en el mapa. Hoy es es un símbolo de identidad nacional en Israel, toda una Numancia hebrea, además de formar parte de la lista de tesoros Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas. 

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas.



CIUDAD

 El Monte Nemrut, un mausoleo megalómano (Turquía)

Es una montaña de 2.134 m de altitud del sureste de Turquía, conocida por las estatuas pertenecientes a una tumba del siglo I a. C. que se encuentra en la cima. 

La montaña se encuentra a 40 km al norte de Kahta, cerca de Adıyaman. En el año 62 a. C., el rey Antíoco I Theos de Comagene mandó construir un túmulo funerario en la cima de la montaña flanqueado por enormes estatuas (8-9 metros de altura) de sí mismo, dos leones, dos águilas y diferentes dioses armenios, griegos y persas, como Hércules, Zeus-Oromasdes (asociado al dios persa Ahura Mazda), Tique y Apolo-Mitra. Estas estatuas se encontraban sentadas y con los nombre de cada dios inscritos en ellas. Ahora, las cabezas de las estatuas están esparcidas por el suelo; los daños en las cabezas (especialmente las narices) sugieren que se produjeron de forma deliberada por parte de iconoclastas. También se conservan losas de piedra con figuras en bajorrelieve que se piensa formaron parte de un gran friso. En ellas aparecen los antepasados de Antíoco, que incluyen macedonios y persas.

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas.

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas. 



RUINA

 Las fortalezas de Dejado (Níger)

Casi como ciudades bíblicas se levantan las fortificaciones cercanas a Djado en pleno Sáhara y al noroeste de Níger. Desde las alturas pueden asemejarse a una rosa del desierto, que floreció hace siglos con las riquezas de las caravanas que cruzaban el desierto.

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas.

CIUDAD

Leptis Magna, ciudad de imperios (Libia)

Leptis Magna, o Lepcis Magna, fue una ciudad importante de la república de Cartago, y posteriormente, del Imperio romano. Sus ruinas están ubicadas cerca de Trípoli en Libia. Han sido declaradas por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad, en el año 1982. 

La ciudad fue fundada por colonos fenicios alrededor del 1100 a. C., aunque no alcanzó importancia hasta que Cartago se convirtiera en una potencia del Mar Mediterráneo en el siglo IX a. C. Siguió siendo parte de Cartago hasta el final de la Tercera Guerra Púnica en el 146 a. C., y se convirtió en parte de la República romana, aunque ya desde el 200 a. C. se consideraba como una ciudad independiente.

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas. 

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas.



RUINA

Mada’in Saleh, otra ciudad excavada en la roca (Arabia Saudita)

También denominada Al-Hijr lugar de la roca

, es una antigua ciudad localizada en el norte de Hejaz (en la actualidad Arabia Saudí, a 22 kilómetros de la ciudad de Al-`Ula (árabe العلا). En la Antigüedad, la ciudad estaba habitada por thamudis y nabateos siendo denominada como Hegra. 

Algunas de las inscripciones encontradas en la zona están datadas hacia el segundo milenio antes de Cristo. Sin embargo, todos los elementos arquitectónicos restantes se fechan al período de las civilizaciones Thamudi y Lihyan. 

En 2008, la Unesco proclamó a Mada’in Saleh Patrimonio de la Humanidad, convirtiéndose en el primer lugar de Arabia Saudí.

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas. 

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas.

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas.

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas.

 Cabo Sunion, templos e historias míticas (Grecia)

Está localizado a 65 km al sureste de Atenas, en el Ática. En la antigüedad, el promontorio fue usado para divisar a los barcos que se acercaban a Atenas. 

El cabo Sunión era, según la leyenda, el lugar donde Egeo se habría lanzado al mar. Su hijo Teseo había convenido con él que si salía victorioso de su combate con el Minotauro, izaría velas blancas en su barco, mientras que si moría, la tripulación debería dejar en el barco las velas negras en el mástil. Egeo vio llegar a lo lejos el barco ennarbolando grandes velas negras, porque Teseo había olvidado izar las blancas, y desesperado se tiró de lo alto de las rocas al mar. De él proviene el nombre del Mar Egeo. 

Esclavos fugitivos, llegados de las minas de Laurión, se refugiaron aquí en el siglo VIII a. C. El cabo fue fortificado en el 413 a. C. para proteger la importación de grano a Atenas durante la Guerra de Decelia, tercera y última fase de la guerra del Peloponeso. 

El cabo Sunión es especialmente famoso por las ruinas de dos templos que dominan el mar: uno, dedicado a Atenea; el otro, a Poseidón.

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas. 

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas. 

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas.

MAYA

San Ignacio Miní, misión de los jesuitas (Argentina)

Las ruinas más conocidas de la reducción de San Ignacio Miní, una misión jesuítica fundada por el padre jesuita, hoy san Roque González de Santa Cruz a comienzos del siglo XVII para evangelizar a los nativos guaraníes, se encuentran en la actual localidad de San Ignacio, en la provincia argentina de Misiones, distantes unos 60 km de la capital provincial, Posadas.

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas.

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas.

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas.

 Volubilis, la ciudad romana más bella del norte de África (Marruecos)

Volubilis, en la actual Marruecos, fue una de las más gradiosas urbes que crecieron bajo la protección del Imperio Romano en el norte de África. Como capital de la provincia de Mauritania Tingitana, la ciudad creció exponencialmente, levantando uno de los foros más bellos del mundo antiguo. El declive empezó con la decisión del emperador Diocleciano de replegarse de la zona, siglos más tarde fue tomada por los árabes, que instalaron en ella una guarnición. Hoy, es quizá la ciudad romana mejor conservada del continente, con restos arqueológicos y monumentos excepcionales, tales como templos, arcos triunfales y villas romanas alfombradas de mosaicos.

 

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas.

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas.

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas.

 Muro de Adriano, barrera anti bárbaros (Reino Unido)

Las temidas hordas bárbaras de Britania hiceron que el emperador romano Adriano mandara levantar un muro de 117 kilómetros que aislara a los indeseables de sus nuevas y flamantes colonias. Hoy es uno de los monumentos más antiguos de las islas británicas y símbolo del aguerrido valor de los antepasados ingleses, quienes por aquel entonces no hacían uso de su tópica flema británica.

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas. 

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas. 

Ruinas, tumbas y ciudades perdidas.

MAYA

No comments yet.

Leave a Comment